domingo, septiembre 04, 2016

FILOSOFÍA Y LIBERTAD


por El Abuelo Libertario.
 La historia de la filosofía es el estudio de todas las ideas y sistemas de pensamiento racional creados a partir en que el hombre empieza a prescindir de los mitos para apoyarse en la razón. Esto se conoce como “Paso del mito al logos”.
El pasaje de lo mítico a lo racional propone dejar de lado la interpretación mitológica y religiosa del mundo, para colocar en su sitio una explicación filosófica y científica, movida por la racionalidad humana.
Así, pues, la filosofía nace con el paso del mito al logos:
-MITO: imaginación, arbitrariedad, caos
-LOGOS: razón, necesidad, cosmos.(Principio racional del universo)(Discurso razón de las cosas)
A pesar de que la explicación mítica todavía no ha desaparecido totalmente, es cierto que hoy de forma mayoritaria es la actitud racional la imperante.
Si el raciocinio, el amor al saber, y la búsqueda de la verdad del yo y del colectivo son determinantes,  ¿porque  se pretende arrinconar la filosofía y hacer de ella una asignatura marginal? Precisamente porque  supone eso;  la búsqueda incesante  de la verdad. Fueron Sócrates, Diógenes, Descartes, Marx, Sartre, Bensaïd y un largo etcétera,   los que abrieron caminos de emancipación, de libertad y de progreso.  
¿Podemos decir que hoy todas estas ideas están desfasadas, o más bien están escondidas, esperando tiempos mejores? ¿Se puede construir un nuevo mundo alejados de la filosofía, del amor al saber? ¿Se pueden  alcanzar mayores grados de libertad olvidando el pensamiento crítico? ¿No será hoy necesario como lo fue en vida de Sócrates, revisar los conocimientos que se tienen y a partir de ahí construir conocimientos más sólidos?
Nuestra  cultura es heredera de la filosofía griega y del derecho romano: El valor supremo es el orden, (sobre todo en el derecho romano) y en la ideología del orden no hay lugar para la libertad. Todo lo más, puede existir libertad de obedecer y someterse al orden.
Una de las mayores resistencias a construir la libertad es la que se encuentra en la propia persona: el miedo a tomar decisiones y asumir responsabilidades, aceptando la pereza, la timidez y la inseguridad.
Por eso se prefiere el orden establecido, su seguridad a la incertidumbre que puede acarrear el navegar por las aguas desconocidas de la libertad. La libertad implica un futuro imprevisible y sacude la garantía del orden, de la tranquilidad. Tenemos miedo a volar y preferimos el nido, al fin y al cabo el nido es algo conocido y la libertad no.
Las personas estamos programadas desde niños por las conveniencias sociales, por una mal llamada educación y por la cultura imperante. Vivimos programados y damos la respuesta esperada ante situaciones determinadas.
Tenemos programadas ideas convencionales y culturales, que tomamos como verdaderas  cuando no lo son: idea de patria, de frontera, de propiedad…
Los  seres humanos necesitamos poner en práctica la capacidad de pensar algo nuevo, de ver algo nuevo y de descubrir lo desconocido: debemos movernos fuera de los esquemas que tenemos.
Decía un psicólogo hindú: “El que piensa como marxista, no piensa; el que piensa como budista, no piensa; el que piensa como musulmán, no piensa…y el que piensa como católico, tampoco piensa. Ellos son pensados por su ideología. (Podemos ver como el mayor filosofo griego (Sócrates) cuestionaba las ideas preconcebidas de la juventud ateniense e  intentaba a través del dialogo llegar a la razón última y desmontar las ideas preconcebidas).
El mundo tecnológico que hoy vivimos se nos presenta como el mejor de los mundos. La mayoría de los ciudadanos viven o vivimos en función de alcanzar la felicidad en la posesión de los nuevos inventos tecnológicos; inventos programados, cuyo fin último no es el desarrollo integral del ser humano. Se les ha eliminado la racionalidad, la filosofía, la idea transformadora y liberalizadora que también está lo más profundo del ser humano y a cuyo fin debemos dedicar los mayores esfuerzos.
Cuando la persona es producto de una cultura, sin cuestionarse nada, se convierte en un  robot. Las normas culturales han sido estampadas como un  sello y las tomamos como algo real. Nos han enseñado formas de comportamiento que no hemos elegido, sino que son impuestas desde fuera y sólo lo que nace y se decide desde dentro es autentico y hace libre a la persona.
De ahí que la libertad asusta, nos impone miedo, porque supone romper con todo o por lo menos cuestionarlo todo.  Pero a pesar de todos los miedos, como dijo Sartre: “El ser humano está condenado a ser libre”. En la película el “Show de Truman” se refleja lo que intento decir: Un mundo donde los seres humanos son espectadores de una ficción que pasa a hacerse real y esencial en sus vidas y de un protagonista que trata de salir de la seguridad que le proporciona la ficción y busca la realidad sin saber hacia dónde le va a conducir esa realidad; en una palabra: la monotonía, el orden, la seguridad le han convertido en un ser amorfo que camina por la vida sin cuestionarse su existencia y solo empieza a ser libre cuando rompe con la ficción, con la comodidad y la seguridad de una vida programada desde espacios de poder.
Cuestionarlo todo: lo que dice el “País”, lo que dice el Gobierno o la oposición, lo que dice la Conferencia Episcopal, lo que dice la televisión, lo que dice Rajoy, Rivera, Sánchez o Iglesias, lo que dice Rouco, lo que decimos nosotros. Todo o parte puede ser verdad o puede ser mentira.  Frases famosas como: “Sólo sé que  nada sé” “Conócete a ti mismo” “La verdad te hará libre” “Pienso luego existo”. Todo esto es una búsqueda incesante que a través del pensamiento la humanidad ha venido desarrollando tratando de liberar a la persona de aquellas ataduras que los poderosos han ido tejiendo para conformar y someter un ser humano alejado de lo que hace grande al hombre como ser racional: “Su pensamiento crítico”.

PENSAR, DEEBATIR, ACTUAR. CUESTIONAR TODO, A TODOS Y A NOSOTROS MISMOS Y AL FINAL  SABER QUE LA BUSQUEDA CONTINUA.  

martes, agosto 23, 2016

DESDE LA BRUCELOSIS A LA HEPATITIS C

Por  Rufino Hernández.
Me sentía con necesidad de cambiar de chip, desconectar con la ciudad, con las tensiones que ésta provoca; por ello, aprovechando esta época estival, me vine al pueblo, a 1.130 metros de altitud, entre montañas, a las orillas del Tormes y sin televisión.
Me prometía unas vacaciones sosegadas, con libros, con paseos, con baños, en fin, desinhibiéndome, poniendo distancia con los
problemas, pero no, no ha podido ser totalmente así: en el caminar de la vida se nos deben pegar imanes invisibles que atraen los problemas.
Hablé con los ganaderos, hombres fornidos, con manos ásperas, y tez curtida. Siempre me habían impresionado los ojos de estos hombres. Sus miradas me trasmitían sosiego, paz, sentido común. En estos días esos mismos ojos se habían transformado, estaban más húmedos y su brillo era penetrante; ya no trasmitían paz, sino inquietud, ira, rabia.
Los esfuerzos de toda una vida de los más mayores, las ilusiones y esperanzas de los más jóvenes, todo, todo se había desmoronado: La Junta de Castilla y León había dado la orden de matar a toda la cabaña bovina.
Grandes y pequeños, todo el ganado vacuno ha sido sacrificado: en los saneamientos llevados a cabo por la Junta, salió una res con tuberculosis y el veinte por ciento de toda la cabaña, con brucelosis, en consecuencia, más de seiscientas vacas al matadero.
En anteriores saneamientos solamente se mataban las vacas que daban positivo a las enfermedades. Las preguntas saltan al aire: ¿Por qué ahora se mata a todas? ¿Qué intereses se esconden detrás de estos cambios? ¿Por qué tanto ocultismo y desinformación? ¿Por qué no se permiten contraanálisis? Pero lo que más indigna, no solamente a los ganaderos, sino también al que escribe estas líneas, es saber que de los animales que dan positivo en los análisis de la Junta, en los siguientes análisis posmortem que se hacen en los mataderos, sólo el doce por ciento son considerados enfermos, los demás, el ochenta y ocho por ciento se les considera aptos para el consumo humano, por lo tanto pasan a la cadena alimentaria humana.
Sin embargo, estas noticias no salen en los medios de comunicación; tampoco informan que la Junta solamente paga a los ganaderos una cuarta parte del valor del animal y que, cuando lo hace, es con tres o cuatro meses de demora.
Tampoco se informa que la Junta, en estos momentos, no tiene ningún plan de estudio de vacunas u otros medios que erradiquen las enfermedades, sabiendo, como saben, que éstas son contagiadas por la fauna salvaje: ciervos, jabalíes, corzos…
El otro conflicto que se suma a esta situación, es que la Junta no ofrece otra forma de supervivencia a los ganaderos.
Con lo que sí se llena la Junta su boca, y encima utilizando palabras y gestos engolados, es con sus “políticas activas dirigidas al mundo rural”; esto sí que sale en grandes titulares en los medios. ¡Qué contradicción! ¡Cuánta hipocresía!
Por si no me habían quitado suficiente sosiego durante esta etapa vacacional, van y me invitan a la presentación del libro de Modesto González, que trata el tema de la hepatitis C.
Unos novecientos muertos, unos novecientos crímenes causados por el Gobierno, o desgobierno que padecemos, por no haber facilitado a los enfermos una pastilla que está en el mercado,
Novecientos crímenes sin que nadie asuma responsabilidades, novecientos asesinatos sin que los otros, los de la oposición, hayan sido lo suficientemente contundentes a la hora de pedir cuentas, cárceles, ausencia de la vida pública a los irresponsables de estos desastres.
Todo esto tampoco ha tenido grandes espacios en los medios de comunicación.
Lo que es verdaderamente incomprensible, es que, a pesar de estos desastres y crímenes contra la humanidad, nuevamente tengamos que aguantar en esta próxima legislatura a muchas de estas personas en el Gobierno, y que los cómplices, bien por omisión o por votación, se escondan en el silencio.
¡QUÉ DESVERGUENZA PARA LOS UNOS, QUÉ POCO VALE LA VIDA DE LOS OTROS!
Es necesario una palanca que derribe parlamentos.
Con todo esto, se extinguieron las vacaciones sosegadas que me prometía.

jueves, agosto 04, 2016

Diario de Burgos Digital....Sigue la caida

El mes de Junio ha sido un nuevo barapalo para la edición digital de Diario de Burgos, con una caida del 10% de usuarios únicos. Desde la remodelación de su página Web, la caida ha sido constante y pronunciada resultando los peores datos  mes  a mes.
                  pincha AQUI , para ver el informe de Junio


Pincha en la imagen par ver la imagen mas grande


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner