sábado, marzo 31, 2012

El visitante en el castillo

En este invierno tan cálido, en este Burgos de tan altas temperaturas, sentarse en la terraza del castillo, es un verdadero placer. Después de dar un largo trago al refresco, me dirijo a mi amigo El Visitante, diciéndole: Como dure esta pertinaz sequía, vamos a caer como chinches.
–Es verdad,-dijo El Visitante-, la boina de co2 que nos envuelve es cada vez mayor, a esta contaminación
general en la que estamos sumergidos, hay que sumar otros peligros que tenemos y otros que nos acechan aquí, en esta tierra: la fractura hidráulica, Garoña y los que se derivan del paso por estas carreteras de enormes camiones cargados de residuo nucleares camino a Villar de Cañas, donde han de ser almacenados.
En este Burgos hay otras contaminaciones más a ras de tierra, mira,- en este momento, El Visitante dobla la cabeza, se fija en mí con sus penetrantes ojos y sigue su charla-, existe un virus que se introduce por todas las ventanas de nuestras casas, posa sobre nuestras cabezas y hombros, dejándonos inmunes, sin capacidad de respuesta, me estoy refiriendo al invisible dirigismo a que es tamos sometidos.
Así es. Nos dirigen y nos controlan,-siguió diciendo El Visitante de forma compulsiva-, en el pleno municipal del mes de marzo, se aprobaron los 2º presupuestos para este año, ya sabes que en el anterior pleno celebrado el 30 de enero, donde se aprobaron los primeros presupuestos para este año, fue invalidado, ya que el equipo de gobierno no contó con la enorme deuda que tienen contraída con los proveedores, ni con la negación de un crédito de 18 millones de euros que tenían solicitado, Pues bien, no fue válido, sin embargo, los concejales no han devuelto las dietas cobradas por asistir a él; volvamos al pleno de marzo; en este pleno, al haber reconocido el equipo de gobierno la enorme deuda de 57 millones de euros, tuvo que elaborar unos nuevos presupuestos, en el que el señor Alcalde tuvo que renunciar , por es te año, a su obra estrella, el plaza arena y al bulevar de la calle Vitoria, además de utilizar los recortes, las tijeras y las podaderas por todas partes.

En contestación a este nuevo presupuesto, el señor Salinero, concejal por Izquierda Unida(IU), en una intervención concienzuda, muy bien estudiada y documentada, les fue desmontando partida por partida, la palabra mentira, se escuchó en diferentes ocasiones, más tarde, esta misma palabra mentira, fue pronunciada por los representantes de UPYD y por los del PSOE, los concejales del equipo de gobierno ni el propio Alcalde supieron contestar, no se defendieron, acataron, sería por que no tenían argumentos, tampoco se pusieron colorados, parece ser que la careta y el chaleco antibalas que llevaban, les hacía inmunes.


Si este punto de los presupuestos fue tenso, aún quedaba el punto de ruegos. Fue en este punto, cuando el señor Escribano, concejal por el PSOE, tomó la palabra y de pie, con su figura florentina y en tono elegante, pero duro, consiguió poner un solemne silencio en la sala.
Con un sin fin de razones, datos y argumentos, el señor Escribano expuso las mentiras engaños y ocultaciones que el equipo de gobierno ha ejercido sobre los concejales de la oposición y del pueblo de Burgos, para no dar a conocer la enorme deuda contraída.
Unos días antes del pleno, el Alcalde, en manifestaciones a la prensa reconocía la deuda, diciendo que se había enterado de ella hace 20 días. Ante este desatino, surgieron infinidad de preguntas: Señor Alcalde, usted fue concejal de obras en la anterior legislatura, su departamento fue el que más gastó ¿Cómo es posible que no se enterara de la deuda que causó? ¿De qué hablaba usted en las reuniones de gobierno? Y usted señor Ibáñez, usted fue concejal de hacienda en la anterior legislatura, usted obligatoriamente se enteró de la deuda ¿Tampoco comentó nada de la deuda en el equipo de gobierno? Y en esta legislatura, en la que usted es bicealcalde ¿Tampoco comentó nada al actual señor Alcalde? Y usted señor Foronda, actual concejal de hacienda ¿Qué clase de traspaso de documentos hizo usted para asumir la concejalía y no enterarse de la deuda? Sabiendo todos la enorme deuda ¿Por qué han ocultado todos estos datos al pueblo de Burgos?

Ante estos hechos y preguntas sin respuesta, el señor Escribano no tuvo más salida que pedir la dimisión del Alcalde y de su bicealcalde. El resultado de todos estos escándalos, es que aquí no dimite nadie, la careta de bronce y al chaleco antibalas hacen rebotar las razones, al tiempo que esconden la indignidad política.
Amigo, ¿Qué te parece?,-me dice El Visitante-, pues sobre estas noticias, la televisión de Burgos, la autonómica ý el Diario de Burgos, pasaron de puntillas, sólo algún comentario equívoco y atemperado, sin entrar en el fondo de los hechos, esto es lo que pudieron escuchar y leer los ciudadanos de Burgos.
Esta es la otra gran contaminación, este es el terrible virus del que te hablaba al principio,-me decía El Visitante, un tanto ya desfondado,-noticias como estas, en cualquier otro lugar habrían ocasionado al menos un tremendo escándalo. Aquí, en Burgos, mientras todos estos medios estén controlados y dirigidos por el mismo cacique, no pasará nada.

Apuramos el último trago del refresco, nos dimos la mano, y como siempre, El Visitante me dejó pensativo y sólo.
Mi mente quedó como sumergida en un túnel, al cabo de un instante, al final de la enorme cueva, vislumbré una luz que en un letrero decía: AÚN QUEDA EL PERDIGÓN






Rufino Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner