lunes, enero 05, 2009


Nº 25 25 Perdigonazos




Editorial
25 Perdigonazos

De forma lenta pero segura hemos llegado a este número veinticinco. Unas veces con más acierto, otras con menos, pero siempre con ilusión, sabiendo que unos pocos lo leían y a veces les gustaba. Gracias por vuestra complicidad. En el remanso mediático burgales apadrinado por el editor del Diario de Burgos, se puede descubrir en la escasa prensa escrita un raro ejemplar de tipo folletín a lo largo, que prioriza con sarcasmo la triste realidad del paciente y sufriente pueblo de Burgos.
Decía Martín Lutero King que el siglo XX no le van a juzgar por las barbaries cometidas por los malos, sino por el silencio de los buenos. ¿Cuanto hemos callado y estamos callando los ciudadanos de esta tierra? Por eso es incomible que una panda de locos se decidan a CONTAR por escrito la inactividad, incompetencia e ineficacia de nuestros gestores-rectores de la cosa pública. El Perdigón que así se llama la rara ave se dedica a picotear todos los asuntos que están CONGELADOS en la ciudad MÁS FRÍA. Ahí están el desvío, la circunvalación, el hospital, el aeropuerto esperando que se aparezca la Virgen y de un empujón a lo que no son más que proyectos y previsiones porque esto no hay quien lo mueva ni siquiera Méndez y su Plan Estratégico y casi con seguridad que celebraremos los 50 números del Perdigón y a estos proyectos se unirán otros. Y seguiremos silenciosos esperando la lluvia de Abril.
No estamos muy seguros de saber lo que queremos. De lo que sí estamos seguros es de lo que NO queremos. Y no queremos la "partitocracia" reinante en la que los dos partidos andan a la greña continuamente para demostrar que uno es el malo, el corrupto, el inoperante o el miserable y por lo tanto el otro queda como el bueno merecedor de ganar las elecciones que vienen. Ante la prostitución de la política por parte de los que se dedican a ella, el pueblo se va distanciando de la clase política y pensando, con razón, que la democracia tiene que ser otra cosa distinta donde los olvidados también cuenten.
El propósito del Perdigón es DENUNCIAR los grandes errores, el empantonamiento de las instituciones, procurando pasarlo por el tamiz del humor que es lo único que les puede incomodar. –cómo decía aquel alcalde- "a mi lo que me molesta no es que me llamen cabroncete, sino el retintín con que lo dicen".Seguiremos resistiendo y dando perdigonazos, siendo la voz de los despreciados, de los ignorados y del pueblo llano. Pero siempre amparados en la ironía, el sarcasmo, la sátira o el más impuro cachondeo. En una palabra queremos vivir y luchar con alegría, que para tristes y sosos ya están ellos: "LOS INFLUYENTES".
_______________
MENEZILLOS
"La primavera está hasta los cojones del Corte Ingles"

Los ultra-conservadores de EEUU defienden la vida y la pena de muerte.

Peñafiel dice: la Leticia no está preñada, pero lo estará.

Según una investigación de los reporteros del Perdigón, los autores intelectuales del 11 M. están en la calle Génova.

Rouco Varela ha dicho: Blázquez ha ganado gracias a los atentados del 11 M.

Según la Orden Ministerial 666, queda prohibido fumar mientras se lee el Perdigón

El Rey dice que no le importaría ir a Cuba, pero el sólo, sin la Sofi. Ay, pendocillo, pendocillo.

En una entrevista a Mundo Obrero Méndez Pozo dijo: Yo estudie para "construir" un mundo mejor.

MENDEZAZO de ULTIMA HORA!!!!
Publicado en la edición nacional de " El Mundo - El Correo de Burgos
Nos cuentan que... la Semana Santa de Zamora, conocida por su austeridad y la mística de sus desfiles procesionales, ha contado este año con escenas y protagonistas que no pueden dejara de llamar la atención. Javier Mayor Oreja ya forma parte del paisaje del Miércoles Santo, donde asistió al juramento del silencio ofrecido por el alcalde, Antonio Vázquez, al Cristo de las Injurias. En la media noche del jueves santo, salio el siempre imponente desfile del Yacente que culmina con el cántico del Miserere gregoriano.
Tres persona arrastran cruces de penitencia por las calles y uno de los que penaron bajo el peso de los 30 Kilos de los maderos fue Antonio Miguel Méndez Pozo, mas conocido como Michel. El empresario vivió su particular calvario a mediados de los 90, cuando fue condenado a siete años de cárcel y ocho de inhabilitación por el conocido caso de las construcción de Burgos. Salió de la cárcel en aplicación del nuevo Código Penal. Su amistad con Aznar le originó al entonces presidente muchos disgustos. Ahora Méndez Pozo es propietario de de prósperos medios de comunicación de Castilla y León. La noche del viernes Santo registró otra escena llamativa durante el desfile de Nuestra Señora de las Angustias por el casco antiguo. Desde el balcón de su casa, el poeta y filósofo ácrata Agustín García Calvo se inclinó para tocar la cruz del paso, igual que los devotos tocan el manto de la virgen. ¡¡¡QUE CRUZ DIOS MIO, QUE CRUZ!!!


______________________________
RECOMENDAMOS LEERLO.
NO TIENE DESPERDICIO


Amigos perdigoneros: Estos hechos que relatamos a continuación casi seguro que no los conozcáis. Están recogidos del libro de Gregorio Carmona Uran titulado "Historia de las viejas Ruas Burgenses" en una edición de 1954 de la imprenta Aldecoa de Burgos. En el se narra el asesinato de un gobernador por una parte del pueblo de Burgos motivado por unos documentos. En estos momentos en que también Castilla y León está en litigio con Cataluña por los documentos que como botín de guerra guarda el Archivo de Salamanca y que esperamos no acaben como acabo lo que a continuación relatamos. Por último, vamos a ocuparnos de un episodio sangriento en el que se mezclaron las pasiones políticas y tuvo como epilogo la muerte violenta de la primera autoridad de la provincia, que sucumbió a manos del pueblo exaltado cuando cumplía un mandato del Gobierno.
Con el triunfo de la revolución de septiembre del año 1868 formóse un Gobierno provisional del que formaba parte como ministro de Fomento don Manuel Ruiz Zorrilla, que tenía proyectado desarrollar un programa completo de iniciativas y reformas. Impulsó éste a su manera y decretó la libertad de la enseñanza, y, entre otras medidas, dispuso que el Estado se incautase de todos los archivos, bibliotecas, gabinetes, objetos de ciencia, arte y literatura existentes en las catedrales, cabildos eclesiásticos, abadías y Ordenes militares, en virtud de un Decreto dado en Madrid el 1 de Enero de 1869, por el cual se ordenaba que el día 25 de Enero los gobernadores civiles o la autoridad superior civil de las poblaciones en que existan iglesias, catedrales, colegios, monasterios, ect., se personaran, en nombre del Gobierno provisional, en dichos edificios acompañados de un individuo por cada uno de los cuerpos de bibliotecarios, archiveros y anticuarios, que oportunamente se pondrían a sus órdenes, o, en defecto de éstos, de una persona notoriamente ilustrada elegida por la misma autoridad. La incautación comprendía los libros, impresos o manuscritos, reunidos en colección o bibliotecas, los códices, vitelas, documentos, láminas, sellos, monedas y medallas y cualquier objeto artístico o arqueológico que sirva para enriquecer las bibliotecas, archivos, museos o colecciones que puedan dar a conocer la historia de las ciencias y las letras españolas en sus diversas épocas. Quedaban exceptuados los objetos de inmediata aplicación o frecuente uso en el culto y los que se guardaban dentro del recinto desti- nado al mismo, y esperaba que los gobernadores y los comisionados resolviesen con celo, prudencia y patriotismo las dificultades que se presentasen en la ejecución de las disposiciones exigidas. Como se puede apreciar por lo expuesto, las órdenes del ministro eran terminantes. Y, por cierto, arbitrarias por un incalificable abuso de autoridad, ya que el Poder público no es quien para allanar los templos de Dios y sus dependencias con el achaque de una incautación que tiene, en este caso, todas las agravantes de un despojo con sus puntas y ribetes de sacrilegio. Representaba a la sazón al Gobierno en esta provincia el gobernador civil don Isidoro Gutiérrez de Castro, persona enérgica y culta.
Había nacido en Jerez de la Frontera en 1824, de padres oriundos de la provincia de Santander, y disfrutaban de una posición económica desahogada. Se educó en el colegio de Padres escolapios de Archidona y a los quince años sus padres le enviaron a Inglaterra, donde completó su educación en un colegio de Jesuitas. Hizo frecuentes viajes a Irlanda, Escocia, Francia, Bélgica y Alemania, especializándose en idiomas, y en 1852 se estableció en su ciudad natal. A raíz de la revolución de 1854 comenzó a mezclarse en la política, y fue redactor de El Diario de Jerez durante dos años. En 1857 fué nombrado por O'Donnell secretario del Gobierno Civil de Avila, pasando al de Córdoba, en el que continuó hasta la caída del gabinete del duque de Tetuán, presentando la dimisión.
A los pocos días del alzamiento de Cádiz fue nombrado gobernador de la provincia de Burgos, y aquí se hallaba recopilando datos para publicar la historia de la revolución de Inglaterra cuando le sorprendió el Decreto de Ruiz de Zorrilla, y no vacilando en cumplirlo que se le mandaba, lo puso en práctica, pero no se le ocultaba la resistencia que podía oponerle el pueblo. El lunes 25 de Enero, por la mañana, era el día designado para realizar la visita de inspección, para lo cual el señor Gutiérrez de Castro, acompañado del secretario del gobierno y del jefe de Orden Público señor Mendivil, se dirigió a la Catedral, donde le esperaban el señor deán y tres canónigos, y reunidos todos se dirigieron al archivo.
Mientras tanto corrió por la población la noticia de que el gobernador civil pretendía apoderarse de las joyas de la Catedral. El pueblo, excitado por la noticia, en que se mezclaban las palabras saqueo y despojo, fue acudiendo a las inmediaciones del templo, congregándose una enorme multitud que se mantuvo en actitud expectante. El Ayuntamiento, la Diputación y los Voluntarios de la Libertad, temiendo la posible excitación popular, se personaron en la Plaza del Sarmental, teniendo necesidad para entrar en ella de abrirse paso a viva fuerza entre la multitud. La presencia de la autoridad en la forma que lo hizo solivianto al pueblo, que inmediatamente entró en el templo y en los claustros.
Avisado el gobernador de lo que ocurría, decidió descender al claustro e intentó dirigir la palabra a los amotinados para persuadirles que abandonasen su actitud de injustificada protesta, pero todo fue en vano, y entonces un grupo, a los gritos de "¡Viva la Religión y Carlos VII!", se arrojó sobre el gobernador, que, ante aquella inesperada agresión, no tuvo tiempo de huir ni de defenderse. El jefe de policía señor Mendivil, popular matador de toros burgalés, huyó despavorido, penetró en el templo y se ocultó en un confesionario.
Acribillado de heridas el señor Gutiérrez de Castro, cayó al suelo y entonces los amotinados, sin tener en cuenta el lugar sagrado donde se encontraban, le ataron una faja encarnada al cuello y tirando de ella le sacaron del templo catedralicio, arrastrándole por las escaleras de la Puerta del Sarmental, y de esta forma le llevaron hasta la plaza, donde quedó muerto, entre el griterío de la muchedumbre contra la primera autoridad provincial, destacándose por sus insultos las mujeres. Intervinieron los Voluntarios de la Libertad y, auxiliados por fuerzas del Regimiento de Caballería de Bailén, despejaron la plaza de amotinados, que huían en todas las direcciones, eludiendo la responsabilidad del sangriento suceso. El cadáver quedó desfigurado de un modo horrible y fué conducido a la Casa Consistorial, donde se podía ejercer con más facilidad su vigilancia.
Intervinieron las autoridades militares en este hecho, instruyendo las oportunas diligencias, y practicaron numerosas detenciones, prestando declaración el arzobispo Rodríguez Yusto y otros muchos; pero se enmarañó de tal forma el proceso que solamente fueron condenados a presidio tres personas de inferior categoría y tres canónigos, que pronto fueron indultados.
Este hecho de la historia de Burgos que algunos, muchos, tratan de tener silenciado, puede volver a producirse, bien sea en Burgos o en Salamanca. Claro está, que el grito detonante de entonces "¡Viva la Religión y Carlos VII!" hoy sería ¡"Viva Tierra Comunera y nuestro Caudillo Aznar!".
_____________________________
3% o un poquito más
Si realmente esto fuera una democracia, los representantes del pueblo no deberían situarse por encima de este. Algunos estamos artos de ver como Diputados, Ministros, Senadores tienen unas prebendas que antes de ser elegidos no tenían. Inmunidad Parlamentaria, sueldos superiores a los que tenían antes de ser elegidos, dietas por asistir a comisiones, viajes gratis y un largo etcétera. Pero no solo se conforman con esto, sino, que vemos, como la corrupción se ha ido instalando en casi todos los partidos. La acusación de Pascual Maragall del 3% es algo que todos sabíamos, incluso se quedó corto. Decirlo un partido que no es ajeno a la corrupción debió esconder algo más allá de tal acusación.
Algunos aseguran que esta acusación pretendió esconder el escándalo del Carmelo. Algo de cierto debió de haber, ya que a raíz de esto el problema del Carmel pasó a segundo termino. Esta forma de actuar que tan bien manejó y sigue manejando el Partido Popular, sirve también para otros partidos. Es decir; una mierda se limpia poniendo encima otra mierda más grande y si la mierda más grande no sirve se forma una Comisión de Investigación, controlada y dirigida por ellos mismos, con lo cual date por jodido. Pero volvamos al problema de fondo es decir la corrupción. En una noticia aparecida en el País de 17-3-05 decía: "Un informe asegura que la construcción es el sector más corrupto del mundo".
Esta noticia avalada por la ONG Transparency Internacional (TI) continuaba. "El mercado de la construcción (del que algo sabemos en esta ciudad) que engloba tanto las infraestructuras de transporte, como las centrales eléctricas y el alojamiento privado alcanza cada año unos 2.400.000 millones de euros en todo el mundial. TI calcula en el 10%, es decir 240.000 millones de euros, el total de los sobornos.
Esta acusación que va dirigida a Empresas, Corporaciones, Partidos, Ayuntamientos etc., es algo estructural generado por el propio sistema y lo peor de todo es que nos estamos acostumbrado a admitirlo como un mal menor, y muchas veces se justifica diciendo que todos haríamos lo mismo. Pues bien señores, todos NO haríamos lo mismo, los de TI, los que hacemos este perdigón, nos negamos a aceptar esto, a que las cosas tengan que ser como son, a que nuestro silencio sea cómplice de tanta basura. Nos negamos a votar a unos partidos, que han denigrado el ejercicio noble de la política. Nos negamos a silenciar la palabra acusadora a tantos hipócritas de traje de Armani que van ensuciando la tierra y la vida. Pero a una cosa no nos negamos; a seguir luchando para que los ciudadanos y la sociedad tengamos un control efectivo sobre los corruptos y los corruptores y sobre todo luchar por crear espacios de generosidad política. Decían en el mayo del 68 "O COMBATES LA CORRUPCION, O ACABARAS FORMANDO PARTE DE ELLA". Tú eliges.
El abuelo Libertario
_________________
LA ESTATUA
Se la llevaron de noche, como si la estuvieran robando. Estos del PSOE, con tanto talante, van a terminar acobardados. Dice Tomasito: Cuando paso por tú parque no necesito cuchillo, y esa estatua que tú tienes me la meto en el bolsillo. La ministra se quiso hacer la flamenca, si, pero el traje de lunares se le puso perdidito con las cagadas de las palomas. La mayoría del mundo sabe que a Franco y a su caballo se les debe de enseñar la tarjeta roja al estilo Guruceta, como si estuvieras llamando a un taxi, pero la ministra no, la ministra se quiso hacer la chula delante de Carrillo, al que homenajeaban unas calles más arriba, y retiró la escultura con nocturnidad y medio acojonada. Y se quedó tan contenta la ministra, cantando encima aquello de en Aragón Agustina y en Cádiz la Lola, demostraron al mundo ser españolas.
Preguntan a Pepe Blanco, a Bono, a Caldera, a cualquiera, y responden lo mismo que contestó Manolo Caracol una noche que había echado el cierre en los Canasteros y alguien puso una porno; de pronto, y a oscuras, sonó y sonó el teléfono. Hasta que uno dijo: Manuel el teléfono. Y Manuel: que lo coja Gila.
Así Zapatero: que conteste la ministra. La estatua de Franco es poco tema para el presidente, que no ha dicho esta boca es mía. Ocupado como está en asuntos globalizadotes, ensayando posturas solidarias, no le queda tiempo para menudencias tales como hacerle un diurno y educado corte de mangas a Franco.
Tan ocupado anda Zapatero, que no se percata de que los ademanes sonrisores le ponen las cejas puntiagudas y bocabajo. Como la gente de las estatuas.
Kuachan


Vida a pesar del capitalismo: eso quiere decir que no podemos esperar para vivir. La izquierda tradicional está centrada en la espera. Los partidos socialdemócratas nos dicen: "esperad hasta las próximas elecciones, entonces llegaremos al poder y las cosas serán diferentes". Los partidos leninistas dicen: "esperad la revolución, entonces tomaremos el poder y empezará la vida". Pero no podemos esperar. El capitalismo está destruyendo el mundo y no podemos esperar. No podemos esperar hasta que llegue la siguiente larga oleada de la siguiente oportunidad revolucionaria. No podemos esperar a que llegue el momento idóneo. Tenemos que rebelarnos ahora, debemos vivir ahora.
La izquierda tradicional utiliza el concepto capitalista del tiempo. Según este concepto, el capitalismo es un contiuum, tiene una duración, estará ahí hasta el día en que llegue la revolución. Es esta duración, este continuum, lo que tenemos que romper. ¿Cómo? Rechazándolo. Entendiendo que el capitalismo no tiene duración independiente de nosotros. Si actualmente existe el capitalismo, no es porque fue creado hace 100 ó 200 años, sino porque nosotros (los trabajadores del mundo, en sentido amplio) lo creamos hoy. Si no lo creamos mañana no existirá.
El capital depende de convertir lo que hacemos en trabajo alienado, de convertir nuestra vida en supervivencia. NOSOTROS HACEMOS EL CAPITALISMO. El problema de la revolución no es abolir el capitalismo, sino dejar de hacerlo.
¿Cómo dejamos de hacer el capitalismo? ¿Cómo podemos rechazarlo, decir ¡Ya Basta! ¡Que se vayan todos!? El rechazo es el primer paso para pensar en el cambio social radical. Vivimos en un mundo en el que la humanidad corre hacia el abismo de su propia destrucción. ¿Cómo decir NO? ¿Cómo romper el continuum, romper la historia, romper el tiempo, cómo negarnos a sobrevivir y empezar a vivir, cómo infundir a nuestras vidas una intensidad que rompa la monotonía gris del capitalismo?. Esta es la primera temporalidad de la revolución, la temporalidad del ¡Ya Basta!. Una temporalidad de impaciencia e intensidad y de revolución aquí-y-ahora, porque el capitalismo es insoportable, porque no podemos seguir generando nuestra propia destrucción. Esta es la temporalidad de la certeza, porque no puede haber ninguna duda de nuestro NO al capitalismo. Es también la temporalidad de la inocencia, del NO simple y sin complicaciones.
______________
CANCIONES DE INOCENCIA Y EXPERIENCIA.
Pero existe también una segunda temporalidad. Para dar fuerza a nuestro rechazo, tenemos que reforzarlo con la construcción de un mundo alternativo. Si nos negamos a someternos al capital, tenemos que contar con alguna forma de vida alternativa, y esto implica la creación paciente de otras formas de organizar nuestra actividad, nuestro hacer. Los zapatistas dicen "¡Ya Basta!", pero también dicen "Caminamos, no corremos, porque vamos muy lejos". Los mejores grupos piqueteros de Argentina dicen "¡Que se vayan todos!", pero también insisten mucho en seguir sus propios ritmos, sus propios tempos de creación de una sociedad alternativa, una forma alternativa de hacer las cosas. Si la primera temporalidad es la de la inocencia, ésta es la temporalidad de la experiencia. Es la temporalidad de la construcción de nuestro propio poder, nuestro poder-para, nuestro poder para hacer cosas de forma diferente.
Construir nuestro propio poder-para es algo muy diferente a tomar o hacerse con el poder. Si nos autoorganizados para organizar el poder, para conseguir el poder estatal, entonces inevitablemente nos metemos en la lógica del poder capitalista, adoptamos formas de organización capitalista que imponen divisiones, divisiones entre líderes y masas, entre ciudadanos y extranjeros, entre lo público y lo privado. Si nos centramos en el Estado y en la consecución del poder estatal, reproducimos inevitablemente dentro de nuestras luchas el poder del capital. La construcción de nuestro propio poder para implica construir diferentes formas de organización, formas que no sean simétricas a las formas del capital, formas que no separen ni excluyan. Así pues, nuestro poder no es sólo un contrapoder, no es un reflejo del poder capitalista, sino un antipoder, un poder con una lógica totalmente diferente -y una temporalidad distinta.
La temporalidad tradicional, la temporalidad de la toma del poder, tiene dos pasos: primero esperar y construir el partido, entonces habrá una revolución y de repente todo será diferente. Nuestra temporalidad, la temporalidad de la construcción de nuestro anti-poder también incluye dos pasos, pero éstos son exactamente lo contrario. Primero: no esperar, rechazar ahora, abrir un agujero, una fisura en la textura de la dominación capitalista ahora, hoy. Y segundo, a partir de estos rechazos, de estas fisuras, construir un mundo alternativo, una forma diferente de hacer las cosas, unas relaciones sociales diferentes. En este caso no puede haber un cambio repentino, sino una lucha larga y paciente en la que la esperanza resida no en las próximas elecciones ni en la toma de Palacio de Invierno, sino en la superación de nuestro aislamiento y la puesta en común con otros proyectos, con otros rechazos que van en la misma dirección. Esto supone no sólo vivir a pesar del capitalismo, sino vivir en-contra-y-más-allá del capitalismo.
Implica una concepción intersticial de la revolución, en la que un mundo nuevo, un mundo comunismo, comunismo, crezca en los intersticios de y en oposición al capitalismo. No existen normas sobre cómo construir un nuevo mundo, no hay ningún modelo que podamos seguir.
Aquí no hay certezas. Es inevitablemente una cuestión de experimentación e invención. Detrás del NO de nuestro rechazo al capitalismo neoliberal hay muchos SÍes. La fuerza que hay detrás de estos Síes es un impulso hacia la autodeterminación. La autodeterminación sólo puede ser un proceso social, el resultado de coser procesos colectivos de autodeterminación, de entretejer consejos, comunas o asambleas. Pero no es sólo una cuestión de deliberaciones (de cómo tomamos las decisiones), sino que es también, y por encima de todo, una cuestión de cómo organizamos nuestro hacer, nuestra actividad, de forma que vaya contra-y-más-allá del capital. Y no sólo contra-más-allá del capital, sino también contra-y-más-allá del valor, contra-y-más-allá del mercado y de los ritmos y disciplinas que impone. Esta es la parte más difícil de la reflexión sobre cómo podemos crear y estamos creando un nuevo común, un nuevo comunismo.
El camino está lleno de dificultades y de incertidumbres y exige mucha paciencia. Pero no deberíamos ponerlo todo patas arriba. La idea tradicional de revolución nos dice que contengamos nuestra impaciencia, que la subordinemos a la paciente construcción del partido.
Pero no queremos caer en esto, porque mata al movimiento de aburrimiento. Nosotros también tenemos dos temporalidades: la temporalidad del impaciente ¡Ya Basta!, ¡La revolución aquí y ahora!, y la temporalidad de la paciente construcción de otro mundo. Pero en la concepción tradicional, la impaciencia se subordina a la paciencia, y en nuestra concepción esto debería ser al contrario; la paciencia existe para dar fuerza a la impaciencia del rechazo, no para subordinarla. La sabiduría de la experiencia no está ahí para contener la rabia de la juventud, sino para reforzarla.
El movimiento está compuesto por canciones de inocencia y experiencia. Las dos tienen su espacio. Normalmente domina la voz de la experiencia, pero quizás sea la de la inocencia la que debiera llevar la voz cantante.

John Holloway (amigo del Perdigón)

__________
Entrevista

Estamos realmente contentos. No solo por ser este el nº 25, sino por haber conseguido que el diario más prestigioso de la ciudad el "DIARIO DE BURGOS" y el "Perdigón" estén en el camino del entendimiento y la comprensión mutua. Las conversaciones que tuvimos con su Editor D. Antonio Miguel Méndez Pozo y su director D. Vicente Ruiz de Mencía, darán como resultado una mejor y más elaborada información que redundará en beneficio del pueblo burgalés. Esto que hace un año parecía imposible, hoy ante la próxima jubilación de D. Vicente Ruiz de Mencía, este ha decidido abrirnos su corazón y sin tapujos contarnos en esta entrevista sus anhelos, sus pasiones y sus visiones de hombre de prensa, radio y televisión. Con voz entrecortada nos dice: "Quizás esta sea la última entrevista que conceda. Preguntad lo que queráis, contestaré a todo, aún sabiendo que sois competidores y poco de fiar. Pero que vamos hacer, así empecé yo".

P.- Sr. Mencia después de estos años de fiera competencia entre el Perdigón y su Diario. ¿Qué valoración hace usted?
Sr. R.M. No cabe duda que la presencia del Perdigón en la sociedad burgalesa ha supuesto una baja considerable de ventas en el Diario de Burgos. Podemos calcular que han sido decenas de miles de ejemplares los diarios que hemos dejado de vender. De haber seguido en esa línea de confrontación nos hubiésemos vistos obligados a una reducción de plantilla. O quién sabe si al cierre del mismo. De momento teníamos preparados unos bonos de apoyo, que esperamos después de este acuerdo no tener que hacer uso de ellos.

P.- La verdad Sr. Mencia, no éramos conscientes del daño que estábamos haciendo a su diario.
Sr. R.M. Pues hay que pensar las cosas antes de hacerlas. Ustedes pueden dar el Perdigón regalado, sin cobrar, dada la subvención de más de un millón de euros que tienen y encima las esquelas (que es donde más queda) ustedes las tiran de precio. Hay que ser serios.

P.- Nosotros Sr. Mencia, serios somos. Nuestra revista siempre ha tenido como reflejo de buen hacer el Diario de Burgos. Nos gustaría que usted nos contase cuál es el secreto de su diario, para que rellenando 80 páginas no digan nada.
Sr. R.M.- Nosotros no somos un diario idiologizado como ustedes. Somos plurales, lo mismo cabe una cosa como la otra, como dice nuestro editor D. Méndez Pozo: una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Con este lema y metiendo mucha foto que es lo que la gente quiere, llegamos a las 80 páginas y por descontado sin faltar a las personas de mayor rango, no como hacen otros.

P.- Hombre, Sr. Mencía faltar, faltar, nosotros no faltamos. Fíjese el trato tan delicado que siempre hemos dado a los 40 Cónsules.
Sr. R.M.- Pues, ¿quién coño fue el que saco ese cartelote con una foto de D. Méndez Pozo y de los 40 Cónsules y que rezaba "ALIBA-BA Y LOS CUARENTA LADRONES."?

P.- Se dice por ahí que fueron los de Falange Autentica. Volviendo al tema Sr. Mencía ¿No cree usted que el éxito de su Diario, aparte de no meterse con nadie, es que oscila muy bien entre la derecha y la izquierda, dependiendo como sople el aire?.
Sr. R.M.- ¡Pero, qué derechas ni qué izquierdas!. Hoy no hay diferencias. La ideología ya no cuenta. Miren ustedes un partido hace 10 proyectos, el otro también, el uno subvenciona 10 ONGs, el otro otras 10, el uno cobra el 3% el otro también. La cosa ya no es como hace 100 años cuando este Diario empezó, que los socialistas y anarquistas querían aniquilar la iniciativa privada, la prosperidad, el buen hacer de los empresarios, hasta se intento que los curas fuesen obreros y sindicados. Gracias a Diarios como el nuestro se consiguió hacer entrar en razón a estas hordas y hoy podemos decir con orgullo que la lucha de clases está superada y que los ricos y menos ricos forman una sola familia.

P.- ¡Que bien se explica usted D. Mencia!. ¡da gusto escucharle!, ¡qué clarividencia la suya!. Con razón quería llevarlo el Washington Post
Sr. R.M.- No me voy a ir al Perdigón. Uno lucha en la vida para superarse, para entrar en el club de los mejores. Muchas han sido las ofertas que me han hecho, pero el Diario de Burgos es carne de mi carne. Si no fuese por el daño que le ha hecho el Perdigón, hoy estaríamos entre los cinco primeros del mundo.

P.- Tenemos una duda: ¿cuál es la formula para que el pueblo burgalés se parezca al diario, como el diario se parece al pueblo burgalés?; es decir los dos sosos y parados en la historia.
Sr. R.M.- Nosotros no podemos ir dando perdigonazos por ahí. Nuestra información es una información, pausada, reflexiva, documentada, contrastada, sosegada y elaborada por los mejores reporteros del momento. Este modo de hacer llegar la noticia, puede dar la impresión de sosa pero nada más lejos de la realidad. Como le dije antes "una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa".

P.- El Diario que usted dirige ha vivido los momentos que han hecho historia en esta ciudad ¿Cuáles han sido para usted los momentos cumbres?
Sr. R.M.- Sin lugar a dudas el mayor impulso que ha conocido esta ciudad es la llegada de D. Antonio Miguel Méndez Pozo a las más altas instancias de la economía y la literatura. Su nombramiento como Prior de los Cónsules, Prior de las Reales Cámaras de Comercio, Industria y Navegación, Prior de la Prensa escrita, Prior del Plan Estratégico, Prior de la vivienda protegida y de la otra y cómo no Prior y benefactor de los Amigos del Ferrocarril. Esto que parece poca cosa para una ciudad como Burgos, es mucho. Y podía haber sido mucho más, si las envidias de los socialistas no le obligan a coger los dos años de vacaciones que se pasó a la sombra de una sombrilla.

P.- Y a nivel político ¿Cuál considera usted que son los avances más importantes?. Sr. R. M.- Se han hecho cosas muy importantes. En la época del Alcalde Peña, los San Pedros eran tanto o más que los San Fermines, de un colorido impresionantes, nada más ver los artículos que sobre ellos escribió Paco Umbral. La época de Olivares fue poco lucida, careció de proyectos, quizá lo mejor fueron los fuegos artificiales del primer año de mandato y los quince días que estuvo de Alcaldesa Lourdes Martín que pasarán a la historia como la primer Alcaldesa de la ciudad.

P.- Y del alcalde actual D. Aparicio ¿Qué nos dice?
Sr. R. M.- Es pronto para decirlo, pero tenemos el presentimiento de que las cosas van por muy buen camino. Si consigue que el aeropuerto, la circunvalación, el desvío, el hospital, el museo, el Palacio de Congresos, el Puente, el bulevar, el carril bici y los cuarenta aparcamientos públicos sean una realidad, habrá hecho más que los últimos diez alcaldes juntos.

P.- Pero: ¿todo esto en este mandato?
Sr. R. M.- ¡Como va a ser en este mandato!. Con que en este mandato se ponga a una Plaza el nombre de San Escriba de Balaguer que ya esta aprobado, nos daríamos por contentos.


P.- Sr. Mencía: Si a esto unimos los proyectos que su Jefe D. Méndez Pozo y los 40 Cónsules han elaborado dentro del Plan Estratégico, Burgos ya no será Burgos, que será la misma Washington que tiene Obispo que es del OPUS y también Plaza Mayor.
Sr. R. M.- No tanto, pero se acercará bastante. Sólo hace falta que el Colegio de Arquitectos colaboren y estén callados, para que el concejal Lacalle pueda hacer su trabajo.

P.- Hombre D. Mencía; que pagar siete millones de euros a un despacho de arquitectos de Suiza es muy fuerte. ¿Cómo no se van a quejar los arquitectos de Burgos?.
Sr. R. M.- Pero bueno, es que la ciudad no se merece eso y más. Seamos serios. La crítica es buena, pero es, cuando es constructiva, como la que hacemos en el Diario. No la que hace el Correo, sacar artículos sin contrastar su procedencia.

P.- D. Mencia, cada vez nos damos más cuenta de lo que supone su Diario para la ciudad. De todas las maneras la popularidad del Alcalde Aparicio está muy baja. Si no llega a ser por su Diario que le saca en todas las hojas, tratando de hacer ver que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.
Sr. R. M.- No podemos menos que echar una mano. Es un hombre con demasiados cargos. Muy solicitado en las altas esferas, dada su trayectoria y su valía. Ayudarle a llevar la carga, no solo a él, sino a toda la corporación es algo que deberíamos hacer todos los medios incluido el Perdigón, que la verdad sea dicha no hacen ustedes mucho por ganarse la subvención.



P.- Es que somos poca gente y dos están haciendo un curso de literatura.
Sr. R. M. Pues para meterse con la gente parecen ustedes un millón.

P.- Joder, Sr. Mencia; que nosotros nos metemos para que la gente espabile y no este esperando que los problemas se resuelven con lamentaciones. El Perdigón quiere el bien de la ciudad. Que nosotros somos honrados, que no queremos ni 3% ni nada. Lo que nos den de buena fe y nada más.
Sr. R. M.- Pues a ver si es verdad. Que siendo sumisos y obedientes ganarán más que metiéndose con la gente. ¿A donde les ha llevado los perdigonazos que han venido dando;? a ninguna parte. Dejen que la ciudad la dirijan, los que la tienen que dirigir y ustedes sigan con el Perdigón, pero haciendo la prensa que ahora se hace, es decir: noticias del corazón, algo del extranjero y de la Realeza inglesa, saber si el ADN de Juan II y su esposa corresponden con los de los Reyes Católicos o son parientes de Jesulín, las homilías del Arzobispo D. Hellín y algún artículo de Tino Barriuso y de La Viuda y con esto seguro que no habrá problemas. La gente y menos los burgaleses no quieren que nadie les diga los jodidos que están, las hipotecas que tienen, los precios de la vivienda, la subida del gas-oil, ect. ect. Ellos quieren creer que este es el mejor de los mundos, el más seguro, el más democrático y esto es lo que nosotros desde el Diario y ustedes desde el Perdigón tenemos que trasmitir. Ustedes y nosotros somos su esperanza, no la defraudemos.



P.- Casi me hace llorar D. Mencia. Cómo no tendremos nosotros un director como usted, con esa clarividencia y con ese sueldo.
Sr. R. M. No dispongo de más tiempo. Sólo quiero decirles que intentemos colaborar, desde la pluralidad, no pisándonos el terreno como hacíamos hasta ahora. Ocupemos cada uno nuestro espacio, hay mercado para los dos, no tiremos los precios de las esquelas y de toda la publicidad. Seamos serios y rigurosos en la noticia, no mezclar churras con merinas y pensar que ahora que ya somos Europa y tenemos constitución, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Dais un saludo de mi parte y de parte del Prior a vuestro Director General. Y decirle que quizás el próximo año la medalla de oro de la Real Cámara de Comercio sea para él.


Este encuentro tuvo lugar en el Restaurante Ojeda, en una comida de trabajo, regada con vinos Vega Sicilia, champam D. Periñón, puro habano Partagas nº 7 y chupito de orujo El Afilador. Todo ello lo abonó el Perdigón por perder a los chinos las tres partidas y sobre todo por quedar bien con tan ilustres huéspedes, a los que Dios guarde muchos años y de los que Dios nos guarde a nosotros muchos años

____________________________
SOLIDARIDAD CON "LA RUEDA"
Hace ahora dos años, las movilizaciones en contra de la guerra e invasión de Iraq fueron masivas. Durante muchas semanas pedíamos, gritábamos, cantábamos, recitábamos, bailábamos y pintábamos el NO A LA GUERRA. Con la voz, con la palabra, con globos, con cacerolas, con pancartas, pero sobre todo sin cansarnos. Lo hacíamos en todos los lugares posibles: las calles, los teatros, y por supuesto en las comparecencias de quines habían votado en el Congreso SI a la guerra. Y esto sucedió en Burgos el mismo día en que las tropas de la "llamada" coalición invadieron impunemente Iraq.
Juan Carlos Aparicio acudió el día 20 de marzo de 2003 a la Facultad de Económicas a dar una conferencia. Conferencia que se difundió en todos los medios de comunicación locales y que era abierta al público. Juan Carlos Aparicio diputado que votó y aplaudió el apoyo incondicional de España a la invasión. Allí acudimos de forma espontánea muchas personas. Acudimos por nuestra DIGNIDAD, frente a las mentiras de quienes nos gobernaban. Yo estuve allí sosteniendo un cartel que decía "No a la Guerra", ejerciendo un derecho ciudadano, sin insultar ni agredir ni coartar la libertad de nadie. Derecho que, a pesar de todo, pienso seguir ejerciendo de forma pacífica cuantas veces considere necesario.
No voy a relatar lo que allí ocurrió porque está en la mente de todos, pero si quiero recordar el comunicado de prensa del partido popular, difundido en todos los medios de comunicación locales, y el artículo de su secretario provincial publicado dos días después en Diario de Burgos, donde se me citaba como una de las personas responsables de los desmanes, que según ellos, ocurrieron en la Facultad.
El secretario provincial del PP en dicho artículo escribió, y cito textualmente, "el piquete estaba formado por Natividad Cabello, incansable predicadora de la no violencia; a continuación cita a otras personas (por cierto alguna de ellas ni estaba allí) y continúa "estos junto a un centenar de violentos que les acompañaban fueron los autores de los desmanes, dando sustancial ejemplo de su talante antidemocrático". Ante estas injurias puse una demanda de protección al honor.
Yo trabajo en una asociación de mujeres que abomina de la violencia y no podíamos consentir que me descalificaran no sólo personalmente sino también como presidenta de una asociación reivindicativa e independiente. La demanda ha sido desestimada en el Juzgado de Primera Instancia y en la Audiencia Provincial.

La Audiencia Provincial de Burgos ha sentenciado que "Aunque la redacción de los escritos no sea a veces todo lo clara y correcta que sería de desear, y de que en algún caso se empleen expresiones que puedan resultar equívocas en el contexto en el que se utilizan…
Procede por tanto, desestimar el recurso interpuesto". Así mismo la sentencia, aún excluyéndome de los hechos presuntamente delictivos, me deja en una extraña situación, como coautora de los llamados desmanes ocasionados, de impedir la celebración del acto y de no reprochar su actitud a quienes los estaban realizando. En el fondo, sin acusación alguna, se me condena como culpable, amparando la sentencia al autor o autores de los textos en defensa de su libertad de expresión, cuando se trataba de proteger mi honor, que yo entendía afectado por los mencionados textos.
Y además me impone las costas procesales. Y desde luego, el obligado pago de las costas ya es un castigo suficientemente grande de esa culpabilidad, consecuencia de una extraña situación en que quedo, cuando mi objetivo era salvar mi honor y el de la Asociación
La Rueda. Las costas ascienden a más de 7.800 euros. El abogado del partido popular ha pasado una minuta de 6.300 euros. Mi abogado ha renunciado a facturar sus gastos. Las organizaciones que integran la Plataforma Ciudadana Contra la Guerra han mostrado su apoyo elaborando unas pegatinas con el lema” manifestarse contra la guerra puede salir muy caro", que servirán de colaboración para poder hacer efectivo el pago de las costas y que se compran a 2 euros. Además se realizarán diversas actividades para denunciar esta situación y recoger fondos. También hemos abierto una cuenta solidaria en la Caixa para quien quiera hacer aportaciones: 2100 1420 71 0100364176.
Hay que acatar la sentencia, ¡qué remedio!. Pero yo me siento desprotegida, castigada y he comprendido que el derecho al honor tiene un precio que la mayoría de las personas no podemos pagar. Y la defensa del honor personal, es una de las razones más nobles que puede tener el ser humano para actuar, para actuar contra cualquier poder público y eso, a pesar de esta sentencia. Habrá que seguir haciéndolo siempre.
Dos años después la población iraquí sigue victima de graves violaciones de los derechos humanos. La violencia e inseguridad cotidianas que sufre el país se concretan desde el fin de la guerra en abusos por parte de las fuerzas de ocupación, en ataques perpetrados por grupos armados y en un alarmante incremento de la violencia contra las mujeres.
Asociación La Rueda

_______________
Noticias del pasado
Raras son las fuentes de inspiración del ser humano, se les ha dado nombre de mujeres ?musas? o sentido religioso ?espíritu religioso? pero, valga la inmodestia, creemos que esta es el primer caso en el que la inspiración llega de la mofa.
Decimos esto porque en la madrugada del día que anuncia la cuaresma ?el mismo que se entierra la sardina? un grupo de militantes de distintas organizaciones colocaron un cartelón, a tono con las fechas carnavaleras, en el Cubo de la Cava. El mencionado cartel, con evidente tono de guasa, anunciaba la construcción de ochocientas viviendas en tan reducido espacio. Rezaba el texto del cartel:"EL GOZO EN UN POZO" 800 VIVIENDAS DE PROTECCIÓN PUBLICAS
Quizás, de camino a la parroquia de San Lesmes, Don Aparicio pudo ver el cartelón y, confundido, lo interpretó como una señal divina. Puede que sus gafas no estuvieran del todo limpias y la crema autobronceadora formase una película en las lentes que dieran un efecto similar a "el esfumato" renacentista, razón por la cual Aparicio leyese aquellas palabras como difuminadas entre las nubes. Así se arrancó, posiblemente, con la edificación del Cubo de la Cava. Envalentonado, el Sr. Aparicio, ha continuado con esa luminosidad jocosa prometiendo toda una serie de arreglos urbanísticos, harto ya de jugar al monopoly en el despacho del concejal Lacalle, y decidido a pasar a la acción.
Para que tomásemos en serio todas sus propuestas no se ha quedado manco a la hora de entregar unos milloncejos de euros para todo lo que sean proyectos: cubrir el vena, crear un bulevar que ni los vascos o cambiar los tiestos rotos en la refriega que tuvieron en el último pleno ?entre ecologistas ocupas y el concejal Peña?. Dejando clara su intención de que no va a desmayar su efervescencia urbanística. Sabemos, que ha pedido al cabildo que se le permita guardar en el cofre del Cid, parte del heraldo público para, de esta manera, asegurar el futuro de tales proyectos y, para que, de una vez por todas, se lea en el Diario alguna noticia en pasado, que ya las echa en falta hasta el martinillos.

poesia


Negras,
las nubes se cierran.
los sueños roncan su ignorancia.
Puedo ver a un niño solo
con nombre de basura.
Ambulancias con cruces negras
atascan el tiempo.
El niño me mira.
Ríe con palabras de óxido,
la fruta podrida de nuestra distancia.
Acallo mis gritos,
y un coro de mujeres enlutadas
vuela cantando a la sangre.
Llueve,
mi tiempo es rojo y perdido.
Desde aquí,
chiquito en las aceras,
busco mi nombre
entre los cubos de la basura.
Cráteres.
Una cruz.
Un hombre que me mira desde allí
Ronca a los sueños de mi ignorancia.
Oigo a los amantes
sudar la alcaparra de sus sábanas.
Oigo a mi portera
morir ahorcada con su rosario.
Al vecino del quinto
matar a su padre muerto.
Al profesor de matemáticas
cortarse las venas en un bingo.
Al carpintero, quiero ser San José.
Al labrador, San Isidro.
Al cura, Dios.
El ángel negro
canta cantigas
con la voz de la jungla, del desierto,
de aldea y ciudad.
El ángel negro no escucha,
pone en tus manos rosas
cargadas de balas.
hermosas catedrales
donde se tortura al beso y el abrazo,
carteles luminosos
donde los gusanos no duermen.
Oigo no oigo tu risa,
pero sólo soy un payaso.
Pablo César del Río.

1 comentario:

  1. Anónimo7:02 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner