viernes, febrero 20, 2015

Perdigón Nº 72 Garrotazos al Pueblo...


VIERNES 23 DE ENERO. 
DE TERRORISMOS
Por Andrés Sorel

El día que Hitler tomó el poder absoluto en Alemania, Karl Kraus se limitó a expresar: No tengo más que decirEs mejor guardar silencio. Hay días en que uno piensa en  esa posibilidad y se pregunta: ¿escribir para qué? Me ha ocurrido este viernes 23 de enero de 2015. La televisión oficial ofrecía los discursos de la convención política del PP. Comenzó Aznar. Siguió Cospedal. En los pasillos hablaron otros.  Ante el regocijo del Ministro del Interior. Porque todos hablaron de terrorismo, de la lucha contra los terroristas, de que no exista el perdón, de que se revisen las
leyes para establecer por primera vez en España desde hace casi cien años la cadena perpetua, extraño es que no incluyan la pena de muerte.

Ante esas palabras uno sale a la calle con temor. ¿A quién están matando en estos momentos, que actos terroristas se han sucedido en los últimos días de los que no se había enterado?. Todo parece estar en calma. ¿Habrá sido una falsa alarma? Y regresa a casa. Enciende la televisión

Y entonces contempla unas imágenes que le atemorizan, que le muestran que tal vez no estaban descaminados los que en el palacio de Congresos de Madrid hablaban, y de seguro continuarán hablando hasta que acabe la reunión, de terrorismo.

Porque en una pobre vivienda madrileña, una familia de emigrantes latinoamericanos que llevan más de una decena de años en España, y de la que se contempla a una mujer que tiene en brazos a una criatura de dos meses a la que intenta dar un biberón y otros dos niños pequeños, esta "parapetada" tras un miserable colchón y una nevera o lavadora apoyadas en la puerta de su casa mientras 50 policías armados hasta los dientes, como si estuvieran asaltando una fortaleza o palacio de invierno donde se refugian guerreros o dictadores de medio mundo, echan con fuertes golpes y disuasorios artefactos abajo la endeble puerta y penetran con sus poderosas armas y cascos y trajes de diseño para cruentas guerras que los protegen, en  el estrecho pasillo y las pobres habitaciones en que se refugian los enemigos a quienes van a desalojar de su  vivienda para mayor gloria de los bancos y empresarios que pagan a quienes aplauden entusiasmados a los que en esos momentos hablan de terrorismo.

Y comprende que palabras y actos tal vez este día 23 de enero de 2015 no anden tan distanciados unos de otros. Por eso considera que las palabras, hoy en día las más corruptas de la historia, conducen al silencio en el que se sumergió, poco antes de morir el autor de Los últimos días de la Humanidad.


GERMINAL
por Biscuter

La esperanza es el sueño del hombre despierto, dijo Aristóteles. Sabemos que las revoluciones devoran a sus hijos; que el poder corrompe; que la lucha violenta contra la violencia hace violentos a quienes no quieren serlo; que los rebeldes abandonan su espíritu y que en muchos casos las revoluciones no hacen avanzar a la humanidad en la dirección que nos gustaría. Pero también sabemos desde Tocqueville, como señala Paco Fernández Buey, que antes de someter a juicio sumarísimo a los revolucionarios de un día, hay que enterarse de que había antes de las revoluciones.

El capitalismo financiero reinante, resulta incompatible con la democracia. La lucha que libran hoy los atenienses contra los “persas” de la Troika es el ejemplo más cercano de esta deriva postdemocrática. Syriza o Podemos defienden lo que podríamos llamar un programa socialdemócrata adaptado al siglo XXI, por mucho que los califiquen de extremistas los que mandan y sus medios de comunicación. Una noticia mal contada es como un atraco a mano armada, que dirían en son de rap los de Calle 13. Estar hoy a favor de lo posible o apostar porque la historia siga, porque la partida no se dé aún por concluida, ha terminado por convertirse en una cuestión de supervivencia. El poder se ha quedado momentáneamente sin discurso creíble. Que uno de cada cuatro españoles sufra exclusión extrema en España, según el último informe de Cáritas, es incompatible con el hecho de que 70 directivos de grandes empresas cobren respectivamente un millón de euros anuales de sueldo. Qué sistema es este que cada hito económico es un desastre social, se preguntaba El Roto. Hay quien no quiere verlo, por miedo a la verdad; porque el cambio le produce pánico y no ha aprendido a esperar lo inesperado que decía Heráclito o porque se encuentra alienado, en el sentido en el que Hegel lo definió: un no ser lo que se puede y debe ser. Este es un mal propio del capitalismo, aunque no sólo de él.

J.M. Naredo nos cuenta que el proyecto que ofrece a la sociedad humana la civilización industrial es una utopía negativa, en el doble sentido de no ser globalmente posible ni socialmente deseable. Byug-chul han, filósofo coreano de nombre imposible, nos dice  que la violencia, que es inmanente al sistema neoliberal, ya no destruye desde fuera del propio individuo, lo hace desde dentro. La interiorización del mal es consecuencia del sistema neoliberal que ha logrado algo muy importante. Ya no necesita ejercer la represión, porque ésta ha sido interiorizada. El hombre moderno es el mismo su propio explotador, lanzado solo a la búsqueda del éxito. El sistema neoliberal obliga al ser humano a actuar como si fuera un empresario, un competidor del otro, al que sólo le une la relación de competencia.

Toda realidad que se ignora, prepara su venganza, decía Ortega y Gasset. La dialéctica derecha/izquierda, así como el concepto marxiano de lucha de clases, siguen teniendo pleno sentido en una realidad cada vez más injusta y desigual, dominada aquí y ahora por un capitalismo sin rostro humano.  El significado derecha mantiene su esencia y es fácilmente identificable. Sin embargo, el término izquierda es el que más desgaste ha sufrido, por la acción de partidos que definiéndose como de izquierdas, han aplicado dócilmente el dogma económico neoliberal. Si a este fenómeno añadimos, que el país más poblado del mundo se autodenomina Estado Socialista, y es hoy el modelo más exitoso de capitalismo sin derechos ni libertades, podemos comprender que haya quienes sostengan que esta terminología no da cuenta de la realidad actual. Pero a mi juicio, tanto desde el punto de vista sociológico – la mayoría de la población se autodefine políticamente en el marco de estos parámetros – como político, el binomio sigue conservando sentido suficiente y el término izquierda continúa representando esa aspiración humana a construir una sociedad más justa, más igualitaria y más democrática Para hacer posible el cambio que reclaman nuestras sociedades es necesario, entre otras cosas, tener en cuenta estas cuestiones de fondo. Debemos sintetizar en un anhelo común la experiencia de los que han estado luchando y siguen luchando por una sociedad más justa y democrática, con el empuje y la perspectiva de los que han dado por primera vez un paso hacia el compromiso político. Se ha de caminar juntos, pasar de las consignas y los agravios a la propuesta de un programa común y hacerlo realidad en lo más cercano, entre nuestros conciudadanos, en nuestros pueblos, en nuestras ciudades.



La casta y la caza. El neocaciquismo del siglo XXI
por Yayo Herrero, Ecologistas en Acción

En diciembre del pasado año, se aprobó la nueva Ley de Parques Nacionales que permite seguir cazando en las fincas privadas que se encuentran dentro de estos espacios protegidos
Como bien sabemos por los medios de comunicación, la caza es una actividad bien valorada por la casta de este país a la hora de hacer ostentación de lo conseguido o lo sustraído. Agotados de presionar para que se recorten los servicios públicos, cansados de negociar adjudicaciones de obras públicas y donaciones a partidos, extenuados de reunirse con sus abogados para ver cómo evitar la ejecución de la sentencia que les condena a demoler su última obra ilegal, agobiados de revisar sus cuentas de resultados que, siendo cada vez más altas, cada vez les parecen menos satisfactorias... necesitan relajarse o buscar nuevos negocios, y lo hacen cazando.

Y si las leyes les impiden cazar, hacen lo mismo que cuando las leyes les impiden construir promociones inmobiliarias o infraestructuras, chasquean los dedos, acuden al conseguidor de turno, utilizan sus contactos, y consiguen que las leyes cambien, los suelos se recalifiquen o las sentencias no se ejecuten. Así es como se protege a estos “titulares de derechos” y se les garantiza su “seguridad jurídica”. Es el neocaciquismo del siglo XXI.
Puede que haya quien piense que el fin de la protección de los Parques Nacionales no es tan importante si lo comparamos con el desmoronamiento de las instituciones y servicios que garantizan la cohesión social. Pero, ¿para qué sirve un parque nacional?
Como ecologista que soy, podría hablar del valor intrínseco que tiene lo vivo y de la imposibilidad de vivir sin bosques, sin agua limpia, sin tierra fértil, sin una composición de la atmósfera o una temperatura media global compatible con el animal que somos; podría intentar convencer de que sin lo que nuestro planeta produce, nuestra especie y toda su tecnosfera no se pueden mantener; podría tratar de advertir, una vez más, de que nuestro mundo físico se nos cae literalmente a trozos y que no queda mucho tiempo para intentar evitar un colapso que cada vez parece más cercano.
Pero quizás se entienda mejor para qué sirve un parque nacional si sugerimos fijar la atención no en el parque, sino en lo que hay alrededor de él, fuera de  sus límites. Las urbanizaciones de viviendas adosadas de primera, segunda, tercera y hasta enésima línea de playa, esas que se pasan vacías una media de 340 días al año, amenazan con tragarse esos pocos kilómetros de playa que heroicamente resisten en el parque de Doñana; el valor del Parque de Ordesa puede comprenderse si observamos el destrozo de pistas de esquí en el Pirineo, de los apartamentos y de las infraestructuras necesarias para llegar a ellos; las Tablas de Daimiel se comprenden cuando miramos los monocultivos que a su alrededor desecan el subsuelo...
En estas sociedades, en las que los individuos viven bajo la idea ilusa de haberse emancipado de la naturaleza, los parques nacionales, apenas un 0,7% del territorio del estado, son la memoria de la tierra. Son trozos de vida compleja resistiendo a un modelo cultural y económico que crece como un tumor devorando la tierra viva sin la que, paradójicamente, no se puede mantener.
Cuando veo las fotos de Blesa, posando virilmente con el rifle en la mano y con la cebra, el ciervo o el hipopótamo a sus pies, cuando pienso en Granados, u otros como él, colocándose por encima las vísceras sangrientas del animal cazado, no puedo dejar de pensar en que esas imágenes son una buena metáfora del dominio de los nuevos caciques.
A sus pies de machos depredadores, no solo están la cebra, el hipopótamo, el león o el ciervo muerto, están la familia que no puede pagar la factura de la luz, la mujer que no sabe cómo hacer para cuidar a su padre, trabajar empleada y hacerse cargo de sus hijos, el parado, los migrantes sin papeles, las trabajadoras con salario y aun así pobres, las y los jóvenes sin futuro que no se pueden quedar en su ciudad... A los pies del cacique están todas esas personas que no son sujeto, ni titulares de derechos, que no merecen seguridad jurídica, económica o alimentaria. No merecen ni que la tierra que pisan esté viva. A los pies de los señoritos, lo que aparece es el conjunto de la vida abatida, humillada, sometida, muerta.

(artículo completo en la revista El Ecologista nº 83)

 RIP: PSOE
por Carlos de la Sierra
 ____________________
Este artículo fue escrito días antes de los acontecimientos  ocurridos  en la Federación Socialista Madrileña.
_______________________


Escucho Gimme Some Lovin, de Traffic, a toda potencia. La penetrante voz de Steve Winwood es el sedante que necesito para atemperar la sensación de mala hostia, tristeza y malestar que recorre mi cuerpo, tras conocer el acuerdo o pacto antiyihadista firmado por Mariano Rajoy, Partido Popular, y Pedro Sánchez, Partido Socialista Obrero Español, en uno de los errores más catastróficos -al tiempo- cometidos por el Partido Socialista en sus 136 años de historia. Un acuerdo innecesario -que incluye la prisión permanente revisable (esto es un oxímoron), o cadena perpetua-, y vergonzoso para un partido, de izquierdas de toda la vida, con aspiraciones de Gobierno. En 1850 nace Pablo Iglesias Posse, el Rubio, el Abuelo, un niño ferrolano que, desde su primera infancia, es un luchador nato, un revolucionario y un líder, finalmente. Un hombre hecho a sí mismo que, pese a sus contradicciones, no se traiciona, y nace, vive y muere como socialista. Además de fundar el Partido Socialista Obrero Español y la Unión General de Trabajadores de España, este hombre, incluido en una lista republicana por Madrid, alcanza en 1910 el escaño de diputado. 
Pues bien, siendo el único socialista en el Parlamento, tiene el talento, el valor y la pericia de enfrentarse a los conservadores de Antonio Maura, el Partido Popular de entonces y, en un rasgo de valor político sin precedentes y muy controvertido en el contexto histórico, se enfrenta en la tribuna de oradores al ex presidente Maura, una de las muchas bestias negras del socialismo español, y le espeta: “(…) hemos llegado el extremo de considerar que antes que S. S. suba al Poder debemos llegar al atentado personal”. Pura retórica parlamentaria, por supuesto. Ahora no. Ahora, hoy, el Partido Socialista Obrero Español, representado por Pedro Sánchez, ya no se enfrenta al Partido Popular, ni le combate ni, por supuesto, es socialista. Ahora, en 2015, es una formación socialdemócrata en lo político, neoliberal en lo económico y casi cristianodemócrata en lo social. Como partido, pues, ha perdido su ideología, su rumbo, su afán, en este pastiche de pensamientos prestados a fuerza de ser pragmático. Y, aunque yo no me lo creo, parece que existe la justicia poética. En 1978 nace Pablo Iglesias Turrión, joven ilustrado madrileño, que hoy dirige Podemos, formación ascendente en el panorama político español, que aúna en su complejo credo político miles de incógnitas y, además, importantes esperanzas de futuro para un gran sector de la sociedad española machacada por las políticas ultra conservadoras de un Partido Popular sin complejos. Y en este punto surge el problema. Los resultados electorales en Europa, las opiniones del pueblo y los retos del futuro han aglutinado a los sectores más castigados de la sociedad española, y, salvo puñalada trapera en contra, en un año electoral sin precedentes, Podemos se ha comido el espacio social del Partido Socialista Obrero Español que, desde luego, ha entrado en pánico electoral, ve reducido a marchas forzadas el apoyo de su electorado y, para colmo, se deshace en luchas internas que desangran el partido en todos sus órganos de dirección. 
Ante la constatación de la realidad, los socialistas no siguen a su fundador y atacan a la dura derecha en el poder, no. Completamente desbordados por el giro social, se echan en brazos de sus enemigos, el Partido Popular, y se saltan todas sus líneas rojas: ahora, la cadena perpetua. Lo siguiente, por cierto, puede ser la pena de muerte, ¿por qué no? Juran y juran los socialistas que no pactarán con el Partido Popular, tras el previsible batacazo electoral de ambos. Pero yo ya no les creo. Es más, sostengo que, antes de verse relegados a un tercer o cuarto lugar, pactarán gustosos con la carcunda, tocarán leves e irrelevantes parcelas de poder, algunas migajas nada más y, para entonces, Pablo Iglesias Posse se avergonzará definitivamente de sus correligionarios. De Pablo Iglesias Turrión y de Podemos es más difícil adelantar pronósticos. La democracia, y el mal perder de las derechas españolas, tiene la última palabra. Parece inevitable que el Partido Socialista Obrero Español, ávido de pactos y protagonismo, camine hacia su tumba política: R.I.P.


¡Viva “la gente”!
por Fernando Ortega Barriuso


En esta época repleta de muertes, degollaciones, torturas y bombardeos múltiples, uno recuerda –moda vintage- esa canción de Roberto Carlos “Yo quisiera ser civilizado como los animales”. Vamos que merecemos ser compañeros de Miguelón.
Mientras llegamos a ser humanos, el aire nos acerca un perfume a elecciones varias. Uno, que no es politólogo ni siquiera bebe de los mentideros políticos sino un ¿sano? vino clarete, no conoce el nombre de los candidatos a las diversas elecciones pero, pienso, “Qué importa. ¿Cambiaría algo si en vez de Lacalle es Lacayo?”. Al final, pese a que los políticos y los medios se empecinan en presentar a la política como algo etéreo que descansa sobre las espaldas de nombres concretos, uno es de la vieja escuela y defiende que más bien son principios, filosofías, teorías, jerarquías de entender la vida, la relación entre los ciudadanos lo que produce la política. Y ahí sí que se intuyen cambios.

Así, mientras que algunos –el poder y el poderoso lobby hostelero- pugnan porque Burgos sea Ciudad Creativa de la Gastronomía (además, me imagino, del lema de este año “Ciudad Humana”??), y otras lindezas ocurrentes, otros muchos intentan sobrevivir con un sueldo magro o con comida recogida en el Banco de Alimentos. “Historia de dos ciudades”, del genial Dickens (“…la edad de la sabiduría y también de la locura…”). Y ello extensivo a la sanidad, la educación, el trabajo, la vivienda… Analizar su realidad en Burgos es llorar. El análisis crítico de esas políticas neoliberales es tan evidente y claro que mejor pasamos a otro tema.
No si antes olvidar los típicos señuelos electorales de un nuevo Centro cívico en Fuentecillas, nueva remodelación en el pueblo de Gamonal y otras dádivas, con dinero ajeno.


Heródoto escribió en su día que hubo un rey egipcio llamado Sesostris que salió de su país con el propósito formal de conquistar el universo, idea que ha perseverado a través de los siglos con discípulos actuales que quieren la conquista de los cielos –de esperables resultados-. Esa ambición soñadora no resta importancia al cambio que supuso el 15-M con todas las secuelas que ello ha producido. 15-M que, con el tiempo, será considerado uno de los cambios sociales y políticos más importantes sucedidos en España. Unos pocos perroflautas, un montón de mujeres, obreros, estudiantes y profesores, jóvenes y viejos rompieron (rompimos) el corsé institucional y burocrático de partidos y sindicatos tradicionales (¿dónde están estos?)  Y todo cambió. Nada es igual desde ese momento, lo que demuestra el poder de la calle, de “la gente”, de la perseverancia y de la razón. “Gente” anónima siendo el motor real del cambio.

Hecho importante, y para mí fundamental que demuestra, una vez más, que los cambios sociales y políticos casi siempre se han articulado desde abajo, por presiones de “la gente”: cuatro antibelicistas cuestionaron toda una teoría bélica y el antibelicismo hizo acto de presencia; un puñado de libertarios propugnaronn relaciones libres, amor libre, etc. y día a día se van imponiendo nuevos modelos de relaciones; ecologistas, feministas, tercer sector, protección a los desiguales, bancos de tiempo, de cooperativas, defensores de los animales, etc., han creado piano piano una nueva sociedad, otro mundo posible. Mientras, algunos solo quieren conquistar la Moncloa (¿y la Zarzuela?). Pero lo básico, lo sólido, lo que permanecerá será esta urdimbre humana que crea unas relaciones humanas más justas e igualitarias, con proyección de futuro. Una sociedad plural, laica, justa, participativa… que va tomando la calle y haciéndose presente.
Como diría mi padre “El cielo está empedrado de buenas intenciones”. Ojito a querer hacer los cambios (solo) de arriba abajo. Como dijo el clásico, “Dictadura, ni la del proletariado”. Mejor la pluralidad y la belleza del arco iris, de diversos colores.
En esa línea de canciones vintage: “¡Viva la gente!”.


ENTREVISTA  A....

JUAN CARLOS MONEDERO

    Llevábamos meses tratando de entrevistar a algunos de los miembros del nuevo partido de Podemos. Después de tocar muchas teclas, de recurrir a amigos y a enemigos hemos conseguido llegar a la Universidad Complutense de Madrid donde imparte clases nuestro entrevistado: D. JUAN CARLOS MONEDERO.  De un momento a otro esperamos que nos reciba, ya que la entrevista está concertada para las 13 horas y ya pasan 20 minutos. Por el jolgorio que se oye, la clase debe haber terminado. Una bella joven luciendo su mejor sonrisa se dirige a nosotros: Pueden pasar.
   P.- Buenos días compañero Monedero. JCM.- Buenos días. Camaradas de Burgos. Qué alegría poner cara a gente de ese medio del que tanto he disfrutado. Llevó años siguiendo vuestra publicación y siempre me admiró vuestra imaginación y vuestros análisis. Una vez os mande 10 euros para contribuir a la causa.
   P.- Agradecidos le quedamos Sr. Monedero. Pero podía haberse estirado un poco más que usted gana un mogollón.JCM.- Pero el partido se lleva la mayor parte. De todas las maneras, les puedo asegurar que en cuanto lleguemos al poder, El perdigón y ustedes tendrán un estatus como hoy tiene el Mundo y la Razón.
   P.- Se lo agradecemos pero no. Nosotros no queremos llegar tan alto. Nos conformamos con otros 10 o 20 euros.JCM.- Hombre compañeros hay que tener altura de miras. Comprendo y admiro su modestia, pero les digo de corazón que Pablito, Errejón y el menda éramos tan modestos como ustedes y después de mucho analizar llegamos a la conclusión, que hay que estar arriba, conquistar el cielo, ser atrevidos, tomar el poder y cambiar… lo que se pueda.
   P.- Cambiar, cambiar, para el de abajo no será mucho, pero seguro que el cambio de ustedes se notará másJCM.- Precisamente es eso lo que queremos evitar. Es la hora de que las clases sociales se igualen, que los de abajo y los de arriba dejen de mirarse como enemigos, al fin y al cabo todos estamos en el mismo barco.
    P.- Del mismo barco nada, de nada. Los hay que van en Yate y otros en Patera. No nos joda Monedero, que ustedes los intelectuales miran de arriba, a abajo. Oyen hablar de sufrimiento, de desahucios, de paro, hambre, pero ustedes no lo han pasado, lo analizan, lo dan nombre, y cobran de cojones por hacer un análisis del problema. Si ya lo dijeron aquellos viejos barbudos: “La emancipación de los pobres será obra de ellos mismos o no será”.JCM.- En  eso coincidimos Camarada: Pero no quita para que el rebaño necesite pastores que los guíen y les lleven a los mejores pastos.
   P.- Pero, qué pastores, ni qué leches. Igual se creen ustedes que el pueblo no sabe donde están los mejores prados, dónde está la mejor yerba y la mejor leche. Eso lo sabemos de sobra, la cuestión es cómo llegar y tirar la alambrada. JCM.- Pues ahí entramos nosotros: Cuando en Noviembre lleguemos al poder haremos un decreto obligando a que las alambradas sean suprimidas, a que las grandes extensiones de tierras sean colectivas, que las fábricas, talleres, pasen a manos de los obreros en régimen de autogestión, que los bancos, cajas de ahorro, seguros y reaseguros, pasan a manos del estado. Que las grandes multinacionales de la energía sean nacionalizadas. Todo esto está dentro de nuestro programa.
   P.- Oiga Monedero. ¿No estará usted confundiendo el programa? ¿Seguro que ese es el programa de España?JCM.- ¡Joder! Esperad que miro bien, no vaya a ser que este metiendo la pata. ¡Hay qué leches!  he cogido el programa de Venezuela.
   P.- Ya nos parecía a nosotros. ¿Ese es el programa de los 400.000 Euros?JCM.- Así es. Me lo encargó el Camarada, amigo, hermano, Chávez. Hoy gracias a este programa y a otro que estoy terminando, Venezuela alcanzará unos niveles de bienestar que asombraran al mundo.
    P.- ¿Y esa segunda parte que está haciendo en qué consiste? JCM.- Cómo hacer la revolución sin  que el sistema se de cuenta.
   P.- ¿Cómo, cómo, va a ser eso?JCM.- Muy fácil. Vendiendo Venezuela a los Chinitos.
   P.- O sea, lo que se pretende es cambiar de Gringo. Para eso tanto estudio y tanto rollo.JCM.- Hombre no se puede ir por las bravas. Hay que tener, programa, programa y programa.
   P.- ¿No cree Sr. Monedero que con tanto programa alguno se está forrando?JCM.- ¿Lo dicen por mí? Miren ustedes yo solo aplico la tarifa de mercado. Otros, como es el caso de Aznar, Zapatero y Felipe, cuánto cobran…por una charleta de una hora, 200.000 del ala, total para no decir nada.
   P.- Pero ellos declaran y pagan el IVA, cosa que usted no ha hecho.JCM.- Pero lo haré.  Lo que no hay derecho es que el cara cucaracha, ministro de Hacienda empiece a apuntar con el dedo a un honesto contribuyente como yo. Parece mentira que entre colegas tengamos que ir sacando los trapos sucios. Pues se va a joder, que conmigo no puede.
   P.- Diga que sí, Sr. Billetero. Que si nos tocan a uno, nos tocan a todos, como dice su amigo el Pablito y Chuchi el de la huerta de Gamonal.JCM.- Es que ya está bien. La derechona de este país se cree que sólo ellos pueden delinquir, pues no. Todos alguna vez en la vida hemos metido mano al cajón, pero no se puede comparar, tener un despiste como yo, a lo que hacen ellos. Que son unos guarros, más que guarros. Ven la paja en el ojo ajeno y no ven la viga en el propio. Hay que echarles antes de que se lo lleven  todo… ¡sí se puede!, ¡sí se puede!
    P.- Tranquilo Sr. Monedero que todavía no estamos en el mitin. Cambiando de tema: Dinero del contribuyente todavía ustedes no se han llevado, pero votos es la hostia, están dejando al PSOE, IU, en blanco. ¿A qué cree usted que se debe que en un año de vida su partido esté a punto de ser la primera fuerza política del país? JCM.- Una parte importante ha sido gracias a mis estudios, a los proyectos y análisis de la situación actual que sirvieron para empezar a caminar. En el estudio se analiza  la coyuntura sociopolítica internacional, el avance de la geopolítica en los países en desarrollo, de la globalización que en el año 2011 se empezó a desglobalizar, del aumento de la natalidad y el aumento de vida de los jubilados y jubiladas.
   P.- Oiga. Pero si del año que llevan ustedes comiendo el coco no han dicho nada de ese estudio.JCM.- Es que estamos en la primera fase que es la de la ilusión, la esperanza y del enamoramiento. Que ha sido desarrollada por el camarada Pablo Iglesias y su compañera Tania Sánchez. Después vendrá la fase política, integral y de hermanamiento, que es la mía.
   P.- ¿Y todo esto lo vamos a tener que aguantar, así, a palo tieso?JCM.- Que remedio. Partido Socialista, Partido Popular, Izquierda Unida miren lo que les está pasando por no tragar y quedarse anquilosados. Nosotros hemos elaborado un nuevo discurso donde hemos recogido lo mejor de la Democracia Cristiana, de la Socialdemocracia, del Comunismo-Leninismo-Trotskismo, Carrillismo,  un poco de Mao Zedong y también algo del Chavismo, del Castrismo, del Aznarismo, del Felipismo, de Rouco Varela y un poco del feminismo de la Madre Teresa de Calcuta. Todo ello hace que los votantes sean heterogéneos hijos de una sola madre, pero de muchos padres.
   P.-  ¿Para hacer el completo podrían haber metido algo de anarquismo?JCM.- Ya lo tratamos. Pero vimos que el anarquismo es una rama torcida de la izquierda, se niega a ponerse derecha. Van a su puta bola. Si intentamos hablar con ellos, les dijimos: -subid con nosotros y vamos todos juntos- y ellos dale, que te dale, -bajad vosotros aquí y hablamos. Pues nosotros no bajamos y ellos no subieron y al carajo se fue el entendimiento.
   P.- Ya, ya. Es que estar arriba y bajar abajo cuesta un huevo. ¿Ustedes han estado alguna vez abajo?JCM.-  Abajo, abajo, lo que se dice abajo, la verdad es que no. Pero para comprender a los de abajo no hay estar con ellos en el pozo. Muchas veces el pozo se ve mejor desde arriba, sabe uno hasta donde llega el agua y se puede ayudar echando un salvavidas.
   P.- Con un salvavidas salvamos a uno. Pero en el pozo hay miles y lo que hacen los anarquistas es bajar al pozo, sacar el agua,  buscar madera, construir un barco para todos y arrean todos juntos, construir un mundo nuevo donde no exista arriba y abajo.JCM.- Ya empezamos. Eso lo queremos todos. Pero hay que ir poco a poco. La historia se mueve lentamente. 
   P.- Ustedes los marxistas mueven  la historia según las estrategias de partido. Si el partido no es dominante hay que ir lentamente, pero si el partido es mayoritario, si las masas siguen ciegamente las consignas del partido entonces, hay que correr para tomar el poder y colmar las aspiraciones del pueblo oprimido. Claro que el poder lo toman esas élites salvadoras que procurarán desde su poltrona parar la historia, ya hemos llegado al paraíso.JCM.- Algo de razón tienen. Pero para eso hemos creado Podemos, Ganemos, Decidimos y Juntemos, para evitar que la cosa se desmadre y sean unos pocos los que decidan por los demás. El poder de los Podemos está en el pueblo,  ellos proponen, las élites ejecutan.
   P.- En ciudades como Burgos y en pueblos como se ven las cosas, ya tienen cuadros preparados para gobernar.JCM.- En el caso concreto de ciudades como Burgos hemos echado mano de los cuadros del partido hermano IU. En Burgos concretamente nos han dejado a Pedro Maria de Palacios y a Laura dos de los mejores espadas que esperemos arrastren a más compañeros y juntos puedan llegar a gobernar esa comunidad.
   P.- Para ir terminando: No creen ustedes que si este despliegue de fuerzas empleado en conquistar cuotas de poder se hubiese empleado en articular y potenciar estructuras al margen del sistema…JCM.- Compañeros hay que ser pragmáticos. La utopía estuvo bien en el 15M hoy hay que plasmar aquellos sueños y hacerlos realidad. Obligaremos a que el sistema nos escuche y a que pidan perdón por los pecados cometidos. Eso también está en el Dosier que he elaborado.
   P.- Bueno, bueno. No sabemos dónde puede llegar esto, pero una cosa es segura. La llave la tiene el sistema, se pueden corregir algunos de sus excesos, pero crear una nueva sociedad de hombres y mujeres libres e iguales, solo será posible desarrollando unas nuevas relaciones y unas nuevas estructuras al margen y en oposición al sistema. Solo un camino es posible para superar la barbarie capitalista, que los pueblos dejemos de hacer el capitalismo. El sistema funciona porque nosotros lo hacemos.JCM.- Eso mismo lo digo en el Dosier, pero mejor dicho.
   P.- Pues nada más señor Monedero. Le deseamos a usted y a su sequito que se cumplan todas sus esperanzas y que el Ministro caracucaracha deje de tocarle los cataplines.
   Esta entrevista se llevó a cabo el día de Gracia del Señor 3 de febrero, festividad de San Blas y como dice el dicho: POR SAN BLAS A LACALLE VERÁS Y SI NO LE VIERES AÑO DE BIENES. Felicitamos  a todos los divorciadxs por darse cuenta que el amor no es el 14 de febrero, San Valentín. Para acabar, felicitamos a ese señor mayor que sale en el Diario de Burgos, como si de Méndez Pozo se tratara, señor Rufino abulense de nacimiento, cuya onomástica se celebra el 28 de febrero.


JAVI Y SUS POSTUREOS
Por Rufino Hernández

       En el artículo anterior. Nos con taba mi amigo Andrés, con toda la ironía del mundo, las tribulaciones que Javi sufría. Ya que tendrá que enfrentarse, si los peperos así lo deciden, a unas elecciones municipales, sin tener obra alguna que inaugurar.
   Qué superficialidad, quien conozca a Javi, sabrá que esto no
es obstáculo para él, Javi tiene suficientes recursos y la superlativa ambición, como para superar este trago.
     Está acostumbrado, al día tras día, a salir de su ático, colocarse la máscara de cartón-piedra, dejarse unas cuantas barbitas para disimular la máscara, y, ¡hala!, a hacerse tantas fotos como se necesiten para rellenar las páginas de la concienzuda revista Plaza Mayor.
    Es más, Javi es alumno aventajado del postureo. Así lo viene demostrando cada vez que tiene ocasión: le hemos visto desencorbatado, disfrazado de obrero en las reuniones de Campofrío; le hemos encontrado en la T4 madrileña de pancartero, mientras le vitoreaba su equipo de palmeros; y, ¿Quién no recuerda su postureno mientras hacía propaganda de la comida basura que se vende en Mc Donald´s?
    Estos enunciados hechos demuestran la gran valía de nuestro actual alcalde, pero, aún tiene muchos más recursos: es capaz de reinaugurar todos los centros cívicos, como lo ha hecho en el de San Juan, y, más aún, acogido a las técnicas de Cospedal, Javi termina de dar un salto de muerte virtual, inaugurando un posible Centro Cívico que, probablemente, se inaugurará, algún día, en el barrio de San Pedro.
    Postureo es también lo que hace Pedro Sánchez cuando dice que va a regenerar la vida política española, que va a romper el pacto constitucional que firmó Rubalcaba, al tiempo que firma un nuevo pacto con Rajoy, postureo puro y duro.  La abandonada mochila de Pablo Iglesias, no deja de ser un heredado tic de postureo.
  Volvamos a Burgos, con nuestro inefable alcalde y su equipo. Estos postureos nos hablan de la vieja  política ,del caspeo, del viejo régimen: Se sienten parte de esa clase política, separados del resto de los mortales, del pueblo llano, al que tratan de menor de edad, y a veces, hasta de imbéciles ,llevándoles con sus postureos, 
cual flautista de Hámelin, a las urnas, para que se  perpetúen como casta imprescindible.
   La oposición a esta casta, es una constante de la historia humana. La nueva política de la que hoy se habla, viene de muy lejos, si bien fue con el 15M  el momento en que una nueva generación se muestra sin complejo, en plano de igualdad y, mirando cara a cara al gobierno, le dice:”Que no nos representan”. Una generación que llega sin recuerdos de guerra civil, sin ataduras de miedos, poniendo sobre la mesa, a través de sus acampadas, manifestaciones y asambleas y, con todo el desparpajo y claridad del mundo, otra forma de entender y hacer política.
    Ante las próximas elecciones, en Burgos se  ha cogido el guante a estas propuestas. Un grupo abierto y numeroso de personas están trabajando para encontrar, con toda la ciudadanía posible, las diferentes respuestas a esta  importante pregunta ¿Qué Burgos queremos?
   Código ético, movilidad, participación ciudadana, urbanismo, cultura etc, desde los diferentes subgrupos y  diferentes ópticas, se está trabajando para encontrar las respuestas que, unidas, formarán el programa de una candidatura de unidad popular que, elegida en primarias abiertas,  se presentará a las próximas elecciones municipales, con la intención de poner al servicio de todos los vecinos de Burgos,  la totalidad  de los recursos que nuestra ciudad  tiene y genera.
    Cuando escribo estas líneas, el proceso está en marcha, la velocidad de crucero es lenta, pero se destilan ganas y se derrochan esfuerzos; si esto sigue así, seguro que llegará a buen puerto
     En la próxima campaña electoral, se pondrán sobre la mesa dos formas muy diferentes de entender la ciudad de Burgos: A/-La encabezada por el PP, que concibe a la ciudad como nicho de negocios para políticos y amiguetes, junto a un pequeño grupo de empresarios, presidido por el jefe de Promecal. Y, B/- La que mostrará la  candidatura de unidad popular: Una ciudad participativa, donde la persona es el centro de la vida y acción política, donde los recursos estén al servicio de de los ciudadanos, facilitando su desarrollo personal y colectivo.
    Los tiempos que se avecinan se muestran movidos. Soñemos con los abrazos que derrocharemos la noche del veinticuatro de Mayo.

                                                          
   POESÍA
por  Jesús Lizano

PRISIONEROS:

Yo tengo un águila prisionera,
un águila que no puede remontar sus vuelos.
Y tengo un ciervo prisionero, 
que no puede acudir libremente a sus valles.
Tengo una estrella prisionera,
que no puede encontrarse con las otras estrellas.
Y un río prisionero,
que nunca confundirá sus aguas con las de los mares.
Y miles de pájaros prisioneros,
que nunca alegrarán los días de primavera.
Yo tengo una primavera prisionera,
y un árbol prisionero
que nunca encontrará su bosque majestuoso.
Y tengo una mariposa prisionera, 
que nunca vivirá la hora de su belleza.
Yo tengo una alma prisionera,
que nunca podrá entregarse a la novia eterna,
y tengo unos ojos prisioneros,
y unas manos prisioneras,
y una voz prisionera
que nunca será oída desde todas las montañas del mundo.
¡Yo tengo a la libertad prisionera!
   
   

Caníbales políticos:
hoy Gómez,  ayer Borrell,  mañana ¿Pedro Sánchez?
por Rafel Cid
“No es nada personal, solo negocios”. De nuevo la famosa escena de El Padrino elevada a categoría de excelencia política. En esta ocasión, la víctima ha sido Tomás Gómez, secretario general del PSM y cabeza de lista a la Comunidad de Madrid, otrora celebrado mirlo blanco del socialismo hispano como el alcalde más votado de España. En el pasado las campanas doblaron por, Josep Borrell, elegido en duelo de primarias frente al entonces líder de Ferraz Joaquín Almunia, posteriormente recompensado con la jefatura de “los hombres de negro” de la Comisión Europea (CE). Y en las dos ocasiones, con el diario El País oficiando de colaborador necesario para la sagaz degollina.
El modelo de primarias que a trancas y barrancas había puesto en marcha el PSOE para maquillar su descrédito ciudadano ha terminado. Kaput. A las bases, según la doctrina de los patas negras del partido en la sombra de sus despachos, solo se las puede hacer caso si sus papeletas coinciden con las ambiciones de la casta. Una cosa es Susana Díaz y el dócil Ximo Puig, y otra muy distinta que haya una militancia que se crea lo de la autonomía de las federaciones por el simple hecho de haber refrendado con sus votos a un candidato. Los experimentos con gaseosa. Hasta hoy sabíamos que los programas de los partidos estaban para incumplirlos, y ahora hay que añadir también las votaciones primarias. “No es nada personal, solo negocios”.
Por eso a Tomás Gómez lo han cesado como hacía Franco con sus ministros-lacayos. Donde el Pardo mandaba el motorista a casa del fiambre ahora Ferraz envía al diario de Juan Luis Cebrián, pero con técnica más sofisticada. Al vetusto torniquete del dictador ha sucedido un plano-secuencia que permite presentar lo que es un asesinato político en toda regla como una demanda social vía “sondeo urgente”. En ambos casos, el resultado buscado es similar. Lo importante es que la gente piense del reo que “algo habrá hecho”. Porque al final ni siquiera se sabe si el representante de la voluntad de una mayoría de socialistas madrileños se lo han cargado por el “tren de Parla” o a causa de los números rojos de Metroscopía. “No es nada personal, solo negocios”.

De esta manera el castigo se personaliza y evita odiosas comparaciones. La señora Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía por su cara bonita, que soporta una corrupción que hace de lo de Parla una cagada de mosca, no está en las quinielas del cobrador del frac. Al contrario, cuando salen nuevos episodios del monumental desfalco en su feudo son esos mismos medios cremallera los que acuden a rescatarla clamando que las investigaciones judiciales quieren “cargarse la democracia”. Y si llegara el caso, siempre podrá contar con el diario del Ibex 35 para fabricar la encuesta ad hoc que permita deducir las magníficas expectativas electorales de la dirigente andaluza. “No es nada personal, solo negocios”.
Lo que ocurre es que el pobre Pedro Sánchez, que ha pasado sin solución de continuidad de colarse en el plató de ¡Salvados! a erigirse en un trasunto de “carnicerito de Málaga”, acaba de sembrar su propia agonía. A pesar de haber concedido el adefesio de votar junto al PP el pacto antiterrorista de la cadena perpetua de aquella manera. Si la parca para Tomás Gómez ha venido a lomos de unas encuestas desastrosas para su asalto a la Comunidad de Madrid, Sánchez ya debe estar sintiendo el aliento del verdugo tras su cogote, porque todos los pronósticos solventes, desde Metroscopía al CIS, certifican que su flamante liderazgo ha desplomado al PSOE hasta el tercer puesto del ranking partidista. “No es nada personal, solo negocios”.
Pero, como decía la poetisa Gloria Fuertes, “todo vale, todo se aprovecha, de un cuerno se hace una percha”. Así que manos a la obra. Entre la gestora de la señorita Pepis, los ciudadanos kanes y el clan Botín de la lista Falciani, Madrid bien vale una misa. Por eso a rey muerto, rey puesto. Y quién mejor para que un antiguo fraile de la Congregación del Sagrado Corazón para el asalto a los cielos del PSM-PSOE. Ángel Gabilondo es la persona designada por la gracia divina que anida en ese triángulo de las Bermudas que limita Ferraz, Zarzuela y la sede de El País. Gabilondo, el ministro de Educación del Gobierno Zapatero que culminó el Plan Bolonia para fusionar el sistema universitario español con el mercado y el Banco de Santander. El político que secundó sin miramientos la reforma del artículo 135 de la Constitución para ejecutar el austericidio de la Troika. El catedrático de ética que, junto con el resto del gabinete socialista, otorgó su nihil obstat a los bombardeos de Libia para derrocar a Gadafi. “No es nada personal, solo negocios”.
“Si votar sirviera para algo, estaría prohibido”, dijo Emma Goldman. Y en esos están. Otra vez en la obediencia debida.   
   
     
Mundos invisibles
por Jesus González Pazos

Nos cuentan y nos tratan de convencer de ello que desde hace ya unas décadas vivimos en un mundo globalizado, un planeta interconectado. En definitiva, un mundo que precisamente por esta caracterización, en muchos momentos ya denominamos como la "aldea global". Y desde nuestras pequeñas burbujas individuales y colectivas, sobre todo en la medida de ser ciudadanos y ciudadanas de la parte enriquecida de esa aldea y estar constantemente bombardeados con noticias en ese sentido, verdaderamente creemos vivir en la globalidad plena; y lo que es peor, estamos convencidos de que todo el mundo realmente vive en ella.
Sin embargo, la realidad es que este planeta que nos acoge (no sabemos por cuanto tiempo más) sigue caracterizándose, primordialmente, por una evidente división Norte - Sur. Partición en gran medida geográfica pero, sobre todo, geopolítica en base a la inexistencia que una gran parte del mismo, la más empobrecida, el llamado Sur, que sigue siendo así para la otra, para la más enriquecida.
Podríamos sustentar lo anterior en base a cuestiones y diferencias únicamente políticas, económicas, de género o culturales, pero hay otros elementos, a veces simples gestos, que nos demuestran día a día lo acertado de la afirmación. Son elementos que muchos señalarían rápidamente como poco o nada importantes, pero que algunos otros consideraremos como clarificadores y sintomáticos de que esa globalización anunciada solo lo es en determinados niveles tecnológicos, informáticos, políticos y, sobre todo, en aquellos que tienen que ver con el movimiento desenfrenado de capitales y transacciones bancarias entre los grandes conglomerados empresariales y financieros; todo lo que hoy, simple y llanamente, supone el dominio de los mercados sobre la vida. Evidentemente, espacios estos de los que las grandes mayorías del planeta todavía siguen excluidas.

En este sentido, hay aún mundos invisibilizados, especialmente y como ya apuntamos para los países que se han ido enriqueciendo sistemáticamente a costa de aquellos otros que ahora permanecen en ese espacio de sombras. Y todo ello, pese a las diversas crisis que los primeros atraviesan en los últimos años, crisis económicas si, pero también políticas, sociales, de valores, ideológicas.
Para dar fuerza a todo esto, para demostrarlo, podríamos citar como ejemplos de estas invisibilizaciones algunos de los procesos que hoy se desarrollan en el continente americano. Procesos que, por mucho que se pretenden ocultar por su oposición exitosa al sistema neoliberal, señalan que la brújula ya no marca el norte, sino que ha sufrido un reacomodo y hoy ésta orientada hacia el sur. Estemos de acuerdo o no en la profundidad y dirección de las transformaciones que se operan en muchos países del continente americano, debería ser innegable que éstas se están dando. La redistribución de la riqueza entre la mayoría de la población en algunos de estos estados ha hecho ya que en pocos años la pobreza haya disminuido en más de veinte (20) puntos, lo que según diversos estudios se traduce en más de 150 millones de personas, entre ellas una mayoría de mujeres. Mientras en Europa la desigualdad sigue abriendo una brecha cada día mayor entre la clase enriquecida y la empobrecida, quien sigue creciendo en número como no se había visto en el último siglo. Esta realidad se oculta sistemáticamente. Pero también se invisibiliza el hecho de que es posible que los estados recuperen capacidad de intervención y control en los sectores productivos estratégicos o sobre las élites económicas y financieras, también en los servicios esenciales para la población (educación, sanidad...) y no se sigan regalando éstos al capital privado, o extendiendo por contra los derechos sociales y civiles entre mayores capas de la población. Por supuesto, es continuo igualmente el ocultamiento del hecho de que la pobreza es mayormente mujer, ya que éstas siguen englobando abrumadoramente las grandes mayorías empobrecidas y excluidas, lo que es válido en este caso tanto para el Sur como para el Norte.
Pero la clase política tradicional, las élites económicas y la mayoría de los medios de comunicación, controlados por éstas últimas, obvian sistemáticamente esos (y otros muchos) cambios, avances hacia modelos de sociedades posneoliberales. En este sentido e intención se conforman con, machaconamente, calificar de populistas, erráticos y cuasi antidemocráticos a estos países. Se ignoran los avances sociales, la ampliación de derechos políticos, económicos y/o laborales, el ya señalado reparto de la riqueza hacia las mayorías históricamente excluidas, la mejora de los índices de crecimiento económico, o los más altos apoyos populares a los procesos democráticos, nunca antes alcanzados, en unos procesos de profundización de la democracia más allá de la mera participación electoral. Claro que la razón de estos ocultamientos posiblemente tiene mucho que ver con que hacerlos visibles sería una forma de mirarse (y compararse) en el espejo oscuro y deforme de los retrocesos que en estas nuestras sociedades del Norte se dan en los últimos años en todos esos mismos espacios y sectores señalados como avances en el Sur.
Pero además de todo lo anterior, ejemplos fácilmente contrastables que sustentan lo afirmado en este texto, decíamos también que hay otros más sencillos que pasan en muchas ocasiones desapercibidos, pero que también demuestran la existencia de mundos invisibles pese a la globalización proclamada.

Estando hace unas semanas en Bolivia, durante la toma de posesión del tercer mandato del presidente Evo Morales (61% de voto electoral y apoyo popular que para sí quisieran muchos gobernantes europeos), sonaba la televisión en el hotel de forma un tanto despreocupada. De repente, saltan noticias en el sentido de lo hasta aquí comentado. En una banda de noticias breves se podía leer: "Mitad de Malawi declarada zona de desastres por fuertes lluvias", otra posterior apuntaba: "Ejército sudafricano auxiliará en zona de inundaciones en el sur de Mozambique". Y entonces surgen las preguntas básicas: ¿cuántas personas en esta nuestra Europa conductora de la globalización sabrán simplemente ubicar en el mapa Malawi?, ¿cuántas saben, han oído hablar de la solidaridad interafricana?, ¿cuántas tan siquiera se han enterado de esas graves inundaciones?... Eran esas dos sencillas noticias las que evidenciaban en ese momento la existencia de mundos invisibles, evidencias que van mucho más allá de cuestiones geopolíticas o económicas.

Pero, al mismo tiempo, todo esto también nos habla del aislamiento progresivo del mundo enriquecido, ensimismado en sus problemáticas, en sus crisis y en sus necesidades para seguir dictando los grandes lineamientos de la política mundial que reaseguren su dominio sin tener en cuenta otras realidades. Sin embargo, este es un proceso que dirige inexorablemente a este Norte rico hacia su empequeñecimiento por que cada día está más alejado, más ausente, de lo que realmente ocurre, de los importantes procesos que ya se articulan en la mayor parte del planeta. Y, posiblemente, cuando perciba esas otras realidades ya estará tan lejos de las mismas que será irremediable. Estará al margen del mundo como lo estuvieron tantos imperios que creyeron dominar el mundo y cayeron por su absoluto desconocimiento de lo que se creaba, recreaba alrededor, gracias a su suicida narcisismo.



    POSTER CENTRAL





No hay comentarios:

Publicar un comentario


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner