jueves, diciembre 22, 2016

El Perdigón Nº 80 Granjera busca esposo




Gente corriente
Por Fernando Ortega Barriuso

Una joven burgalesa, poeta y cantautora, -Judith Pérez- nos recuerda en su reciente disco La casa suiza los “sucesos de Gamonal”, que muy pronto celebrarán ya ¡¡3 años!! Dice: “Nos tratan como a marionetas. Cortemos sus hilos y a luchar. Ponte en pie y pisa fuerte aquí. No estás solo…”. No se puede añadir mucho más: marionetas, lucha, solidaridad… El pueblo contra los caciques, como en los juicios de las antiguas películas americanas. Gamonal: gente corriente que salió a la calle para oponerse a una cacicada y sobre el que Javier Lacalle (contaminado por el viaje a Niza con un Méndez)  tuvo que, lacrimógenamente, recular y dar carpetazo. No se consiguió cumplir el eslogan “Lacalle a la calle” pero en las siguientes elecciones municipales solo consiguió 9 de los 27 concejales en disputa. Minoría que, al final ha reconvertido en mayoría por la debilidad de sus oponentes. Y, ojito, cuando algunos de ellos han alzado la voz han comenzado a aparecer informaciones y dosieres para señalar que traspasan una línea roja. No hay más que incordiar para que las fuerzas vivas se movilicen y aparezcan las diversas policías, tanto con uniforme como de paisano.
Mientras, la ciudad sigue con su fantasía de ser una ciudad creativa gastronómicamente y llena de eventos épicos para atraer a turistas despistados. Y es que el lobby hostelero pesa mucho en la ciudad y en el binomio cultura y turismo –misma concejalía- el montante de subvenciones dedicadas a ellos hace que el destinado a la cultura sea flaco y huesudo como nuestro río mayor. Y por esa alegría gastronómica y creerse el rey del mambo, la ciudad no pasó la criba de los fondos europeos DUSI para hacer una ciudad más solidaria, inclusiva, verde, limpia y moderna, que es lo que desearíamos todos los ciudadanos. 10 millones de euros volaron por la desidia municipal.
Pero ante ese panorama un tanto desolador, no nos queda otra que insistir y mirar hacia adelante. Dos opciones –que quizá se puedan compaginar con inteligencia-: o formar parte del aparato o/y intentar transformarlo desde fuera. Hay que escuchar a la gente experimentada y con sensibilidad para cometer los
mínimos errores, como el gran Darío Fo, que entre otras muchas cosas comentaba: “La izquierda ha fracasado porque se ha casado con el poder. Ante el dilema de tenerlo o no, decidió irse a la cama con el dueño”. ¿Nos suena?
Cambiar el mundo sin tomar el poder.
Saquemos pecho. En Burgos hay un entramado alternativo muy potente, del que las luchas de Gamonal fueron la punta de lanza: crowfunding, redes sociales, revistas y prensa digital, grupos de teatro y de música, economía colaborativa, asociaciones ecológicas… un mundo subterráneo, y no tanto, está ojo avizor sobre el poder de la ciudad. Emprendedores, en el más noble sentido de la palabra. Gente corriente que piensa, escribe, pinta, compone y actúa. Gente corriente que quiere avanzar y conseguir una sociedad más libre y más justa. Más feliz, no para conseguir más coches o más bibelots si no como lo define George Orwell en su artículo ¿Pueden los socialistas ser felices?, como sinónimo de fraternidad, de armonía, de desarrollo humano. La línea horizontal –“nadie es más que nadie”- frente a la vertical, a la jerárquica, a los aparatos diversos. La voz de los ciudadanos.

Ahora que llega el tiempo de sentar a un pobre en la mesa y de cantar villancicos, os invito a cantar una copla recopilada por Domingo Hergueta (Folklore burgalés, 1934): “En el cielo manda Dios. / En mi pueblo, el alcalde. / En la iglesia manda el cura. / Pero en mí no manda nadie”.
Pues eso. Y –por qué no- ¡Feliz 2017!

Mendezillos
-          Lacalle se entera de que está en 2016
El alcalde pensaba que vivía en 2012, con mayoría absoluta, aunque fuentes cercanas al consistorio señalan que en su despacho había un calendario de 1966
-          Bañeres pregunta a Albert Rivera si puede ya sacarse el carnet del PP
La dirigente de Ciudadanos en Burgos quiere así evitar pagar doble cuota, ya que, según ha declarado: “Puedo liarme con el duplicado de facturas y acabar como Fernando Gómez”
-          Diario de Burgos revela que la cuñada de uno de Imagina se coló en la frutería
De esta forma, ponen de manifiesto el nivel de este medio de comunicación, que se confirma como una referencia para familiares y amigos de Méndez Pozo
-          Acusan a una persona de la directiva del Burgos C. F. de ser de izquierdas
La persona afectada ha salido al paso de las graves acusaciones afirmando que simplemente una vez, llevado por la confusión, votó a Ciudadanos
-          Aparece un ejemplar de El Perdigón sin faltas de ortografía
Los implicados, parafraseando a Ana Rosa Quintana, se han desvinculado del asunto señalando que se deberá a un “error informático”

EXCLUSIVA
El Perdigón te trae el Nº de Carlos Fabra





Marcos Ana
Por el Abuelo Libertario

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra, 
que yo te escribiré.
                   Miguel Hernández.


Se nos va yendo una generación de hombres que alumbraron un siglo lleno de luchas, de utopía, de generosidad y de esperanzas. Hombres de una calidad humana que se fueron forjando en las cárceles que el dictador Franco abrió de par en par para que en ellas entrasen todos aquellos que se enfrentaron al fascismo con la esperanza de romper las cadenas que impedían la libertad y el desarrollo armónico del ser humano. Uno de estos hombres fue Marcos Ana. 23 años aislado del mundo, encerrado en una celda: Mi Vida, os la puedo contar en dos palabras: Un patio, y un trocito de cielo por donde a veces pasan una nube pérdida y algún pájaro huyendo de sus alas”. Nos dice en uno de sus poemas. Hace años, con motivo de presentar el libro ‘Decidme cómo es un árbol’, -en el que narra los 23 años pasados en las prisiones, muchos de ellos en el Penal de Burgos- en la Sala Polisón con una sala abarrotada, con un  silencio, atronador, fuiste desgranando los 23 años en prisión, fuiste contando lo que te habían robado, el amor tardío al que llegaste, el dolor de tus compañeros fusilados, la amargura de ver un pueblo arrodillado ante el dictador. Mientras tú hablabas poco a poco, nuestros ojos se fueron llenando de lágrimas, de un dolor profundo, por sabernos libres cuando el Penal gritaba. Pero en tu narración no había odio, ni tan siquiera rencor. Había perdón y comprensión para aquellos que te torturaron. El humanismo que llevabas dentro impedía cualquier revancha, cualquier ajuste de cuentas. Tu mente, tu conciencia, tu palabra y tus poemas eran libres; volaban más allá de los cuatro metros de tu celda. Puede que los prisioneros fuesen los carceleros y los que dormían plácidamente mientras el dictador firmaba sentencias de muerte. Hoy nos has dejado, has partido dejando un legado, una lucha, miles de amigos y cientos de poemas. Que la tierra te sea leve, compañero.


BOLA DE NIEVE
Por BISCUTER

Vamos a andar, con todas las banderas trenzadas, de tal manera que no haya soledad, nos recita Silvio Rodríguez en una de sus hermosas canciones. Es un buen lema para estos tiempos de cambio e incertidumbre. El viejo mundo se muere y el nuevo tarda en aparecer y en este claroscuro aparecen los monstruos, decía Gramsci. Vivimos el tiempo de la post-verdad. Nunca como ahora la mentira domina la política. Hoy los hechos objetivos y constatables son menos influyentes en la opinión pública que las emociones y las creencias personales. Ahí tenemos a Mariano Rajoy declarando que “ …el Diario de Burgos ha ayudado a una convivencia más abierta y a la formación de una opinión pública viva y tolerante …”; o al señor Trump difundiendo en las redes sociales perlas como que el Papa Francisco apoyaba su candidatura o que Bill Clinton había violado a una menor de 13 años durante la última campaña electoral. En las elecciones norteamericanas hemos constatado, que el uso de Internet como canal alternativo a los mass media clásicos, ya no es exclusivo de las nuevas fuerzas democráticas, sino  que también es empleado masivamente por la extrema derecha y la derecha dura, para difundir y dirigir sus mensajes políticos -¡no se iban a dejar escapar esa oportunidad!-. La extrema derecha ha vuelto a este mundo, no lo olvidemos, a salvar al capital financiero y a su modelo de explotación neoliberal. 
Al igual que el año 2008 marcó el inicio del crac económico, el año 2016 está marcando el inicio del crac político. Como hemos repetido en otras ocasiones (¡Biscúter, te estás haciendo viejo!), la crisis económica ha traído esta crisis política global, cuya causa es un acuciante malestar social, que se convierte en un voto de castigo a los representantes del orden económico y político establecido. El problema es que parte de ese malestar lo están capitalizando monstruos como Trump, Marine Le Pen, etc., y que su mensaje tiene la forma de bola de nieve, cada vez más veloz, mas grande y más peligrosa.

Decía Fernando Pessoa que cuando el orden ha sido restaurado - ¡Mariano Rajoy Presidente!-, todo aparece en su vileza. A los medios de comunicación de masas, especialmente en España, les ha dado por arrojarnos  a la cabeza la palabra “populismo”, intentando confundir al personal y metiendo en el mismo saco al nuevo fascismo y a los que reclaman más democracia real y el fin del neoliberalismo salvaje. Como bien sabemos, el término populismo es polisémico. Surgió a finales del siglo XIX, con los llamados “populistas rusos” y a lo largo del tiempo ha sufrido diversas transformaciones. Hay lo que podemos llamar populismo demagógico, ese que consiste en prometer algo que no se tiene intención de cumplir. Ha sido muy practicado en las últimas décadas por el bipartidismo, y el ejemplo más cercano lo tenemos con Rajoy en la campaña electoral del 2011. Hay otro populismo, el de Laclau, que se presenta como proyecto de construcción de un nuevo sujeto de cambio, entendiendo que la nueva fractura social va más allá del conflicto de clases clásico. Y por último, hay un populismo autoritario, en el que confluyen la dimensión antielitista y la apuesta antipluralista y xenófoba, que es el caso de Trump y sus seguidores europeos.
Es muy conocida la distinción que hacía Max Weber entre la ética de la responsabilidad y la ética de los principios, pero cuando se cita el asunto no se menciona una coletilla que añadió el propio autor,  aquella que decía que hay que pedir lo imposible para alcanzar lo posible. También en el ámbito de la ciencia política, es muy repetida la idea de que la política es poder y no puede interpretarse desde la moral, pero olvidan que si la moral existe como forma de ponernos límites, es precisamente porque las relaciones humanas son todas relaciones de poder, como bien dice Josep Ramoneda.
Carlos Fernández Liria aportó una reflexión interesante sobre lo que fue el 15 M, que traigo a colación por si fuera de interés para deshacer esa bola de nieve. La gente del 15 M se juntó en las plazas, no para hacer la revolución, sino para pararla, para frenar esa revolución neoliberal que está minando nuestras sociedades. A ello añadiría otra idea interesante a tener en cuenta, en este caso aportada por un socialdemócrata inteligente como Joaquín Estefanía. En esta época de conservadurismo feroz, la mayor parte de la izquierda se ha preocupado en muchos casos de lo simbólico (memoria histórica, monarquía versus república, nación, pueblo, etc.), cosas todas ellas importantes, pero ha abandonado su función principal, que no es otra que luchar contra el poder económico.
Está cayendo el apoyo a las democracias formales, dice N.Chomsky, porque no son verdaderas democracias. Defendamos la idea de una democracia digna de tal nombre y no permitamos que el vacío actual lo llenen sus más feroces enemigos.

POEMA 

La vida
MARCOS ANA


¿La vida?


Decidme cómo es un árbol.
Decidme el canto de un río,
cuando se cubre de pájaros.

Habladme del mar. Habladme
del olor ancho del campo.
De las estrellas. Del aire.

Recitadme un horizonte
sin cerradura y sin llaves
como la choza de un pobre.

Decidme cómo es el beso
de una mujer. Dadme el nombre
del amor: no lo recuerdo.

¿Aún las noches se perfuman
de enamorados con tiemblos
de pasión bajo la luna?

¿O sólo queda esta fosa,
la luz de una sepultura
y la canción de mis losas?

Veintidós años... ya olvido
la dimensión de las cosas,
su color, su aroma...

Escribo a tientas: el mar, el campo...
Digo bosque y he perdido
la geometría de un árbol.

Hablo por hablar de asuntos
que los años me borraron.

(No puedo seguir: escucho
los pasos del funcionario).



De: Decidme cómo es un árbol




¿PORQUÉ SE TEME AL FEMINISMO?
Por LA MORADA


Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua el término feminismo se define como la “Ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres”. Nada escandaloso como vemos. O, ¿acaso sí es escandalosa esta definición por lo que comporta?. Al parecer sí lo es para muchos machirulos e incluso algunas machirulas.

Si nos vamos al artículo 14 de la Constitución nos encontraremos, literalmente, con esta redacción: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.” Y, a menos que, por la utilización del genérico masculino, se nos excluya a las mujeres españolas de toda la Constitución, dice que somos iguales y sin discriminaciones.


Por tanto, si pasamos por alto el sexismo lingüístico de la expresión “españoles” y entendemos que se ha utilizado para englobar a toda la población española, podríamos afirmar que la Constitución, según el diccionario de la RAE es feminista, puesto que defiende que las mujeres debemos tener los mismos derechos que los hombres sin que prevalezca ninguna discriminación por razón de sexo.
En algunos aspectos se ha avanzado bastante como los casos de las ciudades que se han declarado feministas, ciudades que buscan la igualdad de toda su ciudadanía sin distinciones. Sencillamente acatando la Constitución.
Pero cuando se utiliza el término feminista, saltan las alarmas. Y es que el motivo está bien claro. Con una igualdad real se acaban los privilegios. Y el patriarcado, fuertemente arraigado en nuestras sociedades, se alimenta de los privilegios históricamente autoasignados.
El feminismo busca la igualdad de derechos y oportunidades de mujeres y hombres y, por tanto no es, no debe ser únicamente, un tema de mujeres. La reivindicación de la igualdad nos atañe a mujeres y hombres, pero al ser las mujeres las mayores perjudicadas por el patriarcado, somos las que más damos la cara. Pero existen hombres que están a nuestro lado en esta reivindicación de igualdad real que no formal.
El temor de hombres y mujeres al feminismo viene dado por el temor a la pérdida de esos privilegios que se tienen por ocupar espacios tradicionalmente masculinos, por tener que ceder lo que se ha usurpado de forma ilegítima a lo largo de la historia: la igualdad en el derecho al acceso a los recursos de todo tipo, sean estos tangibles o intangibles. Y por recursos me refiero a espacios públicos, privados, riqueza, acceso a la justicia, a la educación, a la salud, a derechos civiles y un larguísimo etc. Pero también y por supuesto a nuestro propio cuerpo de mujeres para decidir libremente si queremos o no queremos ser madres, sin que por ello nos convirtamos en “salas de ejecución” tal y como afirmó un machirulo que anda por la política y que, al parecer tiene las neuronas más sueltas incluso que la lengua, que ya la tiene muy suelta.
Y es que perder privilegios no le gusta nadie y por eso aparece el rebote de toda la caverna cuando surge la exigencia por parte de las feministas de la igualdad. Y es que no pueden evitar llevar en el ADN aquello de las jerarquías masculinas naturalizadas por siglos de discursos patriarcales. Pero no. Señores y señoras de la caverna, la igualdad es un derecho que tenemos reconocido y cada vez que lo niegan, están negando no sólo el derecho constitucional, sino el derecho incluso a la vida.
Y si, digo a la vida y digo bien, puesto que permitiendo la desigualdad para mantener sus privilegios, permiten los asesinatos de mujeres, porque desigualdad y violencias machistas siempre van de la mano. Y en ese sentido admiro profundamente a las compañeras y amigas que en estos precisos momentos están luchando dentro de sus organizaciones para que éstas pasen a ser también feministas incluso en sus estatutos como forma de declarar que su lucha es, también, un compromiso radical (de raíz) con la igualdad. Pero las resistencias son muchas y fuertes. Y no siempre vienen solo de la mano de los hombres.

Es triste asistir a esa resistencia de algunas mujeres a la igualdad, pero tampoco la podemos obviar. Del mismo modo que el machismo no es sólo una cuestión de la caverna y existen hombres machistas en todo el espectro político, hay mujeres machistas que no ven con buenos ojos la reivindicación de la igualdad. Triste pero real.
 Es esperanzador ver cómo en los actos a los que vamos acudiendo para sensibilizar en la necesidad de la igualdad para evitar violencias machistas, o cuando hablamos del patriarcado y su apropiación indecente de nuestros cuerpos o de los recursos de todo tipo, van acudiendo cada día más gente joven. Mujeres y hombres jóvenes a quienes, cuando les explicas el término “feminismo” quedan ojipláticos y se preguntan el motivo de la criminalización social de dicho término. Y es justo en ese momento cuando hay que explicar el profundo e intenso interés patriarcal en demonizarlo para mantener sus privilegios históricos.
Se nos criminaliza a las feministas por denunciar públicamente esos privilegios que toman muchas formas. Se nos criminaliza porque no acatamos el orden patriarcal. Se nos acusa por exigir libertad absoluta sobre nuestros propios cuerpos. Se nos intenta ridiculizar por pedir imperiosamente y de todas las maneras posibles que se nos deje de asesinar por ser mujeres. Se nos ridiculiza por poner el dedo en la llaga de las desigualdades. Se burlan de nosotras por buscar otro orden social más equitativo y justo, por buscar relaciones simétricas y con sexualidades no heteronormativas, entre muchas reivindicaciones más.
La maquinaria patriarcal es muy potente y se camufla constantemente para sobrevivir a los logros y exigencias del feminismo, de los feminismos, pero estamos ahí y somos muchas y cada vez son más los compañeros que saben e incluso sufren el patriarcado cruel en sus propias carnes, los que se van sumando a esa exigencia de igualdad real entre las personas.
Porque como afirmó Simone de Beuvoir, “El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente”. Y eso asusta. Y al parecer mucho y a mucha gente. Pero que cada cual se analice sus propios miedos porque las feministas, las personas feministas, no vamos a dejar de luchar individual y colectivamente por ese objetivo final que es el de la igualdad real y en todo los sentidos entre las personas.

Que se lo apunte el patriarcado, puesto que ese es el objetivo final y radical al que no vamos a renunciar.


ENTREVISTA a Gloria Bañeres

Dada la posible moción de censura al alcalde de nuestra hermosa ciudad, Sr. Lacalle, por parte de los grupos de la oposición, nos hemos dirigido a la portavoz del grupo municipal de Ciudadanos Doña María Gloria Bañeres de la Torre, Licenciada en Derecho por la Universidad de Deusto para que nos cuente el cambio radical que han dado al unirse con el PSOE e Imagina (Podemos e IU para los amigos) enemigos potenciales de Ciudadanos. Para realizar esta entrevista nos hemos dirigido a su domicilio particular en Castrillo del Val. En una salita decorada con cuadros del Rey Emérito sin muletas y de los Reyes actuales D. Felipín y Doña Leticia acompañada de las dos Princesitas cogidas de la mano, así como un gran retrato de San Escribá de Balaguer, da comienzo la entrevista.
P.- Bonita salita Doña Gloria. Muy bien decorada. ¿Los cuadros son reales o litografías?
Doña Bañeres: ¿No veis que son reales? Son de la realeza hechos por el pintor de la Casa Real para los militantes destacados de Ciudadanos.

P.- ¿Y el de San Escribá de Balaguer?
Doña Bañeres: Ese le compré en el rastrillo que ponen las pititas. Me lo vendió Doña Pilar de Borbón hermana del Rey Emérito. Le tengo especial cariño. Doña Pilar me dijo: Es un santo muy milagrero, si todos los días le rezas 100 padrenuestros y 50 avemarías al mes verás cómo se cumple lo que le pidas.

P.- ¿Y usted qué le pidió?
Bañ.- Llegar a alcaldesa.

P.- Pero no se ha cumplido, se ha quedado en concejala.
Bañ.- Es que a Doña Pilar se la olvidó decirme que había que mandar 1.000 euros al Opus Dei que si no el milagro se quedaba a medio cumplir.

P.- ¿Y ya los ha mandado?
Bañ.- Hable con ellos y me han permitido hacerlo a plazos con un interés del 0,50 %. Acabaré de pagarlo antes de que finalice esta legislatura. Si el milagro se cumple seré alcaldesa dentro de 2 años.

P.- ¿Y si no se cumple?
Bañ.- Me devuelven el 10% de los 1.000 euros.

P.- Joder. Qué negocio.
Bañ.- No crean que es tanto negocio ya que en los 1000 euros van incluidas dos estampas, un rosario, un juego de medallas, una reliquia del santo y un calendario.

P.- Bueno, Doña Bañeres, dejemos esto, que cada uno tenga su propia fe. Si le parece hablemos de la Moción de Censura. ¿Qué ha pasado para que de la noche a la mañana deje su formación de apoyar al PP y se una al PSOE y a Imagina?
Bañ.- Yo he nacido para ser señora y este alcalde, que es un niñato, engreído con pocas luces y un poco chuleta, me ha tratado como si yo fuera su criada y eso sí que no, por ahí no paso. Que una tiene su dignidad.

P.- ¿Pero tan mal la trataba?
Bañ.- Es que me olvida. Solo tiene ojos para Fernández Santos y para Raulito. Sólo se dirige  a nosotros para decirnos: Hay que votar esto, hay que votar lo otro. Las cosas importantes las trata a puerta cerrada con la oposición, sobre todo con el PSOE y por ahí no paso. Nuestra ideología y la del PP tienen que ir parejas. Somos hermanos de sangre, tenemos los mismos genes, hemos nacido el uno para el otro y debemos caminar en armonía, sintiendo el amor en lo más profundo, sin fisuras, para que fluya todo ese potencial político que llevamos dentro para bien de la Patria, del Rey y del Ibex 35.

P.- Ya entendemos. Cuando esto no ocurre hay que buscar otra salida.
Bañ.- Eso es lo que hemos hecho. Juntarnos momentáneamente a una oposición con la que poco tenemos en común. Pero que puede servir para cambiar la postura del alcalde y de D. Méndez Pozo.

P.- ¿Y qué tiene que ver el editor del Diario Burgos en esto?
Bañ.- Yo llegué a un acuerdo con los dos para salir en el Diario. El acuerdo incluía que tendría derecho a media página los fines de semana y  el alcalde a una y esto no se ha cumplido. Salen más Fernández Santos y Raulito que una servidora. Estoy harta de aguantar tanto desprecio de los unos y de los otros.

P.- De los otros se refiere a PSOE e Imagina.
Bañ.- A los mismos. Se reúnen entre ellos ponen sobre la mesa 700 puntos y a nuestro partido no se dirigen para nada. Cuando los 700 puntos se queden en uno o dos nos llamarán y nos dirán: ¿Qué? ¿Estáis de acuerdo?

P.- Y ustedes dirán que tururú.
Bañ.- Qué remedio. Malo con Lacalle, pero con Daniel de la Rosa apoyado por los rojos de Imagina mucho peor. La única solución posible para quitar al PP y limpiar la ciudad, es que yo sea la candidata apoyada por PSOE, Imagina y por Rufino.

P.- Pero eso los de Imagina no se lo imaginan ni por el forro de los cataplines.
Bañ.- Pues allá ellos. Seguiremos con Lacalle hasta que la calle lo eche. Cosa esta que ya se intentó y fracasó.

P.- ¿Con eso de limpiar la ciudad que quiere decir?
Bañ.-Hombre por Dios. No se hagan los tontos. Que el ático era más pequeño, que el viaje a Niza, que el Bulevar, la Plaza de Toros y sus corridas… ¿De dónde saca pa tanto como destaca?

P.- ¿Albert Rivera qué piensa de todo esto?
Bañ.- Qué va a pensar. Él está de acuerdo en que procuremos ganar el sillón, pero no a cualquier precio. Nos dice, con buen criterio, que vayamos paso a paso, que dejemos obrar el milagro. Y si vemos que algún independiente llega al partido con dotes y carisma para llevar la Alcaldía que no les cerremos las puertas.

P.- Que un independiente pueda ocupar el sillón no es ninguna tontería. ¿Han pensado en alguien?
Bañ.- Muchos y muchas se están acercando al partido. De todos ellos, hay dos o tres que puedan servir, uno es Daniel de Cullá, buen conocedor de los entresijos del ayuntamiento y otro más joven que puede prometer en un futuro es Rubén de la Peña. La única pega es que los dos vienen de ambientes poco fiables. Además, el joven es el consejero político de Raúl Salinero.

P.- ¿Qué ambientes son esos?
Bañ.- Eso no se lo puedo contar. Solo les puedo decir, que son dos personas de probada rectitud y eso es lo que cuenta. Jamás se fueron de un bar sin pagar la consumición, sobre todo el señor Rubén de La Peña, el otro es un poco raposillo,  se hace el longui a la hora de meter la mano en el bolsillo.

P.- Visto el panorama, Doña Bañeres. ¿No cree usted que es mejor dejar las cosas como están, ir desgastando al PP con una buena oposición y esperar a que el santo obre el milagro?
Bañ.- Puede que tengan razón. Lo malo es que el Sr. De la Rosa quiere el sillón ya y está revolviendo Roma con Santiago con tal de llegar a él. Yo ya le he dicho, vamos a esperar el milagro, pero él no cree en los milagros, dice que eso son inventos de la derecha para dormir a  los pueblos. Por más que le he dicho, no seas incrédulo mira lo que le ha pasado al Rey Emérito.

P.- Pero qué milagro es ese del Rey que no nos hemos enterado.
Bañ.- Hombre. No han visto a D. Juan Carlos andando como un primor. Cuando fue al funeral de Fidel en La Habana y le vio Raúl bajando del avión, hecho un guiñapo, apoyado en dos muletas le dijo: Deja las muletas en consigna y toma estas dos mulatas. Desde entonces anda más derecho que una vara de avellano. Si eso no es un milagro venga Dios y lo vea.

P.- Eso no es un milagro, eso es un chiste muy machista.
Bañ.- Qué chiste machista ni qué leches. Fue un milagro. ¿O es que ustedes tampoco creen en los milagros?

P.- El único milagro que nosotros conocemos es el de esa mujer que es capaz de sacar adelante a una familia con 600 euros, eso sí que es un milagro. Dejando los milagros a un lado.  ¿En el caso remoto de que usted llegase a alcaldesa, cuales serian sus prioridades?
Bañ.- No sé. Casi mejor que esa pregunta se la hagan a Albert Rivera. Es el que más entiende de estas cosas.

P.- Pero mujer. ¿Algo hará usted por propia iniciativa?
Bañ.- Haría lo posible para que Fernández Santos deje de tratarme tan mal, a mí y a todos los concejales. Haré lo posible para que el PSOE e Imagina se lleven bien, que se unan y celebren la Navidad juntos y en armonía. Que D. Méndez Pozo en la cesta de Navidad que nos envía incluya una estampita de San Escribá de Balaguer. En las fiestas de San Antón de Gamonal subiríamos la subvención para que en vez de titos den alubias con almejas y nécoras a la plancha. Que se acabe con el derroche que supone levantar toda la ciudad para encontrar el cofre del Cid. Y para terminar, crearíamos ayudas para que los jóvenes de más de 25 años se marchen de una vez de la casa de sus padres.

P.- Ve, Doña Bañeres, como sí que se pueden hacer cosillas. Lo que más nos gusta es la ayuda a los jóvenes.
Bañ.- Es que es una vergüenza. Mi sobrino Marcos con 31 años no hay quien le eche. Está su madre harta, ni limpia su habitación, ni tira la basura, no hace nada de nada, eso sí, come como un descosido y los fines de semana llega medio tajada, no encuentra ni la habitación y se queda grogui en el pasillo. Ya solo falta que traiga alguna pobre chica.

P.- Nos gusta cómo enfoca usted los problemas, si señora. Solo una cosa echamos en falta que no incluya algún apartado sobre los jubilados.
Bañ.- Como en Ciudadanos todos somos jóvenes, hemos pensado que ese apartado lo traten mejor los abuelos del PSOE.

P.- Pues nada, Doña Bañeres. Si quiere añadir algo más, El Perdigón está a su disposición
Bañ.- Sólo decir al pueblo de Burgos que espere un poco, que tenga resignación, que no haga locuras. Dentro de poco, cuando se obre el milagro y nosotros gobernemos,  haremos lo posible y lo imposible para que la ciudad vuelva a estar a la altura de París, de Londres, de Berlín. Sólo esto lo puede hacer un partido como Ciudadanos, dirigido por gente joven, gente pata negra, llenos de ilusión y de confianza en el Ibex 35, en la Realeza, en el Opus-Dei, en el Real Madrid, en Albert Rivera y en Doña María Gloria Bañeres de la Torre. Que se despide de ustedes deseándoles una Feliz Navidad.

Esta entrevista se realizó el 18 de diciembre festividad de Máel Maedóc Ua Morgair para los amigos, San Malaquías de Armagh, (1094-1148) profeta, obispo de Armagh (Irlanda) escribió dos listas de profecías en la segunda cántica línea tercera nos dice: Llegará al Vaticano de allende los mares un Papa que revolucionará la Iglesia de Roma, al que todos llamarán Francisco Alegre y Olé. Bajo su Pontificado un gobernante del país más rico de la tierra llamado Trump (pedo en castellano),  enviado por Satanás, traerá guerra y hambre. El mundo se salvará cuando en la muy Católica y Apostólica ciudad de Burgos gobierne una mujer su Ayuntamiento. Esto sucederá antes de que la revista El Perdigón llegue a su número 100.
FELICES FIESTAS, OS DESEAN LOS AMIGOS DEL PERDIGÓN.



No hay revolución sin niños
Por   Alberto de Miguel Pliego

Me gusta escribir en cafés. Acaso, pienso, después del garabateo de un par de líneas sobre el folio escuche una conversación de esas por las que se cuela la vida en este trabajo de escribir, dándole mucho más valor.
                Así me encontraba en un café madrileño —donde entrevistaron a Pedro, el caído, para más señas— a hora tan grata como la del mediodía, cuando se me acercaron sin que me diera cuenta, gritaron “¡Bu!” y salieron escopeteados a la calle. Eran dos chavalillos, niño y niña de no más de 6 años, rubios y vestidos “a lo seriecito”. De primeras, no le di más importancia y seguí a lo mío. Pero, poco después, golpearon con los nudillos la cristalera exterior para llamar mi atención. Sonreí sin levantar la vista de los folios y lo aprovecharon como una señal para otra intentona.
Ahora que había aparecido esta pareja, con unas ganas de jugar desbordadas, supe que ya no iba a escribir más y que, como mucho, interpretaría al aprendiz de escritor, mirando seriecísimo sus folios (como si cuanto más serio, más escritor pareciese.) Naturalmente, mandé enseguida esta posibilidad a hacer puñetas.
Las primeras veces, les bastaba con mi acecho de reojo. Avanzaban como pisando huevos y conteniendo la risa, esperando el mejor momento para el asalto…Hasta que terminé por responder a su “¡Bú!” incitante con un amago de levantarme para perseguirles, del que huyeron sabiendo que había entrado en su juego. Lo mejor de todo es que, para evitar que se aburrieran, tenía que improvisar cada nuevo asalto, ¡terminar arriba!, como nos decía aquel brillantísimo profesor de guión que fue Juan Miguel Lamet. Bien me escondía detrás de los folios —como los espías del cine clásico detrás de un periódico—, para dejarlos caer cuando les oía llegar; o me hacía el distraído escribiendo y, súbitamente, cerraba la carpeta de un golpetazo; o…Así muchas variantes hasta que cada cual se marchó por su lado y bajamos el telón.
Traigo a colación esta anécdota personal porque no pocas veces, por las calles de la ciudad, en los paseos, en las urbanizaciones, he visto a padres gritando o amenazando a niños como los del café. Y como al ver esto se me pudre la sangre, busco una explicación (ando buscando la causa del sufrimiento, decía el verso de Blas de Otero que Ángel recordó en una de nuestras charlas en la Casa de la Cultura de Gamonal): y pienso, ¡Dios!, qué razón tiene Jesús Sancho cuando dice que se comenzó poniendo patios y vallas a las escuelas y que, con el pasar del tiempo, se han ido patializando todos los aspectos de la vida. Por eso los niños no pueden gritar a pulmones llenos, ni hacer del mundo un lugar de exploración, ni rasparse las espinillas en una caída.
Incluso he llegado a preguntarme si los niños pueden ser tan viles como para merecer gritos y amenazas así…
…Pero no.
Lo verdaderamente vil son las aguas en que nadamos. 
Esta otra respuesta la encontré en una historia —que las buenas historias contienen las causas sociológicas, psicológicas y todas las demás de nuestros comportamientos— del maestro Victoriano Crémer. Se trata de “El Mundo de José Jesús”, cuento donde narra la vida de un pequeño indígena que, como su medio tocayo de Nazaret, trata de combatir las injusticias de su tierra y de sus gentes.
Transcribo un pequeño fragmento relacionado con lo anteriormente dicho:
“Aves y animales y seres humanos convivían en paz y en gracia de los dioses…Hasta que aparecieron los ambiciosos mercaderes del Oriente y se apoderaron de toda la tierra y de los árboles del pan y pusieron coto y cerco a los ríos y puertas al campo e impusieron tributo por todo.
Y la gente se volvió triste e irritable, porque donde no hay pan ni libertad las sangres se amargan…Y los padres de la tribu se volvieron duros e intransigentes con sus hijos y con los demás miembros de la comunidad. Les imponían castigos y trabas porque los mercaderes, ahora con poderes para dirigir la Sociedad, decían que tal estaba previsto para el beneficio de todos. Pero todos se habían endurecido, y lo mismo que los mercaderes guardaban con siete llaves los frutos de la tierra para su mejor comercio, los padres sometían a los hijos, sin amor…”
Cuenta después Crémer cómo los niños, viendo que su desgracia nacía de la avaricia y egoísmo de los mercaderes, se organizaron para sabotear todos sus bienes y propiedades. Cuando los invasores les descubrieron y se disponían a darles castigo ejemplar, los padres, “entendiendo por fin el lenguaje del silencio”, salvaron a sus hijos y expulsaron a los mercaderes del poblado.
“Y los niños volvieron a reír y el Arbol del Pan a ofrecer sus frutos libremente. Y los padres a comprender, con amor, a sus hijos…El Mundo, claro es, nunca se hace solo. El mundo no es solamente la tierra y las aguas y la luz y las estrellas. El Mundo son los hombres, cuando se aman y se comprenden. Cuando esto no sucede, el Mundo, mi querido José Jesús, es un infierno”.
                                    
                                 * * *
Tanto controlar el déficit, tanto crecimiento sostenido —¡qué imbecilidad! — y desprecio a la vieja justicia social han convertido las aguas en un barrizal. Por eso, en estas fechas de Navidad, hacedle un corte de mangas a los mercaderes, quienes, con las prisas y el miedo, quieren robarnos la revolución sencilla, (la de Sancho, Crémer, García Pavón); por la que las gentes recuperen el sabor de vivir y tengan tiempo para responder al “¡Bú!” de los niños en un café.
Y que nadie se fíe de las sonrisas de plástico en los anuncios, prometiendo mil regalos —felicidad de poliespán—, pues cuando leo de hombres aparentemente hoscos como Miguel Delibes o Maese Calvo, que adoraban la presencia de los niños a su alrededor, ¡me entra una alegría!
Porque viene a decir algo como: fíate tú de los escaparates, del exterior…



El fantasma de la Navidad
Por Ecologistas en Acción

Un año más, ya están aquí tan señaladas fechas y, no, no vamos a hacer un resumen de lo mejor (y peor) del año; sino que vamos a hacer un repaso de lo que nos podemos encontrar en estos días. Alerta spoiler, al planeta no le gusta demasiado.

Empecemos por las luces, que llevan ya encendidas dos semanas, iluminando las calles más comerciales y gastando electricidad, no para calentar hogares; sino para que no se nos olvide que ya es tiempo de hacer las compras navideñas. Para el hogar, la familia, amistades, estar elegante y sobretodo, gastar, gastar y ¡gastar!
Porque para eso se encienden el 5 de diciembre, para alentarnos en el consumismo más desaforado y si no puedes, ya se encarga la tele de hacerte sentir culpable. Si fuera por la ilusión, igual nos daba mas alegría menos iluminación y más justicia social. Pero eso no genera beneficios al grupo Inditex.

¿Pero y los niños? ¿Les vamos a robar la magia? Claro que no, un montón de regalos. Y para las niñas, cocinitas. Y si hay suerte y viene el circo, les llevamos a pasar la tarde. Será un circo de los de siempre, con sus animales y todo. Porque al PP no le ha dado la gana de modificar la ordenanza y desoyendo a la mayoría del pleno, ha decidido que Burgos no será una ciudad progre de esas que no permiten espectáculos con animales. Así que si en la cabalgata hay camellos que nadie se sorprenda, Carmena no ha llegado hasta aquí.

Se nos quedan en el tintero los langostinos, los abetos, el discurso del rey, la programación de la tele, los militares inaugurando belenes y un sinfín de cosas más. Pero se acaba el espacio y queremos hacer un brindis por 2017.


Esta es una publicación satírica y desparramamos a gusto, nos tienta la ironía. Pero lo cierto es que lo que nos dan son ganas de llorar, porque somos una sociedad tan estúpida que no es capaz de ver que lo que necesitamos no es que nos toque el Gordo, sino cambiar de rumbo y construir un futuro basado en la justicia social y ambiental. Y la Navidad, que la celebre quien quiera.



¿HA ganado TRUMP? NO : HA GANADO LA “BANALIDAD DEL MUNDO”
por Andrés Sorel

Llevamos décadas envueltos en un suave fascismo que prepara  para un día, cada vez menos lejano, su embestida final. Todo comenzó cuando la política decidió convertirse en espectáculo. Nada de ideas, razonamientos profundos y meditados, formación de ciudadanos conscientes que asumieran su responsabilidad a la hora de ejercer lo que se llama “democracia”.
Es decir, debatir programas y conceptos políticos, sociales, culturales, en un proceso educativo que les alejara de lo que buscan los grandes monopolios del capitalismo: masas alienadas y dominadas por la publicidad y el espectáculo. Anular el pensamiento, convertir a los ciudadanos en fieles seguidores de los catecismos escénicos, al servicio, lo quieran o no, de la minoría terrorista, es decir, neoliberal como se autodenomina, que gobierna el mundo. Para ello se contaba con los medios de comunicación, y sobre todo, las nuevas tecnologías.
Así todo se vuelve banal, como el cumplimiento del nazismo por el pueblo seguidor de los demagogos criminales que habían conquistado el Estado en la Alemania de los Hitler, Goebels, e industriales y “altos hombres de la cultura y la ciencia”. Que ya no se hable, salvo para demonizarlos, de marxismo, anarquismo, de izquierdas ni derechas: que solo se “tuitee” con un mínimo puñado de palabras estúpidas y vulgares, de descalificaciones burdas al contrario y la asunción de eslóganes tan falsos de ideas como mendaces.
¿Y quién es Trump? Pues uno de los de la Ley del Rifle, de quienes convierten a la mujer en objeto sexual, de las repugnantes y neo analfabetas Iglesias, de los explotadores dueños -ellos sus ancestros- de lenocinios, hoteles, industrias, medios de comunicación, de los iletrados aunque tengan títulos universitarios que conforma a la mayor parte de los ciudadanos norteamericanos del imperialismo que no solo declaran guerras, arrasan pueblos según sus intereses de dominio económico o estratégico, sino que imponen anticulturas -en la comida, el deporte, el cine, la música y literatura (no hablamos del puñado de creadores que poco tienen que ver con el tipo medio de ciudadanos yanquis) como negocio y como feísmo absoluto, en la mayor parte del mundo.
Trump es uno de ellos y ellos son Trump.

¿Y Europa? Su fiel lacayo. Lo importante es saber dominar el inglés, la lengua del Imperio, y los que se dicen independentistas crearán nuevas fronteras, banderas, himnos, sin dejar de alienarse y venderse al verdadero amo de sus pueblos.
La banalidad del mundo es la obediencia a esa “democracia” del dinero no cuestionada, a la supeditación a las oligarquías bancarias e industriales, la esclavizante rendición de aquellos partidos políticos que renunciaron a sus ideas, programas que pretendían crear un mundo diferente, más justo, libre, bello e igualitario, partidos y sindicatos acomodaticios y serviles que se volvieron por sus estructuras dirigentes traidores a su historia y a sus fines.
¿Y los pueblos? Antes se decía: carne de cañón. Ahora podemos decir: carne de alienación, embrutecimiento y servidumbre.
Una cita de Milan Kundera explica esta situación: La imagología ha conquistado en las últimas décadas una victoria histórica sobre la ideología... La imagología es más fuerte que la realidad. Los imagólogos crean sistemas de ideales y actividades... influyen en nuestro comportamiento, nuestras opiniones políticas y preferencias estéticas... tan poderosamente como en otros tiempos eran capaces de dominarnos los sistemas o las ideologías. Las redes sociales actúan como la publicidad. Buscan no seres pensantes, sino consumidores. Y los mensajes que se envían, con capacidad no superior a tres líneas de texto, hacen retroceder la comunicación a la época de quienes en los tiempos prehistóricos se comunicaban a gritos.
Así podemos decir con George Orwell, y la propaganda política es solo comercio para fieles militantes: A una edad más temprana que la mayoría de la gente, comprendí que todo comercio moderno es un timo. Y es que escuchamos, vemos, noticias políticas como consumimos publicidad.


¿Mocion de censura?
por Rufino Hernández

A veces, hacemos lo contrario de lo que decimos defender. La verdad es que llegué tarde a casa, cansado, no tenía ganas de in­troducirme entre las sábanas, por ello, me dejé caer en el tresillo, delante de la caja tonta. Moví el dial y de pronto apareció la se­ñora Bañeres. Se mostraba con una sonrisa y un desparpajo exu­berantes, tengo que confesar que yo no la conocía en esta faceta.
Había conectado la tele demasiado tarde, la entrevista estaba lle­gando a su fin. Estaban tratando sobre la moción de censura al señor Lacalle, fue de las pocas cosas que me pude enterar. Lo que sí quedó grabado en mi retina, fue la animosidad expresada en los gestos, en la locuacidad, en el torrente de ideas de la con­cejala del C´s. Con esta impresión abandoné el tresillo y me fui a descansar a la cama.
A la mañana siguiente comprobé que los sueños y las hadas ha­bían revoloteado en mi habitación, aposentándose en mi almo­hada.
Vi al señor de la Rosa en lo más alto de la escalinata de la cate­dral. Estaba elegantemente vestido, inquieto, con un clavel re­ventón en la solapa. A su alrededor estaban la totalidad de los concejales del PSOE, todos ellos con cara de circunstancias, sin convencimiento de lo que allí estaban haciendo, entre ellos des­tacaba el señor Fernández Santos, trajeado, de negro, con paja­rita, más derecho que de costumbre; su rostro era serio, daba la impresión que imponía a su alrededor un círculo de seguridad para librarse de alguna incómoda pregunta que le hiciera romper su incontinencia verbal.
De pronto, apareció un engalanado coche con una novia en su interior. Era la concejala Bañeres que, ataviada con un vestido color malva claro, se disponía a subir la escalinata para contraer su enlace matrimonial con Dani de la Rosa. (Luego me dijeron que el color del vestido representaba el dolor que sentía por ha­ber puesto los cuernos al señor Lacalle).
Apenas había subido los primeros peldaños de la escalinata, la majestuosa novia se detuvo, era el mismísimo señor Herrera el que la increpaba. La conversación se extendía con la misma ca­dencia en que a la señora Bañeres se le agriaba el entrecejo y cambiaba su sonrisa por gestos de preocupación. En un momen­to, se agarró del brazo del señor Herrera y, ante la sorpresa de todos los invitados, se dio la media vuelta, dejando al señor de la Rosa compuesto y sin novia.
Es posible que el comentario de los sueños nos esté aclarando la realidad de lo que está sucediendo en la casa consistorial. La señora Bañeres y sus concejales se incorporaron a la vida polí­tica aprovechándose del aluvión que vino a ser C´s, apoyaron la investidura del señor Lacalle y, sin embargo, han sido ningunea­dos por el PP; Lacalle y sus acólitos no han llegado a asumir la perdida de su mayoría absoluta en los plenos, culpando al C´s de haberles robado una parte importante del pastel.
Una vez superados los problemas del novato, y de haber probado las mieles que emanan de las instituciones, esta chica junto a los chicos de C´s han querido exigir su espacio, por ello lanzan su órdago, su farol, su censura.
Esta propuesta de censura, al PESOE le ha pillado con el paso cambiado. ¡Con lo a gusto que estaban en su gran coalición con el PP! Incluso habían acuñado su propia coletilla: “Estamos go­bernando desde la oposición”. También habían construido un discurso en el que C´s aparecía como unos ignorantes de Nuevas Generaciones, IMAGINA era el principal enemigo a batir y el PP, de puertas afuera era la gran derechona y, luego, en la inti­midad, firmaba todo lo que el PP le pusiera encima de la mesa, eso sí, con la auto-justificación de que son “la izquierda respon­sable”. Esta propuesta de censura les ha movido la silla, no han tenido más remedio que asumir la nueva realidad, reinventarse y sentarse a la mesa para plantear un programa de gobierno junto a IMAGINA y con el apoyo de C´s.
Para IMAGINA este proceso está siendo más fácil, lo están afron­tando con más normalidad, se puede decir que esta agrupación ciudadana ha sido el gran mullidor del posible acuerdo. Han sido capaces de coger el guante que ofreció C´s y sacar al PESOE de su acomodo, de su refugio.
Las preguntas que yo escucho en la calle son: ¿Serán capaces de ponerse de acuerdo y sacar a Lacalle de su pedestal? ¿Qué papel jugaran las luchas palaciegas? ¿Se pondrán los intereses persona­les o de grupo por encima de los intereses de los vecinos?
Cuando escribo estas líneas no tengo ninguna certeza de lo que pueda ocurrir, no soy capaz de aventurarme a dar contestación a las anteriores preguntas, lo cual no me impide expresar mis pre­visiones y sospechas.
El señor Lacalle no ha sido capaz de asimilar y adaptarse a la actual relación de fuerzas que existen en el Ayntamiento, no ha sido capaz de olvidar sus épocas de mayorías absolutas, sigue intentando gobernar de la misma manera, fruto de ello, se niega a llevar a cabo los acuerdos de los plenos, es más, con el mayor cinismo del mundo, es capaz de aprobar acciones importantes para la ciudad, sabiendo que no tiene ningún interés en llevarlas a cabo. Por ello, creo que es la ineptitud del señor Lacalle el ver­dadero origen de la moción de censura.
Hoy, con las implicaciones y ritmo que han tomado las negocia­ciones, sería muy difícil pensar que algún partido pudiera bajarse del tren, si alguien lo hiciera, en ese momento estaría firmando su sentencia de muerte política, no obstante, tengo mis dudas de que C´s lleve hasta el final su órdago.
En ese caso, serían los órganos de Valladolid o Barcelona los en­cargados de bajarles del carro. El método que utilizarían, podría ser: exigir algún punto en el programa de gobierno imposible de asumir tanto por el PSOE como por IMAGINA. Este método o similar, sería la formula a que recurrirán para no asumir respon­sabilidades y evitar posibles costes electorales.
La historia nos dirá. Habrá que seguir con los ojos en las institu­ciones y los pies en las calles.
Felices fiestas del sol. Que el próximo año sea para todos propi­cio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner