jueves, agosto 28, 2014

LOS TESTICULOS DEL TORO O GOBIERNO DE ETICA DUDOSA

Por Eduardo Nabal
El gobierno o algunos de sus integrantes, no sabemos si para despistar a un ciudadano asustado por la llamada “crisis económica”, se ha dedicado este Agosto a decir más tonterías de lo habitual y no me refiero solo a Ana Botella que podía escribir otro libro con sus declaraciones. Pero no son tonterías inocentes, saben que tienen su público. Así Soraya y Cospedal diciendo en tono de colegio de monjas franquista que “violar a una prostituya no es delito” o otra diputada del PP defendiendo “EL toro de la Vega” porque “ya no les cortan los testículos” son algo más que “boutades”. Son formas de asegurarse a los suyos. Suponemos que ese lenguaje machista lo aprendieron de sus padres y los transmitirán a sus hijos pero ahora se les ve nerviosos por un posible avance de la izquierda.  Van dirigidas a un ciudadano empobrecido material e intelectualmente como forma de señalar a gente a la que hacer daño, ese daño que  hacen con sus expedientes de regulación de empleo, sus hachazos a la cultura, la sanidad y la educación, su desprecio a las huelgas  y manifestaciones, su odio a la diversidad sexual y el derecho a decidir  de las mujeres sobre sus cuerpos y  sus vidas. En fin, que a pesar de la intensa  sesión de maquillaje, estamos ante la misma derechona fascista y bocazas  que mató a Lorca después de llamarlo en público o en privado “El maricón de la pajarita”
Estas diputadas del PP presumiendo de moral, cuando hay pocos ayuntamientos de los suyos donde no haya habido desfalcos a gran escala, darían risa si estuviéramos en otros tiempos en los que opinar no fuera un peligro para la salud y la seguridad en la vivienda, el empleo, la sociedad. En las que los que la pluralidad informativa no empezará a ser un lujo. Ningún avance es permanente si no se sigue en el camino, eso es evidente hoy para las mujeres y la gente LGTBQ, también para los que vienen de fuera o son mas vulnerables económicamente.

Es conmovedor que haya gente que venga a Burgos a ver Gamonal porque aquí vecinos “vencieron” al ayuntamiento armado. Pero no nos engañemos, no hay todavía un discurso político solido en la ciudad como para que no sigan gobernando los de siempre y de la forma de siempre. Y no vencieron a nadie, consiguieron un alto el fuego. Además nos queda la duda razonable de que, al menos gran parte de los manifestantes, tuviera más objetivo que defender lo suyo. El si se puede, algunos lo olvidaron pronto. Algo que no me extraña en una ciudad que quiere homenajear a generales franquistas, donde se cierran librerías y escuelas mientras los negocios sucios de la compraventa y transformer  son amigos de la policía local. Un panorama pueblerino y con aires mafiosos  del que no nos rescata ni una catedral gótica ni un museo pretencioso dedicado, como no, a nuestros mas lejanos antepasados. Las profesoras buenas en la universidad siguen estando solas mientras las del Opus campan por sus respetos. La cultura en la universidad está secuestrada por la endogamia tangente y los programas de transgresión de segunda clase.

El PSOE no hace más que callar y poner orden en sus filas con un nuevo candidato tan joven como cercano al centrismo mercantilista. Un candidato joven pero que no puede enganchar a los jóvenes que engrosan las filas del paro.  Es decir, con mejores maneras y mejor aspecto, otro esclavo de los dictados económicos de la Europa de hoy. Imágenes como la policía rodeando el congreso, Maruja Torres abandonando el periódico EL PAIS  o el ministro de Cultura ausente de los Goya nos retrotraen a estampas de otro tiempo. Por si alguien no sabe lo que fue la dictadura vienen los cachorros del PP, brazo en alto y bandera del pollo en ristre, a recordárnoslo con todo detalle.
Para los que hemos nacido en Burgos el hecho escalofriante de que los que nos gobiernan estén mas cerca de la brutalidad prehistórica que de cualquier atisbo  de intelecto no nos sorprende. Pero las declaraciones racistas de Ana Botella, homófobas del Ministerio del Interior, o machistas de Soraya y “sus amigas”, nos ponen ante una evidencia. Estamos en manos de gente poco recomendable,  peligrosa en todos los sentidos de la palabra. Su partido sabía lo del Gurtel como sabía lo de la saga Pujol pero calló por si les tocaba un pedazo de pastel.  Y vaya pastel. En fin que estamos ante un estado de excepción disfrazado de folclore derechista, acorde con lo que fue la Italia de Berlusconi, lo que es la Alemania de Merkel o la Rusia de Putin o lo que puede ser, si ese pueblo al que insultan- aquí y allí- no lo impide, “la Francia de Jean Marie LePen”-

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner