martes, octubre 23, 2012

ARTUR MAS Y SUS MENTIRAS

_____por Andrés Sorel

¿De dónde ha salido este aprendiz de brujo, esa criatura despótica y de mirada y gesto de suficiencia que tan bien administra el lenguaje salido de Goebels para embaucar a las gentes a las que llama pueblo? Porque ya sabemos: una mentira mil veces repetida acaba convirtiéndose en verdad, y una realidad ocultada mil veces termina por desaparecer de la mente de quienes la sufren, y unas palabras que no debieran ser sagradas se convierten en un chantaje y embaucamiento que oculta los problemas reales para crear ilusiones que no se fundamentan en hechos concretos y transformadores de la sociedad en que se produce este engaño.
El hombre soberbio, el hombre sin atributos, quiere convertirse en nuevo Conductor de un pueblo al que ciega con sus trucos de funambulista y trilero disfrazado de burgués. Y no hablamos de su proyecto de destruir a España, porque España, pobre de él, pobres de nosotros, está destruida desde los tiempos de los Reyes Católicos. Es la España de los nostálgicos falangistas, pero también de cuantos personajes corruptos han destrozado el litoral que va desde las costas
de Girona a las de Cádiz, de la banca de Rato y la banca de la Caixa, de la guardia civil y los mossos de esquadra, de la Virgen del Rocío o la Moreneta, de las mantillas de Cospedal y Soraya o las procesiones y rituales religiosos de los beatos Durán i Lleida y el propio Artur Mas, de las cargas policiales de Madrid y de Barcelona contra enseñantes, sanitarios, parados, emigrantes.
Artur Mas no está independizando a su pueblo: Por cierto, para qué, dónde quiere ir, liberarse de España y no de Estados Unidos, cambiar a Botin por Andelson u otro corrupto estafador similar, sustituir el castellano por el inglés, respetar el fraude de los bancos, mirar hacia Alemania en vez de hacia Islandia, no: lo que está destruyendo es al propio pueblo catalán, no a sus oligarcas o a los burócratas políticos que un día hablan de independencia y otro terminan de tertulianos bien pagados de las televisiones, ahora cantan himnos y besan banderas y después meten la mano en las cuentas de ahorro, en los proyectos urbanísticos o hasta en instituciones sacrosantas como el Liceo de la cultura de la gran burguesía que siempre baila con el poder que la permite heredarse a si misma.
Más vale que se combatiera los signos y culturas que alienan a los pueblos, desde las banderas y los himnos a los deportistas que son algo más que deportistas, se terminara con los falsos héroes y se creara una cultura propia, colectiva, al servicio de todos los habitantes que conformaran una auténtica nación propia, independiente y al tiempo colaboradora de todas las patrias de los pueblos, no de los terroristas económicos que los sojuzgan. Igualdad, justicia, libertad, fraternidad, diferencia: hable de esto el farsante Artur Mas y no se convierta en un fascistilla más de lo que tantos hemos soportado y soportamos en este triste, trágico país que todavía es España, que ojala pasara junto a la Alemania del Kaiser, de Hitler y de Merkel, o los Estados Unidos del gran Imperio de nuestro tiempo, al basurero de la historia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner