lunes, marzo 07, 2016

nº 76 Marionetas Reales

https://issuu.com/sanpedro/docs/perdigones76lineal




ONDAS GRAVITACIONALES
por Biscuter.

Recientemente los científicos que estudian el Universo han detectado las ondas gravitacionales, que fueron generadas hace miles de años por la colisión de dos agujeros negros. Dicha colisión estuvo provocada, al decir de los tertulianos de TV13, por la actuación en diferido de unos insignificantes titiriteros, que no supieron adaptar su guión de ficción a la narrativa infantil al uso, donde las brujas son las malas y los príncipes los buenos. Al margen del mayor o menor acierto de su obra “La bruja y Don Cristóbal”, lo que se pone en evidencia es que la violencia en nuestra sociedad no puede ser representada, es decir analizada; pero si puede ser consumida pasivamente ante el televisor. La emisión en los mass media de las tropelías de nuestra especie es una práctica diaria, como
es el caso de los miles de refugiados que se encuentran a las puertas de Europa, abandonados a su suerte, huyendo de las bombas fabricadas por nuestra próspera industria militar o agredidos en los centros de acogida por europeos fanáticos, una raza de humanos hoy en expansión, enfermos de miedo y xenofobia, víctimas a su vez de la anomia social y de la crisis de la democracia que nos ha traído la última debacle económica y lo que Samir Amín llama fase del capitalismo monopolista generalizado.

Ver desfilar ante el tubo catódico a una sarta de chorizos engominados, ¡ya son 8000 los encausados por tramas de corrupción desde el 2010!, con sus mentiras, sus engaños y su avaricia, resulta ser un espectáculo sin calificar, pero para todos los públicos, aunque mine diariamente la moral cívica de nuestro país. Oír por la radio a un locutor, maoísta iluminado en su juventud, decir que le pegaría un par de tiros al “coleta” y sus secuaces, tan solo es una exageración bien intencionada, que nada tiene que ver con el grave peligro que supone para la Civilización Occidental la organización de una cabalgata de Reyes, con una indumentaria fuera de los cánones de la “gente decente”. Sindicalistas encausados por defender el derecho real a la huelga o el carpetazo dado por la fiscalía militar al caso abierto a varios militares españoles, que practicaron torturas en Irak y que fueron grabadas en video como prueba irrefutable, no despierta la protesta ni el escándalo, de esa parte de nuestros conciudadanos que están seriamente alarmados porque el Gobierno de España caiga en manos de unos socialistas equivocados y de un grupo de desarrapados y piojosos. No existe escapatoria nos dicen, o mandamos nosotros o el caos. ¡Un poco de por favor, señores! Estar abierto al diálogo, tal como lo plantea la ética discursiva de Habermas y otros, y defender los derechos humanos frente a las amenazas que se ciernen, en un mundo caótico y sin rumbo, no es ya solo una tarea necesaria, sino imprescindible, si no queremos volver a tropezar en los mismos errores que tanto sufrimiento han acarreado a los humanos.
Debemos ser personas con moral alta, que diría Aranguren, como el famoso equipo de futbol El Alcoyano, que aunque iba perdiendo por goleada, pidió una prórroga con la esperanza de poder empatar al menos. Yo no había oído hablar de las ondas gravitatorias o gravitacionales, aunque nuestro querido Einstein escribiera sobre ello hace ya un siglo, pero ahora que me he enterado que existen, estoy más animado, porque el mundo no es como me lo contaron mi abuelito, ni mi papá, aunque fueran felices y comieran perdices.



El (otro) desencanto Fernando Ortega Barriuso

El tiempo corre que vuela  y tengo que escribir esta columna/castigo (es copia, ya sé). Las musas me han abandonado. Para invocarlas, voy a la calle para encontrarlas o a ver si, como decía Dylan, la respuesta está en el viento. Paseo por el río, que baja con aguas revueltas, turbias. ¿Será una metáfora, me quiere decir algo? Entro en el Arco  y disfruto de la exposición actual. En la Sala de Poridad, a la que me gusta asomarme; leo una vez más el lema que presidía las reuniones del concejo: “La concordia hace crecer las cosas pequeñas. La discordia hace empequeñecer las más grandes”. ¿Otro mensaje? Concordia, diálogo con algún fin, reflexiono.
Al fin, me pongo a trabajar. Recuerdo que uno de mis últimos textos lo titulé algo así como “Sí se puede (ma non troppo)”. Y me temo que sin querer intuí la situación actual. La ciudadanía en general llevamos años reclamando un cambio profundo en la situación política: el 15-M, las mareas, diarios digitales, blogs,  los nuevos partidos parecían reclamar y exigir una limpieza política profunda que cambiara las reglas de juego que pervivían desde la Transición.

Ya se sabe, desde la “Política” de Aristóteles, que la cosa pública consiste en repartir equitativamente la riqueza, el poder, los beneficios que produce el trabajo de todos. Y después de veintitrés siglos seguimos en la porfía de que la mayoría de los ciudadanos, que son los que generan esa riqueza, quieren, necesitan acceder a ella en mayor (toda) medida, contra la resistencia de una élite que se beneficia de esa situación. Y de esa injusticia surge la rebeldía, la indignación, el rechazo a la clase política.
La dualidad persiste: riqueza y pobreza; cultura y barbarie; libertad y control policial e informático… Ese mundo que refleja el recurrente texto de Dickens en Historia de dos ciudades: “Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos; la edad de la sabiduría, y también de la locura...”.
Parecía, se pensaba, que, por fin, podíamos conseguir un mayor equilibrio en ese reparto, una mayor participación en el poder, una ampliación de las libertades individuales.
Pero, me temo, vamos a tener un nuevo desencanto. Y van…
La incapacidad de la izquierda por unirse para ello es histórica. Partidos y partiditos pugnan por –en teoría- los mismos fines. Y, agravándolo, cuando atisban o consiguen una cuota de poder, reproducen milimétricamente los privilegios, chapuzas y mañas de la derecha.
Y así, teniendo un PP en KO técnico, tanto a nivel nacional como local, no son capaces de dar la vuelta y conseguir un OK, un triunfo de esas alternativas. Pasteleos, luchas por el poder, a ver  quién es el más guapo, o el más listo…  Ante un gobierno ausente y un ayuntamiento ingobernable a partir del caso Gómez y donde el alcalde está ninguneado por sus respectivos jefes de las Calzadas y avenida de Castilla y León, la alternativa no es capaz de lanzar un KO y conseguir un OK.
Nos entretienen con anécdotas, con amago de entendimientos, con títeres cachiporrados, o con un Fernando Gómez a quien le vuelan palos desde todas las direcciones… Y, mientras, la vida sigue igual (o peor), que decía el otro.
Desengaño, frustración, vuelta a empezar. Y mientras tanto recortes, peligro en la financiación de  las pensiones, contratos basura, mayor desigualdad social, desahucios, emigración forzada, inmigración mal tolerada. Pobreza, en fin.
¿Habrá que ensayar de nuevo esos lemas de “No nos representan” o “Lo llaman democracia y no lo es”?
Como pequeño homenaje al maestro Umberto Eco cito un pasaje de su libro El nombre de la rosa, donde analizaba,  entre otras muchas cosas, el control del conocimiento = poder por una élite. En un momento el protagonista dice: “Huye, Adso, de los profetas y de los que están dispuestos a morir por la verdad porque suelen provocar también la muerte de muchos otros, a menudo antes que la propia, y a veces en lugar de la propia”.
“La gente” (¿) parece que estamos abocados a seguir de derrota en derrota hasta la victoria final y  que no nos queda otra que, como diría Peridis, raca raca = ir construyendo desde abajo, fortaleciendo bibliotecas populares, ateneos, editoriales, diarios y revistas digitales, estando presentes en todas las causas populares, etc., etc. Valores que perviven, sólidos, que nunca están de más. Auténticos. Lo demás, parece ser, que más bien son fuegos artificiales.




MERCADO NORTE
por Rufino Hernández
                             
       EN LOS AÑOS 2001 Y 2004, TANTO EL PP COMO EL PS0E
     DESECHABAN EL DERRIBO Y OPTABAN POR SU REMODELACIÓN

Apunto está de cumplir cincuenta años. Eran los años del desarrollismo español, del crecimiento, de las grandes trasformaciones. Burgos en este tiempo tampoco fue diferente, fruto de ello, ahí está el polígono industrial y el barrio de Gamonal.
El Mercado Norte también es fruto de ese tiempo sociológico,este centro comercial vino a dar respuesta a esa nueva sociedad emergente, concentrando en un mismo edificio a gran parte del pequeño comercio, facilitando de esta manera, la compra diaria de los consumidores.
Las ciudades son órganos vivos, en continuo movimiento, en continua trasformación, y, en esa trasformación, el comercio es una de sus venas más importantes.
Al llegar los años ochenta, los nuevos cambios sociales, la nueva situación económica, la incorporación masiva de las mujeres al mundo laboral, empezaban a demandar otra clase de comercio: superficies más grandes, con otros horarios más amplios, y donde poder hacer la compra, ya no diaria, si no semanal, de forma más rápida y más cómoda.
El gran capital, tanto nacional como internacional, es consciente de esta nueva realidad; fruto de ello fue el rápido nacimiento y proliferación de las grandes cadenas de supermercados que enseguida encontraron en el pequeño comercio, un enemigo fácil de eliminar.
Ya en los primeros años del dos mil, el Mercado Norte sentía  la no adaptación a los nuevos tiempos que, junto a esa enorme y   agresiva competencia de la que era objeto por parte de las grandes superficies, hacía dura su viabilidad.

Hay otra peculiaridad en este mercado que se convierte en un fortísimo potencial: su ubicación, se encuentra situado en el centro de la almendra comercial de Burgos. Desde esos años, es un bocado deseado por las grandes superficies y el entorno especulativo que circunda alrededor de ellas.
Es en los años 2001 y 2004 cuando se plantea la remodelación o derribo del Mercado Norte. Parece ser que fue la situación económica y comercial de entonces lo que no animó a ninguna empresa a tomar parte de una solución traumática; o tal vez, porque pensaban que el melón no estaba lo suficientemente maduro, y que la profesionalidad de los comerciantes había impedido caer en el caos comercial que las empresas esperaban. Lo que es curioso, y así se puede comprobar en los documentos  que se conservan en los archivos del Ayuntamiento, es que el PSOE de entonces, también se mostró contrario al derribo del mercado.
El hecho constatable, es que el Mercado Norte lleva muchos años abandonado por el Ayuntamiento; le están dejando morir lentamente, utilizando para ello diferentes técnicas: Potenciando la existencia de puestos cerrados, negándose a realizar pequeñas obras de mantenimiento, amedrantando a los comerciantes cada vez que exigen mejoras.
A nadie le puede escandalizar que el PP opte hoy por el derribo, el privatizar, el apoyar al gran capital, a las grandes superficies, a las grandes mordidas es claro; nada más hay que abrir la prensa o enchufar el televisor a cualquier hora de cualquier día para comprobarlo. Todas estas prácticas parecen estar dentro de su ADN. Lo que es inexplicable es el cambio de postura del PSOE al apoyar hoy el derribo, máxime cuando en otros mercados, como el del G9, mantiene otra postura diferente; es posible que encontremos algún interés personal o familiar de alguien.
Que el Diario de Burgos haya tomado esa postura tan tendenciosa a favor del derribo, abre muchos interrogantes, y deja entrever intereses ocultos ante la decisión que ha de tomar el equipo municipal.
Según la concejala Carolina Blasco, apoyar el derribo a través de la empresa KATER, es un ejercicio de oportunidad comercial. Pero  ¿Quién es Kater? En los mentideros y comentarios de radio macuto, se ha llegado a decir que es una empresa multinacional con ganas de invertir en Burgos. Pues no, Kater Soluciones SL, es una empresa familiar con menos de once trabajadores, y con capital social de tres millones cuatrocientos mil euros, domiciliada en Pozuelo de Alarcón(Madrid), y con cierta experiencia en el sector de la limpieza y ninguna en el mundo de la construcción; lo que demuestra su incapacidad para realizar el pretendido derribo del Mercado Norte.
Surge la  pregunta ¿Qué busca el equipo de gobierno al defender con tanto ahinco a este proyecto y a esta empresa, a través de Carolina?
El PP está poniendo una vela a Dios y otra al diablo, por una parte dice que apoya al pequeño comercio, y por la otra les arruina con su política de cielo abierto a las grandes superficies.
La decisión que se tiene que tomar sobre el Mercado Norte, no se puede quedar solamente entre las manos del Ayuntamiento y los comerciantes implicados, nos afecta a todos los vecinos, a todos los consumidores, a todos los burgaleses.
Tenemos que elegir entre un comercio basado en las multinacionales del sector (franquicias, grandes superficies), o bien optamos por el pequeño comercio, por una distribución sostenible, por un comercio de proximidad.
Lo podemos decir de otra manera: Optamos por una ciudad al servicio de sus vecinos o, por el contrario, preferimos una ciudad al servicio del gran capital, de sus negocios, de sus pelotazos.

                                         







Los curas desahucian cigüeñas
A la Iglesia le molestan las cigüeñas y así lo han hecho saber. Hace unos días “un encargado eclesiástico” calificaba los nidos en sus (¿sus?) edificios de grave problema. Para más inri, según su interpretación, la ley protege a las aves. La realidad es que no tanto, ya que según datos de SEO (Sociedad Española de Ornitología) en este curso ya se han autorizado más de trescientas retiradas de nidos en Castilla y León y a menudo se hacen sin respetar periodos de cría o imposibilitando que las cigüeñas puedan volver a anidar, supuestos que están prohibidos por la ley.

Es evidente que en este caso la ley del hombre no les convence y, la de Dios tampoco. Jorge Mario Beroglio, el Papa, ha sido bastante claro sobre el papel del hombre en la naturaleza (respecto del de la mujer también, que la encíclica no aprueba el examen ecofeminista) y si jerarquía obliga, se comparte la casa común con todas las criaturas y a callar. Pero en lo que a las cigüeñas se refiere, resulta que son más de Francis Bacon: tenéis que perseguir y acosar a la naturaleza adonde vaya[1] o de Mao Zedong: el hombre debe conquistar la naturaleza (y a la mujer, que en eso también compartirán perspectivas).
A nosotras, sin embargo, nos gusta más Gloria Fuertes:
con sus patas largas,
elegante y bella,
al pueblo embellece
la cigüeña.
Ya sea por razones ambientales o anticlericales, os invitamos a llamar a la policía cada vez que veáis que ponen en peligro un nido de cigüeña, para que comprueben que tienen autorización y que cumplen con los requisitos: época del año (nunca entre enero y agosto) e instalación de plataformas artificiales para que puedan volver. Y a denunciarles si no es así. Para que aprendan a compartir, lo que por cierto, no es suyo.



[1] Del adelanto y progreso de la ciencia divina y humana. Francis Bacon, 1623





Tótum RevolútumDon Gregorio Espiritrompa
Fernando Gómez cobra dos por una
dieta, se come una y cuenta veinte,
3x2 en chorizos, nunca ayuna,
dimite en diferido mientras miente.

Ciutadans pone la alfombra a Lacalle.
PSOE flirtea con Cuñadanos.
Sánchez-Rivera: pierde el pueblo, estalle
el pacto del dinero y anti-humanos.

De alcalde no se imagina Imagina.
¿Audacia? Tempus fugit. Si la izquierda
se acompleja, ni transforma ni gana.

Política punk, menos ursulina.
Sor Carmena, sacúdete las cuerdas.
¿Chupa de cuero o chaqueta de pana?







¿VOLVERÁN LAS NUEVAS IDEOLOGÍAS EN LOS PENSAMIENTOS 
SUS IDEAS A COLGAR?
por Andrés Sorel



Porque sólo ellas, herederas de las viejas que tantos tránsfugas y traidores han desechado, pueden alentar las revoluciones y luchar por las transformaciones sociales y políticas. Lo demás es conformismo, colaboracionismo, sostenimiento de un capitalismo cada vez más fascista. Xenofobias y explotaciones económicas para que un puñado de terroristas -a los que se venera en periódicos, revistas, televisiones- se repartan el mundo y consuman la sangre de sus ciudadanos. Y el engaño de las nuevas culturas y medios de comunicación que sólo buscan la destrucción del pensamiento, las alienaciones colectivas, procurar que no existan las ideas para que no se conviertan en un peligro, que no hurguen en los pensamientos e impidan las burocracias políticas y sindicales que únicamente persiguen acomodarse al poder corrupto que ellas mismas, por acción u omisión, consienten.

Cuándo, en nuestra impotencia, alentaremos al menos un lenguaje que no sea embaucador, conformista, que devuelva a la palabra su exacto significado, que impida, cuando se habla de determinadas políticas y desarrollos económicos, de culturas y progresos, drogar a los pueblos para impedir sus revoluciones.
En el año 1923 José Bergamín escribió:  Escribir es pensar; y pensar es comprometerse.
Ni pensar ni comprometerse es lo que realiza esa muchedumbre de escritores que con su conformismo y supeditación a las voces del mercado consienten la existencia de esas mafias y gobiernos corruptos que nos rodean por doquier. Y al que denuncia, palo, silencio, marginación.
Como si hoy, lo  único que da beneficios a la cultura fuera gritar una vez más: Vivan las cadenas, aunque sean las de la mente.

Hace ya muchos años que Cioran escribía: Nuestro saber es universalidad de superficie, dispersión que presagia la venida de un mundo unificado en lo grosero y lo terrible.

Hace tiempo que ese mundo ha llegado. Hace tiempo que nuestro pensamiento se encuentra cada vez más extinguido. Y también nuestra acción es una acción de brazos caídos. ¡Qué lejano aquel grito de ¡A las armas ciudadanos!, las armas que necesitamos ahora del pensamiento libre, no robotizado y exangüe, de las acciones no burocratizadas, sometidas a las exigencias de las inicuas leyes que nos conducen a la esclavitud como seres humanos libres y pensantes. ¿Cuándo organizaremos no acatamientos, vítores, palmas, sino ideas para rebelarnos? Ni Dios, ni patrón, ni catecismos o leyes sagradas, ni jefes guapos o embaucadores. No seamos objeto de quienes solamente buscan conformistas y aduladores. Luchemos, desde la palabra, por impulsar que no hablen, sino impongan, derechos como la rebelión, la igualdad, y desenmascaren y destruyan a quienes sólo conciben la política como formas de ocupar parcelas de poder o constituir grupos que acaten las leyes de quienes realmente lo detentan.
Ni la Europa de las Patrias ni las Naciones Unidas para pueblos vasallos: ideas para impulsar la rebelión de los justos, palabra hoy también en desuso.
Porque de no ser así, el poema romántico será de triste actualidad:

¿Volverán las nuevas ideologías en los pensamientos sus ideas a colgar? Ni las nuevas ni las viejas, no, esas no volverán



OFENSIVA PATRIARCAL
por LA MORADA

Releo el último escrito de Tere Mollá contándonos cómo estos días hemos tenido que asistir a una serie de espectáculos que llegan a avergonzar a cualquiera que tenga dignidad. Y que conste que no hablo sólo de los desencadenados por la corrupción política y económica. Me refiero a la vergüenza que sentí cuando vi a Rita Maestre declarar ante el juez. La sensación de pérdida de libertades que me invadió fue atroz.
Que la derechona política y mediática más rancia se está cebando en las personas que están intentando cambiar las instituciones por dentro, no es ninguna novedad. Lo llevan haciendo desde el primer día que perdieron ayuntamientos como Madrid, Valencia, Barcelona u otros. Buscan la paja en el ojo ajeno para esconder sus propias vergüenzas. Pero es muy curioso en cómo se ceban con las mujeres que están en esos equipos de gobierno. Con Manuela Carmena la ofensiva no ha cejado desde el primer día, igual que a Ada Colau y como en Valencia quien gobierna es un Joan Ribó, las críticas, aunque persistentes son menos feroces. Pero a las tres Magas del invierno recibidas por Joan Ribó las pusieron del color del perejil precisamente por ser mujeres valientes de izquierdas y que se atrevieron a encarnar valores democráticos como lo son la Libertad, la Fraternidad y la Igualdad.

Cuando las mujeres actuamos e intentamos apropiarnos de nuestros cuerpos, la maquinaria patriarcal al completo se pone en marcha. Y por supuesto los de faldas largas y negras a la cabeza de todo lo que signifique el control de los cuerpos femeninos. Ni una palabra les he escuchado decir sobre la corrupción propia y extraña. Ni una sola condena ante el expolio de millones y millones de euros de las arcas públicas. Ni una sola palabra de retirar la comunión por ejemplo a gente corrupta e incluso encarcelada. O de excomulgar a los asesinos de mujeres. O a los violadores. O a los pederastas. Nada. Silencio total en estos casos. Claro se trata de hombres y el pacto entre ellos funciona. Pero cuando de mujeres se trata saltan de golpe todos ellos para que la maquinaria opresora contra nosotras se ponga en marcha de inmediato utilizando, insisto, todos los resortes a su alcance.
Que las religiones son extremadamente patriarcales e incluso misóginas es algo que muchas de nosotras tenemos claro. Que su influencia llega mucho más allá de los templos y se infiltra en la política para seguir imponiendo sus dictados en nuestras vidas privadas, es algo que comprobamos hace algo más de dos años cuando intentaron a través del dimitido Ruíz Gallardón modificar la vigente ley del aborto. Es cierto que aquello lo pudimos parar. Pero yo me pregunto ¿Cómo podremos parar la continua injerencia en nuestras cotidianeidades de esa influencia cada día más sibilina, pero también más contundente? Y lo que están haciendo con Rita Maestre y las otras dos mujeres activistas, es una muestra de lo que quiero decir. ¿Acaso si quienes quitaron las camisetas en lugar de mujeres hubieran sido hombres la reacción hubiera sido la misma? Estoy segura que no.
El cuerpo de las mujeres como tabú. El cuerpo de las mujeres como máquina reproductiva que no nos pertenece y sobre el cual se pretende que ni siquiera podamos decidir. El cuerpo de las mujeres como arma incluso de guerra. El cuerpo de las mujeres sobre el que librar batallas para infligir dolor. Pero, paradójicamente, siempre intentando que esos cuerpos no nos pertenezcan.
El hecho de que estén juzgando a estas mujeres por mostrar sus torsos semidesnudos en una capilla es un claro ejemplo de ese poder todavía presente. El hecho de que los procesos judiciales contra algunos curas pederastas estén tan retrasados, es otra muestra de lo que digo. Otro caso que demuestra lo que expongo es cómo se ha descontextualizado el poema que leyó la poetisa Dolors Miquel en la entrega de los premios Ciutat de Barcelona y que provocaron la salida de un escandalizado Alberto Fernández Díaz, concejal del PP del salón donde se recitó dicho poema. Los abogados cristianos ya han anunciado que van llevar a los tribunales a Ada Colau y a la poetisa por diversos “ataques” a sus creencias. El Obispo de Terrassa también ha tildado el poema de blasfemo y en un tuit se ha preguntado “hasta cuando aguantará la paciencia de los católicos”. Y yo me pregunta ¿Hasta cuándo aguantará la paciencia de las mujeres con sus mensajes misóginos?
Reivindicar nuestros cuerpos libres, nuestra maternidad libre y saltar todas las alarmas patriarcales y desatarse ofensivas patriarcales de inmediato, como estamos viendo, es todo uno e inmediato. Cuando nos asesinan por ser mujeres, silencio. Cuando ocupamos espacios públicos y ejercemos poder democrático, críticas feroces a nuestra gestión. Cuando existe corrupción continuada y sistemática, se mira a la bancada de enfrente.
Así funciona al patriarcado. Así nos sigue machacando el patriarcado.
A Rita Maestre, a Ada Colau, a Manuela Carmena, a Celia Mayer y a tantas otras mujeres que están en primera fila política raro es el día que algún hombre de la política o de los medios de comunicación no les pide la dimisión. A quienes están demostrando que son corruptos y que han hecho desaparecer millones y millones de euros de los fondos públicos y que han inundado de corrupción y de mala gobernanza las instituciones de todo tipo, honores y parabienes durante años y años. Ese es el modelo que siguen defendiendo tantos y tantos hombres y mujeres que sustentan al patriarcado con sus reglas.
Reivindican que caiga todo el peso de la ley contra mujeres víctimas de violencias machistas que impiden que sus maltratadores sigan ejerciendo violencia contra sus criaturas pero se callan e incluso justifican las violencias estructurales que día a día son ejercidas contra todas las mujeres, porque son parte del sistema, de su sistema patriarcal. La ofensiva patriarcal puesta en marcha cada vez que las mujeres ejercemos algún tipo de poder político o pretendemos ejercerlo sobre nuestros propios cuerpos, es una maquinaria compleja y muchas veces invisible que muy potente. Se camufla de muchas maneras. Se ejerce desde muchos frentes. Se naturaliza dentro de nuestras vidas para acabar siendo invisible y de ese modo seguir ejerciéndose impunemente.
Esa ofensiva patriarcal forma parte de algo todavía peor por invisible y naturalizado a lo largo de siglos y siglos y se llama violencia estructural y es el arma más potente que utiliza el patriarcado para subsistir. Afortunadamente sabemos que existe y somos muchas voces las que reclamamos cambios y las que damos soporte a Rita, Manuela, Ada, Celia, Dolors, Rosa, Manola, Llum y tantas otras mujeres que están dejándose la piel por cambiar las cosas y plantando cara al patriarcado pese a las ofensivas a las que este las somete. A todas ellas, las nombradas y las no nombradas pero englobadas en estos nombres, todo mi respeto, admiración y reconocimiento.
Somos muchas, más de las que algunos se creen y plantaremos cara porque, cada vez que nos atacan de cualquier manera a una de nosotras lo hacen con todas. Y estoy segura de que ahí estaremos para decir ¡¡¡ basta!!!




ENTREVISTA:
FELIPE VI
Cuando en Junio de 2014 Felipe VI fue nombrado Rey de las Españas, el Perdigón se dirigió a Zarzuela solicitando una entrevista, que diera a conocer al pueblo de Burgos y de Cornudilla el perfil político y humano del nuevo Rey y de su bella esposa Doña Letizia.  Después de mucha insistencia y de haber recurrido a varios contactos, entre ellos el de nuestro mecenas Sr. Méndez Pozo, gran amigo del Rey Emérito. Hoy por fin somos recibidos en audiencia privada por Felipe VI.
     Estamos en la antesala del despacho privado del Rey.  Un ordenanza abre la puerta dando paso a su Majestad Serenísima. Con  porte regio se dirige hacia nosotros.

     FVI.- Buenos días, compañeros de Burgos. Mi padre me habló muy bien de vosotros. Solía decir que erais tan cachondos como él.

      P.- Bueno, es que su padre no parecía Rey, era casi normal. En las dos entrevistas que le hicimos nos trató muy bien. En la última nos invitó a comer, y nos dio una propinilla para gastos de viaje.
      FVI.-  La verdad es que era muy espléndido, el dinero le quemaba en el bolsillo, pobre que veía, pobre que invitaba, incluso les invitaba a dar un paseo en el Azor, se parecía al padre Ángel. Ahora, con la pensión que le ha quedado no puede seguir ayudando.  Con lo que él hizo por España…

     P.- Ya lo sentimos Majestad Serenísima que su padre lo esté pasando mal. Pero la vida es así de dura.  Si le parece bien hablamos un poco de política.
    FVI.- Preguntad lo que queráis.


    P.-  ¿Qué opina, Majestad-Serenísima, de la actitud de los partidos políticos después de las elecciones?  ¿Llegarán a un acuerdo o habrá nuevas elecciones?
    FVI.- Yo ya hice lo que tenía que hacer. Recibirles, hablar con todos, incluidos los rojos republicanos y decirles: La Corona y Letizia queremos que os pongáis de acuerdo y forméis un gobierno moderado, respetuoso con la Constitución y con las corridas de toros.

    P.- Pero Majestad-Sere…
   FVI.- ¡Dejaos de tanta Majestad-Serenísima, cojones! Llamadme Felipe de Borbón Dos Sicilias, Grande de España, Gran Maestre de la Orden del Toisón de Oro, Gran Maestre de las Damas Nobles de Maria Luisa y Presidente de honor del Club Atlético de Madrid. Y así podría seguir hasta llenar vuestra revista. ¡Que me llaméis sólo Felipe o Felipín como me llama Letizia,  y vale!

    P.-  Vale, D. Felipe. Volviendo al tema.  Cuando ha recibido a toda la camarilla de los partidos, ¿quién le cae mejor?
   FVI.-  Ninguno. Solo quieren la poltrona y lo más jodido es que algunos también quieren la mía. Pero eso, sí que no. España es monárquica por su historia, por su idiosincrasia, por su Constitución, por su caudillo y por los cataplines de mi padre y de los míos, he dicho.

     P.- Muy bien dicho, Felipín. Que los rojos y masones echaron a su bisabuelo y casi echan a su padre. Usted no se fie de nadie que corren malos tiempos.
     FVI.- Ni de mi padre me fío.

     P.- Nosotros tampoco. Piense que la Corinna ha metido mucha cizaña. ¿Qué piensa D. Letizia del teatro que se están montando los partidos?
     FVI.-  La Reina, como buena asturiana, es progresista.

    P.- Pero, ¿progresista de ideas o progresista de que ha progresado económicamente y socialmente?
    FVI.- No me toquéis los cataplines con preguntas retorcidas. Tanto la Reina como yo venimos de familias que creen en el progreso. La Reina siempre votó socialista y yo votaba a mi padre por imposición constitucional.

    P.- Volviendo al tema de los partidos, vemos que tiene una opinión poco favorable de ellos. Usted ¿quién cree que está más capacitado para gobernar: Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Rivera, Carles Puigdemont  o Javier Lacalle?
    FVI. Rajoy no, por favor. Estos ponen en venta la Zarzuela, la Corona, la Corinna y todas las joyas de Doña Letizia y acaban con el Patrimonio Nacional. Pedro Sánchez a Doña Letizia no le cae mal pero le ve poco maduro se ha radicalizado mucho, de momento puede caer en las redes de Podemos y eso no es bueno para el país. De Pablo Iglesias y de su partido Podemos tengo que reconocer que son fieles al ideario que han ideado, pero creo que Iglesias va de sobrado. Su aspiración es llegar a la Zarzuela y convertirse en el primer rey Marxista-Leninista de la historia, con lo cual yo acabaría en Venezuela cuidando el pájaro a Maduro. Rivera es tan educanín que parece tontín. Yo le veo más para llevar la cartera de Sánchez o de Rajoy. Para gobernar hace falta más carácter. Hay que ser algo zorreras, mentir y mentir hasta que el pueblo diga: ¡Qué razón tiene el Presidente! Esto lo hace muy bien el PP, niegan y niegan lo robado, hasta que el Juez se lo cree. Eso es el arte de la política, no lo que hizo mi padre: “LO SIENTO, NO VOLVERÁ A OCURRIR”. Ahí la cagó, ya no levantó cabeza. Reconoció la culpa y tuvo que largar y dejarme a mí la Corona llena de caca.

     P.- La verdad, D. Felipe, que ustedes los borbones son de bragueta fácil y eso les ha perdido. Usted parece más sosegado.
     FVI. En eso tenéis razón. Yo para serenarme lo que hago todas las mañanas es tomarme 2 o 3 copitas de anís La Asturiana y aguanto todo el día.

     P.- Y del catalán Puigdemont y de Javier Lacalle, qué opina.
     FVI.- Ay, los catalanes. ¡Qué miedo me dan! Querer la independencia… ¿Pero quién es independiente en este mundo? Si yo siendo Rey tengo que rendir cuentas a las multinacionales, a la gran banca, al clero y a Aznar. Independientes ¿de qué?, ¡tontos de los cojones! ¿No estáis de acuerdo con un Rey que os quiere y queréis echaros en manos de los que usan la rapiña para subyugar a los pueblos?  Yo quiero pensar que en el fondo no son tan tontos, lo que quieren es lavar el latrocinio del enano de Puyol y que no salga a la luz el 3%. Ya me dijo mi padre, cuidado con los catalanes, tu hijo dales solo el 2% y el 1% restante te lo quedas para gastos de representación.

     P.- Pero, ¿la Corona también les paga?
    FVI.- Hombre claro. Es la única comunidad que nos cobra un royalty por dejarnos usar el nombre de Rey de las Cataluñas. Y no solo eso, el Gobierno de España les tiene que mandar un tanto por ciento por dejarnos usar las autopistas y el puerto de Barcelona. Qué creéis,  a los españoles nos cuesta un pastón que Cataluña esté en España.

     P.-  Entonces D. Felipe, ¿por qué no les dejamos que hagan el Referéndum y que se separen?
    FVI.- ¿Y qué  hacemos, les dejamos solos en manos de las multinacionales, la banca, el clero y la Legión?  No podemos hacer eso,  la Constitución no lo permite.

    P.- ¡Joder, con la Constitución!  Para cambiar el artículo 135 y poner a la banca por encima de las necesidades del pueblo, sí  se pudo.
    FVI.- Hombre, no es lo mismo. Si se cambió fue por mandato del pueblo al que tanto amó Hitler hoy reencarnado en la señora Merkel. Además, ya sabéis el dicho: “Dinero llama a dinero, pero es lo mucho a lo poco” y nosotros somos lo que somos, un país mediano de Europa que cada vez pinta menos.

     P.- ¿Y de Javier Lacalle qué opina usted?
     FVI.- ¿Y ese quién es?

     P.- ¡Cómo que quién es! El  Alcalde de Burgos. Un muchacho joven que aspira a ser presidente. Acuérdese que salió en televisión cuando los sucesos del barrio de Gamonal. Muy amigo del amigo de su padre un tal Antonio Miguel Méndez Pozo, editor del Diario de Burgos, presidente de la Cámara de Comercio, Medalla de Honor del Colegio de Aparejadores y Cofrade de Honor de las Abuelas de Gamonal y no sé cuantos títulos más… casi tantos como usted.
     FVI.- Ya me acuerdo, ya. O sea que ese es el alcalde. Pero, si cuando salió por la tele parecía que estaba alelado. No sabía nada de nada y tenía a la ciudad en estado de alerta. Miren ustedes, lo que les decía antes. Para ser presidente de una nación hay que dominar el arte del engaño, como hace Esperanza Aguirre, Rajoy y sobre todo los peperos de Valencia. Ahí tienen por ejemplo a Rita Barberá, observando tras los visillos como gacela en celo la llegada del cazador. Sólo sale de la guarida cuando ve que el cazador y los perros se han alejado. Entonces sale de la espesura, hace una rueda de prensa y llama hijo de P. al cazador por acorralarla. Eso es arte.

    P.- Leches con el arte. Esto es igual que las corridas de toros. Con engaños torturan al animal, lo matan, premian al torturador y a eso lo llaman arte.
   FVI.- Un buen ejemplo, majos. Pero casi todo en la vida es engaño. Yo soy un engaño, los partidos son un engaño, la banca es un engaño, la justicia es un engaño, la patria es un engaño. Solo fue verdad lo del 15M y duró lo que duró. Al final acaba por imponerse el engaño.

    P.- ¡Qué clarividencia la suya Majestad!  Pero lo que no es un engaño es lo que está viviendo su familia. Mire,  Majestad, que ustedes han tenido mala suerte con los cuñados.
    FVI.- No me hable. Primero Marichalar mucha moda, mucho glamour, mucha gomina, mucha harina, mucho patinete y mi pobre hermana, tira que te tira de los hijos. Y el Duque empalmao lo mismo. Se junta con chorizos y acaban montando algo parecido a una empresa y a las primeras de cambio van y la cagan. Encima para hacer ver que es Duque empalmao se compra un palacete a cuenta del choriceo. Así no se hacen las cosas, hay que ahorrar, para cuando vengan mal dadas. Hay que hacer ver que uno no se hace rico de la noche a la mañana, que las apariencias cuentan. Ahora mis dos hermanas tratadas como unas cualquiera y mis pobres sobrinos sin reyes que se han quedado este año.

     P.- ¿Pero usted, D. Felipe, tendrá que echarles una mano?
     FVI.- Yo no puedo, me lo prohíbe la Constitución. La mano la está echando mi Padre el Rey Emérito con esos pocos ahorros que consiguió en sus más de 40 años de duros trabajos.

     P.- Hombre, D. Felipe. Que su padre tiene que tener el riñón bien cubierto. Menudos regalos le hacían los Jeques.
     FVI.- Pero ya les dije antes que él ayudaba mucho a los pobres. Además, corría con todos los gastos de Zarzuela. Aunque ustedes no se lo crean hay más de 100 empleados que todos los años se les renueva el Convenio Colectivo y jamás se puso pega alguna a lo que pedían. ¿Saben lo que cobra un conserje con 10 años de antigüedad?

     P.- ¿Cuánto?
     FVI.- 3.200 euros netos. Casi más que yo. ¿Y saben a cómo pagamos las horas extras?

    P.- ¿A cuánto?
    FVI.- A 40 euros. En estos tiempos de crisis y con estos sueldos la Casa Real no durará mucho. Solo hace falta que ahora los de Podemos la tomen con nosotros y nos rebajen el salario y nos quiten las dietas. Entonces a morir.

     P.- No se preocupe Majestad. Ya verá como al final estos chicos firman un buen convenio para ustedes. Que pasa lo de siempre,  al principio mucho bla, bla, bla y después cuando se prueba el sillón uno se da cuenta que las cosas son de otra manera y poco a poco se va acostumbrando al engaño.
    FVI.- Dios lo quiera.

    P.- Bueno, Majestad Serenísima. Gracias por habernos atendido. Aunque somos casi republicanos libertarios nos llevamos una grata impresión de usted. Sentimos no haber estado con su esposa. Si no es mucho pedir le rogaríamos intercediese para poder entrevistarla.
     FVI.- Una última cosa. Iremos por Burgos a inaugurar la nueva factoría de Campofrío. Díganle al Alcalde ese y al Editor que la olla podrida no le gusta a la Reina. Que preparen algo de marisqueo.

    Esta entrevista o lo que sea, se llevó a cabo el día de Gracia del Señor 23 de Febrero festividad de San Policarpo, obispo de Esmina en Turquía. Nació en el año 75 probablemente en el seno de una familia cristiana. Policarpo era un hombre de gobierno, pero cuando vinieron mal dadas, él no quiso se triturado por los leones y se escondió. Se mantuvo escondido 40 años hasta que llegó la democracia y la Guardia Civil le sacó del agujero y le dijo: Ya puedes salir Policarpo,  que el Rey ha dado un amnistía. Después se hizo cartujo y dicen que murió con un olor a santidad que tiraba para atrás. Santo Varón que a los alteres llegó.


El Estado contra la libertad
de expresión
por Javier Gallego para eldiario.es


La obra de los titiriteros no era una apología, era una radiografía. No enaltecía el terrorismo, describía los mecanismos que utiliza el aparato del Estado para atemorizar. El gobierno aún en funciones mueve sus hilos, desde la policía a los jueces pasando por la fiscalía, para debilitar y desacreditar a sus rivales políticos, acallar disidencias, cobrarse venganzas e imponer su estricta moral a golpe de mazo, mientras además intentan que hablemos un poco menos de su banda de corruptos y un poco más de la moribunda banda terrorista ETA.

Hay una “caza de brujas” de la divergencia política como denunciaban los titiriteros que han podido comprobar en carne propia que su tesis era cierta y hay una extensa lista negra de imputados por expresar sus opiniones a través de la creación artística, musical, literaria o humorística: los titiriteros, Guillermo Zapata, César Strawberry, el artista Abel Azcona, dos raperos de Granada acusados de meterse con la policía y Rita Maestre pasarán por los juzgados próximamente. Los tribunales de la nueva inquisición están a tope y han empezado a apretar las mordazas.

Mucho han criticado la obra de títeres quienes ni siquiera la vieron, pero lo único que podemos decir con certeza es que el argumento lo clava. No es sólo premonitoria, es preclara. Todo el que se meta con los Don Cristóbal del poder, la religión, la policía o los tribunales, puede verse perseguido por cada uno de estos estamentos o todos ellos que no dudarán en sacar las pruebas de contexto apoyados por una campaña mediática que construya el ajusticiamiento público. Calla la boca, marioneta, o te doy con la cachiporra.

El uso político de la Justicia y las fuerzas del orden que está haciendo el PP es evidente. Su monstruosa maquinaria se hunde en su propia mugre y da sus últimos zarpazos al intentar agarrarse al poder. Al goteo de imputados por corrupción en sus filas sigue casi en paralelo un goteo de imputados por ejercer la libertad de expresión. Cae al completo la dirección del PP en Valencia y, acto seguido, el fiscal de la Audiencia y el juez instructor decretan, sin disimulo a instancias del gobierno, un encarcelamiento desproporcionado de los titiriteros con la única intención de relacionar a Carmena y Podemos con ETA.

Demasiadas coincidencias juntas que sirven a unos intereses no son casualidad, son causalidad. La policía registra la sede del PP regional en Madrid por presunta financiación ilegal y al día siguiente los dos jueces peperos de la Audiencia Nacional, Espejel y López, instan a Pedraz a reabrir el caso Zapata para ver si hablamos un poco más de tuits y un poco menos de los ladrones del PP. Hablemos de Irán, como decía Rita Barberá. O hablemos de Rita Maestre como ha hecho Esperanza Aguirre en su enésimo teatrillo auto exculpatorio para explicar su semi pseudo dimisión.

Pues hablemos de por qué Rita Maestra irá a juicio este jueves acusada de ofender los sentimientos religiosos y, sin embargo, no son delito las ofensas homófobas de algunos obispos. Hablemos también del artista Abel Azcona acusado de “blasfemia” por dibujar con hostias la palabra “pederastia” en una exposición. Hablemos de por qué existe un delito religioso en las leyes de un país aconfesional y una iglesia en una universidad pública. La respuesta es sencilla: la Inquisición y la quema de brujas no han desaparecido, solo que ahora tienen formas mucho menos cruentas.
Hablemos también de por qué la fiscalía no pide la imputación de Jiménez Losantos por hablar de disparar a los concejales de Ahora Madrid, pero sí la de Zapata y Strawberry por hacer humor negro con el terrorismo o la de los titiriteros por criticar montajes policiales. Hablemos de los dos raperos de Granada, Ayax y Prok, encausados por injurias contra la policía en un vídeo en el que aparecen varios agentes aunque sus caras no son visibles. Con la nueva Ley Mordaza no se les puede fotografiar, no vaya a ser que les pillemos excediéndose en el uso de la violencia, como señala la canción. Cuando la seguridad del poder se impone a nuestros derechos, estamos en un Estado policial. Están mandando por encima de nuestras libertades.

Una democracia sólo es merecedora de ese nombre si garantiza la libertad de expresión frente a los intentos de limitarla con excusas. Como decía con sorna el ácido Dalton Trumbo, genial guionista de Hollywood víctima de la caza de brujas, de quien se estrena ahora una película biográfica: “La democracia consiste en que todo el mundo pueda decir lo que quiera y eso incluye al cristiano, al judío y al médico vudú”.
 


¡POR LOS HUESOS
DE CERVANTES!
Por Rubén de la Peña

Molidos los huesos, Cervantes aguarda. Con la aséptica sensación de obedecer al tiempo en la sala de espera del dentista o sobre el escay de una butaca para pacientes. Dentro de su caja creyendo, quizás, ver llegar al fin los ducados del de Béjar. Crear, morir pobre; todo es uno. En una sociedad donde se han rendido las letras, la imagen, la música al interés de quienes gobiernan. En un tiempo en el que el reconocimiento de la cultura se resume a cuatro galas previamente acordadas, siete premios pactados, diez titulares bien medidos. Ni en los huesos le dejan a uno el descanso. Quieren el poder y el gobierno de uno de esos eventos que los saque a relucir.
Maldigo a quienes, aupados en la mecánica del estado o en la astucia del capital, se erigen por encima del esfuerzo del artista. Escupo en aquellos actos en los que el artista se doblega a recoger de manos del político de turno; del empresario con las cuentas bien echadas, un premio o un galardón. Regüeldo de ceremonia.

Y es que estirado o engolado, presidiendo el atril o tras la suntuosa mesa de discursos, el poderoso -ganándose un toque cultureta y un no se qué de filántropo- se aposta hasta que se le postre el artista. Llegado el momento adecuado en que dócil, el creador, acude a recoger el galardón. La autoridad autoriza y se permite hablar al premiado para dar gracias. Los titulares no lo desarrollan de esa manera pero entiendo que se pudiese interpretar así: Don Méndez Pozo fue en auxilio de tal escritor a quien, para que le tomasen en serio los acólitos del Diario de Burgos, le sacudió una Vocera. O: para ser leído debieron de darle el Planeta.

El poderoso es consciente de que el autor no le necesita. Parece, entonces, deber del empresario y del político mantener al artista pobre, rápido a su llamado, dispuesto a su propina, sonreído para la ceremonia. Créanme, desocupados lectores, no hay nada menos creativo que una ceremonia, que el protocolo, que el buen uso. Viene a ser como confundir al somnoliento con el ensoñado. Créanme también, no hay nada más difícil que vivir de la creación literaria. Entiendo, pero no sonrío, a quienes participan de este juego de dependencia por amor a su trabajo. Pero les recuerdo lo que escrito le dijo Teresa a Sancho cuando este aspiraba a ser gobernador:
“Viva la gallina, aunque sea con su pepita; vivid vos, y llévese el diablo cuantos gobiernos hay en el mundo; sin gobierno salistes del vientre de vuestra madre, sin gobierno habéis vivido hasta ahora, y sin gobierno os iréis, o os llevarán, a la sepultura cuando Dios fuere servido. Como ésos hay en el mundo que viven sin gobierno, y no por eso dejan de vivir y de ser contados en el número de las gentes. La mejor salsa del mundo es la hambre; y como ésta no falta a los pobres, siempre comen con gusto con o sin Gobierno”.

Los huesos de Cervantes están removidos a falta de un patrón que les dé féretro y tumba. Buscan y esperan desde el 22D gobierno quien oficie los actos de tan pobre calcio. Ya se teme que un presidente y unos ministros en funciones oficien tal. Pues si ha de ser en funciones que se curren, por ejemplo, la función y representación del coloquio de los perros o la Numancia y que por una vez actúen para el pueblo.
Cervantes, la literatura, no necesitan patrones ni gobiernos, se defiende sólo y sola se vale. Sin Gobierno escribió Cervantes, sin dinero, sin el dinero de los duques. En los puros huesos
.








No hay comentarios:

Publicar un comentario


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner