martes, diciembre 22, 2009

PERDIGON 47


MENUS DE NAVIDAD







EDITORIAL
Se nos va 2009, un año difícil en el que hemos dejado, o mejor dicho ha dejado una parte importante de la sociedad el consumo desaforado al que nos había acostumbrado el sistema. Estamos viendo como el gobierno con un optimismo a pruebas de bomba trata de hacer creer que esta crisis está casi superada, y nosotros, economistas de supermercado sabemos que va para largo, que los tiempos locos de derroche y despilfarro no volverán y Dios quiera que no vuelvan por el bien nuestro, del planeta y de las generaciones futuras.
Si para el gobierno 2009 ha sido un año difícil, no solo por la crisis, sino también, por una serie de errores a la hora de plantear soluciones ante los problemas como el Alakran, la entrada y posterior huelga de hambre de Aminatu Haidar, la falta de una postura clara y definitiva en las relaciones con la Iglesia (sobre todo con la Conferencia Episcopal), la descoordinación entre los distintos ministerios y la falta de un discurso valiente ante la extrema derecha (PP) da la impresión de un gobierno desorientado y falto de liderazgo.
Esta descoordinación y falta de un discurso contundente también se echa en falta a la hora de valorar los logros, como no doblegarse a las exigencias de la patronal con la reforma laboral, la ley del aborto, la economía sostenible, etc.
Todo esto queda diluido por la dinámica vulgar y obstruccionista del partido popular que de forma obscena y repetitiva va aumentando los errores del gobierno, haciendo ver de forma demagógica la falta de alternativas a los problemas, pero ellos no proponen nada, es más, algunos tenemos la impresión que navegan para que esto vaya peor y poder llegar cuanto antes a la Moncloa. Ver como intentan convertirse en paladines de los parados es para echarse a llorar, como si a ellos les importas mucho, sabiendo como saben que sin parados serían menos ricos y que estos son fruto de la clase que ellos representan. Que decir cuando habla de educación, de valores y vemos la defensa que hacen de la corrupción de los suyos. Ver como descalifican a los sindicatos porque no se echan a la calle contra la crisis y de paso hacen otra pinza que les ayuda para llegar al poder y así podríamos seguir… en fin, son como son, la democracia o les sirve para llegar para el poder o se cagan en la madre que la parió. Y a pesar de esta oposición tan ruin puede que lleguen y España tendrá un problema más gordo. Dijo alguien que las elecciones no las gana la oposición, las pierden los gobiernos y así sucedió con el gobierno de Felipe González y con el gobierno cenizo de Aznar y es probable que vuelva a suceder con este, si esto es así, puede que el Perdigón se presente a las elecciones y quien sabe… ¿alguien cree que haríamos una oposición tan mala?, imposible. Esperemos que en 2010 la cordura, la reflexión, el compromiso y la esperanza puedan ayudarnos a conseguir una sociedad donde la ética fundamente nuestras actuaciones.
Dijo José Luis Aranguren: No es época de revoluciones, es la hora de una regeneración ética de la sociedad. FELICES FIESTAS Y QUE 2010 SEA UN AÑO DE ALEGRIA, DE PAZ Y DE JUSTICIA.

_____________________
Oncología


La consulta de la Unidad de Consejo Genético de Burgos es una caja de cerillas que medirá tres por uno y medio. Tiene una mesita de pitiminí y un par de sillas forradas de azul. Un calendario de los que se quedan de pie y un armarito, unas baldas que parecen no haber hecho la EGB. Cuatro paredes, ninguna ventana. En esa como celda de castigo recibe el doctor Lastra con su ordenador portátil.
El doctor Lastra te cuenta las cosas que a nadie le importan en un espacio mínimo. Cuando nos concentramos todos los jueves, a las 12, frente al edificio de la Junta, no es que pidamos el oro y el moro ni que nos hayamos levantado con ganas de tocar los cojones a los inútiles con melena que ocupan los despachos de las plantas más nobles. Seremos unos ciento y pocos los que vamos a apoyar al servicio de oncología más que nada porque les obligan a ejercer el oficio como a putas por rastrojo.
El responsable de sanidad de la Junta, el señorito Guisasola, dice que los oncólogos no cumplieron lo pactado allá por mayo, cuando miles de burgaleses nos manifestamos por lo mismo que hoy nos ocupa. Que no han sido capaces de reducir las listas de espera, dice. No sabe el señorito Guisasola que es en los laboratorios de Valladolid, donde se mandan los tumores para averigüar el sindiós que los origina, donde se alargan los días y los meses.

Desde la primera cita hasta que llegan a Burgos los resultados transcurre medio año. Otra cosa es el trabajo añadido de los doctores: todas las mañanas pasando consulta a destajo a los numerosos pacientes que están en tratamiento más las consultas de por la tarde, más llevaderas en cuanto a afluencia pero también constantes. Además, han de investigar la cuestión genética de enfermos y familiares para prevenir esta enfermedad de los demonios. Para esto último, ya digo, disponen de una consulta que más parece el cuarto de las escobas. En Valladolid, en cambio, en la nueva Unidad de lo mismo, disponen, de entrada, de 2 millones de eurazos para ponerla en funcionamiento. Y éso es lo que da rabia, que teniendo un presidentede la comunidad burgalés, nos ningunee a los ciudadanos de una manera tan vergonzante. Uno ya no sabe si el señor Herrera es el último mono de lo suyo o es que los burgaleses somos tontos de baba por no castigar donde se puede a estos polítiquillos del PP, medradores sin tasa, que llevan toda la vida mandándonos a tontas y a locas. Y, lo que es más grave, riéndose de su exceso de votos.
El jueves 17, a las ocho y cuarto, se celebrará una manifestación reclamando lo que es justo y necesario. Quizá, cuando salga este número del Perdigón, la manifestación ya se haya celebrado. Solo espero quela asistencia haya sido masiva, que los ciudadanos se hayan despertado de la tontería secular que llevamos encima y se pueda decir de ese jueves que fue clamoroso. No sé si los burgaleses se merecen a los excelentes profesionales de la oncología burgalesa, pero ésta necesita como el llover el sonido esperanzador y animoso de la trompeta de su Séptimo de Caballería que, por si alguno anda despistado, somos nosotros, los asperones burgaleses.

Kuachan


_________________
NO AL PARO
“La gravísima crisis económica y financiera que está convulsionando el mundo nos trae la angustiosa sensación de que hemos llegado al final de una época sin que se consiga vislumbrar qué y cómo será lo que venga a continuación. ¿Qué hacemos nosotros, que presenciamos, impotentes, al avance aplastante de los grandes potentados económicos y financieros, locos por conquistar más y más dinero, más y más poder, con todos los medios legales o ilegales a su alcance, limpios o sucios, normalizados o criminales?
¿Podemos dejar la salida de la crisis en manos de los expertos? ¿No son ellos precisamente, los banqueros, los políticos de máximo nivel mundial, los directivos de las grandes multinacionales, los especuladores, con la complicidad de los medios de comunicación social, los que, con la soberbia de quien se considera poseedor de la última sabiduría, nos mandaban callar cuando, en los últimos treinta años, tímidamente protestábamos, diciendo que nosotros no sabíamos nada, y por eso nos ridiculizaba? Era el tiempo del imperio absoluto del Mercado, esa entidad presuntamente auto- reformable y auto-regulable encargada por el inmutable destino de preparar y defender para siempre jamás nuestra felicidad personal y colectiva, aunque la realidad se encargase de desmentirlo cada hora que pasaba. ¿Y ahora, cuando cada día aumenta el número de desempleados? ¿Se van a acabar por fin los paraísos fiscales y las cuentas numeradas? ¿Será implacablemente investigado el origen de gigantescos depósitos bancarios, de ingenierías financieras claramente delictivas, de inversiones opacas que, en muchos casos, no son nada más que masivos lavados de dinero negro, del narcotráfico y otras actividades canallas? ¿Y las expedientes de crisis, hábilmente preparados para beneficio de los consejos de administración y en contra de los trabajadores?
¿Quién resuelve el problema de los desempleados, millones de víctimas de la llamada crisis, que por la avaricia, la maldad o la estupidez de los poderosos van a seguir desempleados, malviviendo temporalmente de míseros subsidios del Estado, mientras los grandes ejecutivos y administradores de empresas deliberadamente conducidas a la quiebra gozan de cantidades millonarias cubiertas por contratos blindados? Lo que está pasando es, en todos los aspectos, un crimen contra la humanidad y desde esta perspectiva debe ser analizado en los foros públicos y en las conciencias.
No es exageración. Crímenes contra la humanidad no son solo los genocidios, los etnocidios, los campos de muerte, las torturas, los asesinatos selectivos, las hambres deliberadamente provocadas, las contaminaciones masivas, las humillaciones como método represivo de la identidad de las víctimas. Crimen contra la humanidad es también el que los poderes financieros y económicos, con la complicidad efectiva o tácita de los gobiernos, fríamente han perpetrado contra millones de personas en todo el mundo, amenazadas de perder lo que les queda, su casa y sus ahorros, después de haber perdido la única y tantas veces escasa fuente de rendimiento, es decir, su trabajo.
Decir “No al paro” es un deber ético, un imperativo moral. Como lo es denunciar que esta situación no la generaron los trabajadores, que no son los empleados los que deben pagar la estulticia y los errores del sistema. Decir “No al paro” es frenar el genocidio lento pero implacable al que el sistema condena a millones de personas. Sabemos que podemos salir de esta crisis, sabemos que no pedimos la luna. Y sabemos que tenemos voz para usarla. Frente a la soberbia del sistema, invoquemos nuestro derecho a la crítica y nuestra protesta. Ellos no lo saben todo. Se han equivocado. Nos han engañado. No toleremos ser sus víctimas.


José Saramago



_________
POSÍA


Me preguntó un literato
¿Qué poesía haces tú?
Yo no hago poesía
me hace la poesía a mi.
Como soy yo no lo sé
sólo sé como no soy.
No soy un poeta-objeto,
no soy un poeta-sport,
no soy un poeta-fámulo,
no soy un poeta-blando












para darle gusto a los burgueses
que andan buscando el folclor
Que cada poema sea
un acontecimiento,
algo que está pasando
lejos o cerca.
Una canción,
un suceso,
Un cartel,
un grito,
y también,
Por qué no,
Un beso
El mundo del futuro
no nos pertenece,
el mundo del pasado
en el desván envejece.
Al presente me atengo,
la poesía es un arma,
disparemos



________________________
El juez de Castilla enjuicia a la ciudad

-Chist, chist –creo escuchar al pasar al lado del arco de Santa María. Elevo la vista y veo al rechoncho Laín Calvo hacerme una indicación con la mano para que me aproxime más.
Quizás mis diversos pensamientos hacen que no me de cuenta de lo irracional y sorprendente de la situación. Venía dando vueltas a la cabeza de lo que había visto en el kiosco de prensa, donde había comprobado que mientras que un diario publicaba a toda portada “Cumbre contra el hambre. Cientos de miles de millones para salvar bancos…y cada día mueren 17.000 niños por falta de alimentos”, los demás informaban de batallitas de Correa/Gürkel, curiosidades sociales u opiniones de obispos. C’est la vie, que dicen los franceses. Venía pensando que muchas veces los árboles (los cotilleos y las anécdotas) no nos dejan ver el bosque (hambre, explotación, desigualdades, asesinatos políticos).


Me acerco al máximo y escucho que Laín Calvo inicia una conversación. Es por la mañana y aún no he tomado sustancias alucinógenas.


-Oye ciudadano, por curiosidad, ¿no crees que esta ciudad histórica, Caput Castellae y Camera regia, se merece otro trato, mejores formas?
-Pues, no sé… Sí, creo que tiene usted razón.


-Claro que la tengo. Ha costado muchos esfuerzos de muchas generaciones para conseguir bellos y armoniosos paseos, recoletas plazas, edificios atractivos, monumentos emblemáticos para que vengan cuatro patanes y lo confundan y destruyan todo.
-Bueno… creo que es cierto pero también esas generaciones destruyeron iglesias y palacios renacentistas y dejaron construir en la misma Plaza Mayor edificios que dejan pequeña a la misma casa consistorial.


-Veo, ciudadano, que estás enterado de ciertas cosas, pero eso no quita para que piense que ahora corremos serio peligro. Bajo la capa de hacer un museo entero de la ciudad y urbanizar todo, van cayendo árboles, destruyendo plazas como la muy querida de la Flora, ahora he oído que quieren meter mano a la Isla y a este entorno de la Catedral. Me canso que a mí mismo me pongan colorines, flores, paños. ¡Que me dejen como estoy!
-Dicen los mandamases que lo hacen por el bien de Burgos, de la ciudad, por todos.


-Ja, ja, y yo me lo creo. Aquí lo que quieren colar de matute son sus intereses, revestidos de un ‘burgalesismo’ que ya lo he visto a lo largo de los siglos. Queda muy bonito decir que es por el interés general para esconder beneficios privados. Desde que estoy aquí he visto esa jugada muchas veces. Aquí reina la gran filosofía (¿) del Círculo Católico, empresarios y obreros unidos en una causa común, con un espíritu de unidad y sin confrontaciones, como si todos tuvieran los mismos intereses.
-Ahora que lo dice. ¡Pero si obreros y empresarios no tienen nada en común, sino más bien lo contrario! Sí que se utiliza mucho el burgalesismo, el interés supremo de la ciudad, aunque esos que dicen amar tanto a Burgos luego capitanean razias urbanas que destruyen todo lo bello de la ciudad, priman una cultura rancia que no potencia la riqueza plural de los burgaleses y no invierten un euro en el desarrollo industrial de la ciudad.


-¡Qué te voy a contar, ciudadano! Yo desde que estoy aquí la mayoría de los empresarios sólo se han dedicado a especular con los solares y pisos, a comerciar y a contar lo que les produce ‘el cupón’ como decía mi buen vecino Anselmo Salvá. Cuando ven riesgos se van a otras ciudades o, como en el Polo, lanzan el grito ¡que inviertan ellos! Para recoger las nueces de la especulación de los pisos.
-Y ahora que los árboles y calles se llenan de bombillas navideñas y que se crea el espíritu del Nuevo Año, de las ilusiones, ¿qué se le ocurre que puede hacer un ciudadano como yo?


-Hombre, me lo pones complicado, porque hablar así a voces sobre todo esto… Pero en plan telegráfico te diré que yo también estoy enganchado a Stieg Larsson y como dice en sus espléndidas novelas, ya que existen las instituciones que hagan bien su trabajo y las creadas por amiguismos que no provoquen gastos innecesarios (1,2 millones de euros al año para el Instituto Castellano-Leonés de la Lengua, por ejemplo); fiscalizar y participar lo más posible en el poder (procuradores del común); avanzar en la cultura (¿porqué no hay extensiones de la Filmoteca Regional, la Orquesta de Castilla y León…), y que esas palabras tan bellas como igualdad, libertad y fraternidad se llenen día a día de contenido. Por cierto en mi larga experiencia he comprobado que cuando más hemos avanzado es cuando nos hemos abierto al mundo y cuando nos hemos encerrado en murallas, tapias de cuartel o muros de conventos nos hemos paralizado. En fin, ciudadano, otro día hablamos más pero ahora comienza a nevar y yo ya estoy muy trabajado…
-Creo entender, pues, que lo importante es actuar defendiendo esa libertad, igualdad y fraternidad, fiscalizar y no dejarse engañar por cantos de sirena. Precisamente hay una revista que se llama El Perdigón que va por ahí. En fin, el año que viene seguimos hablando. Que no pases mucho frío, Laín Calvo. Y Feliz Año Nuevo.

Fernando Ortega Barriuso

____________________________________
VIOLENCIA MACHISTA Y EDUCACIÓN

El pasado 25 de Noviembre se conmemoró el Día Internacional contra la Violencia que se ejerce contra las Mujeres. Este año se ha hecho hincapié en la temprana edad en que los maltratadores comienzan a actuar sobre las víctimas. Incluso en algún medio de comunicación, según cuenta Teresa Mollá en su blog, se abordó el tema de las secuelas que este tipo de terrorismo, el machista, deja en las niñas y niños que, como espectadores macabros, asisten a estas sesiones violentas entre sus madres y padres.

Es cierto que como sociedad tendremos que prestar más atención a lo que ocurre en las aulas de nuestra juventud. Pero no es menos cierto que mientras los grandes partidos políticos se sigan tirando piedras los unos a los otros por temas relacionados con el modelo de educación que queremos para nuestras hijas e hijos, no avanzaremos nada.

La salud emocional y sentimental de nuestras niñas y niños ha pasado inadvertida en todas las reformas de la educación que han tenido lugar desde la transición. Los esquemas de valores se van diluyendo entre soledades, compañías inadecuadas, culpas, premios y castigos no siempre merecidos por parte de nuestros menores. Y mientras (y según la opinión de gente experta) la poca resistencia a la frustración por parte de la gente más joven se va convirtiendo cada día en un polvorín más explosivo para nuestras niñas y mujeres jóvenes.

Tendremos que plantearnos seriamente que los intereses partidistas o religiosos se deben quedar fuera de las aulas, puesto que ya vemos que no facilitan un aprendizaje completo e íntegro en valores como libertad, tolerancia, respeto a las diferencias e integración de las mismas en nuestro propio código.

Tendremos que pensar en las consecuencias que, bajo los discursos del respeto a los valores católicos, se están transmitiendo en las escuelas, incluso las públicas. Unos valores que no tratan por igual a niñas y niños. Unos valores que siguen intentando educar en la obediencia y la sumisión a las niñas para que después, de mayores sean dóciles a los deseos de los hombres. Porque quienes defienden esa escuela afianzada en valores cristianos, defiende la desigualdad entre mujeres y hombres. Defienden, por ende, que dentro de la sumisión y la obediencia de las mujeres entre también la resistencia a la primera bofetada, bajo el epígrafe del perdón.
Podríamos caer en la tentación de pensar que en nuestras escuelas públicas y privadas se educa por igual a niñas y niños, pero eso es del todo incierto. El hecho de que niñas y niños compartan espacios y materias no significa que se esté llevando a cabo una verdadera coeducación. No, lo que se está haciendo es educar en la uniformidad, es decir en que todo el mundo reciba la misma instrucción y los mismos contenidos sin analizar ni los sesgos de los mismos, ni la importancia de adecuar las enseñanzas a niñas y niños.

Por tanto y si esa parte nos resulta casi utópica, la posibilidad de generar e impartir contenidos para la educación en valores de equidad, respeto y sobre todo igualdad (que insiste Teresa, no hay que confundir con uniformidad), en definitiva en ciudadanía, es todavía más utópica. Si a eso le sumamos la falta total de educación sentimental o emocional, nos encontraremos con una sociedad cuyas niñas y niños reciben una cantidad de información extraescolar inmensa y unos contenidos curriculares en valores poco adecuados para el momento histórico de cambios continuos que estamos viviendo.

Y a todo esto hay que añadir la competitividad que generamos los adultos y la violencia intrínseca y manifiesta que ello implica que trasladamos mediante juegos, series televisivas, videojuegos, etc.… a nuestros menores.
¿De qué nos extrañamos cuando la violencia forma parte de su día a día? La prevención de estas violencias manifiestas debe pasar porque en la próxima reforma de la educación (seguro que habrá otras en pocos años) incorpore un nuevo modelo educativo que integre la coeducación de verdad, la formación en valores de ciudadanía reales, el respeto a las diferencias y la integración de las mismas en nosotros mismos para sumar y enriquecernos.

Así, quizás, podremos dejar de mirar a otro lado y afrontar el futuro de las niñas con cierto optimismo puesto que una educación adecuada es fundamental para la prevención del terrorismo machismo que cada año sesga la vida de unas setenta mujeres


LA MORADA



___________
ENTREVISTA

Ante los abusos que está cometiendo el Gobierno con la Iglesia Católica, nos hemos visto obligados a recabar la impresión que la Conferencia Episcopal -a través de su máximo representante, Monseñor Rouco Varela- tiene del gobierno ateo que preside el rojo más rojo de Europa, el Sr. Rodríguez Zapatero.
Estamos esperando la llegada del Monseñor en su despacho. Un despacho grande y lucido presidido por un crucifijo de marfil, una fotografía de San Escrivá de Balaguer comiendo con monseñor una hermosa langosta, otra instantánea con Juan Pablo ll dando la bendición al ex presidente Aznar y a Esperanza Aguirre, otra más en la que se ve a Monseñor dando de comulgar a Letizia y una última donde el Caudillo impone a Rouco la medalla del Mérito Castrense por su valentía en defender los valores patrios. Encima de la mesa de caoba, con labrados en relieve, reposan los periódicos de la mañana: ABC, El Mundo, El Observatore Romano, la revista El Pan de los Pobres y otra más de FAE.


Cuando estábamos contemplando un diploma en el que constaba que Monseñor terminó la carrera sacerdotal a los veinte años, se abrió la puerta de cristal que había a la izquierda del despacho dando paso a Monseñor que, extendiendo su mano y su anillo pastoral -de oro y rubí del bueno-, hacia nuestros morros, procedimos a besársele en señal de sumisión y respeto.
Monse: ¿Cómo estáis chavales? A usted me parece que lo conozco. ¿No es usted quien me entrevistó hace dos o tres años, cuando tuvimos que echarnos a la calle reclamando que los homosexuales, lesbianas y demás pendones no salieran del armario y mucho menos casarles y darles el mismo trato que a la gente decente?
P: Soy el mismo, Monseñor. Ahora veníamos por lo del aborto. ¿Qué le parece la ley que está preparando el Gobierno?
Monse: Nosotros, la Conferencia Episcopal, de la cual soy el máximo responsable, después de debatir durante dos horas hemos llegado a la conclusión de que esto supone un ataque directo a la Iglesia. El derecho a la vida está por encima de los gobiernos y de las leyes y, por si fuera poco, se quiere hacer sin el consentimiento de los padres. Quien se atreva a votar a favor de esta ley será excomulgado y no recibirá cesta de navidad.


P: ¿Y qué fuerzas van a emplear para detener este atentado?
Monse: Si con la excomunión no vale, saldremos a la calle -yo el primero-, acompañados de la España cristiana, de las JONS, de la FAE y de Benedicto si hace falta.



P: Diga que sí, D. Rouco, con dos melones. Que se acojonen esos rojos. Que ustedes no ganaron una guerra para ver cómo los perdedores se les suben a las barbas. Pero, ¿ustedes no quieren que aborte nadie, nadie?, ¿ni Cristiano, ni Messi, ni Casillas?
Monse: Ya sólo faltaba que abortasen ésos. Con el dinero que ganan se podrían hacer orfanatos para los más desfavorecidos, como se hizo en la España católica. Vamos, digo yo…



P: Cambiando de tema, Excelencia Reverendísima: ¿Es verdad que el Papa Benedicto va a adelantar la misa del Gallo? Dicen que va a ser a las 8 o a las 10 de la noche, ¿es que está enfermo?
Monse: No es que esté enfermo, lo que pasa es que tiene 82 años y ya no está para botellones. De ésto es de lo que tenían que tomar nota los rojos y, en vez de a tanto botellón, podrían dedicarse a promocionar las procesiones y los rosarios de la aurora y fomentar una juventud sana, con valores, y que a las once de la noche estén todos en la cama para poder rendir en el trabajo.




P: Pero Monseñor, primero habrá que darles trabajo.
Monse: Pues si no tienen trabajo que vengan al seminario, que con un poco de esfuerzo pueden convertirse en hombres de provecho. Yo también me vi en esas circunstancias y aquí me tienen. Con un poco de enchufe he llegado donde he llegado. Y les digo más: esta carrera, que fue de las más aclamadas de los años 50 y 60, es la que acabó con el paro en España. Después de todo lo único que se pedía es que fueran de buena familia –católica-, y adictos a la democracia orgánica que con tanto esmero redactó nuestro amado Caudillo, que en paz descanse.



P: ¡Cómo se nota lo mucho que quería usted a D. Francisco! ¿Llegó a meterle usted Bajo Palio en la Catedral de la Almudena?
Monse: Entonces uno era muy joven. Mirad esta foto que guardo en la cartera: ¿véis al Caudillo entrando y a éste que está aquí, de espaldas? Pues soy yo llevando el botafumeiro. Qué tiempos aquéllos, cuando el orden, la enseñanza y la virginidad eran virtudes teologales.




P: ¿No cree Vuestra Excelencia que quedarse en la enseñanza y en los ritos sean la causa de que la religión pierda su esencia liberalizadora?
Monse: ¡Qué esencia liberalizadora ni qué leches! ¿Hacia dónde están abocando a esta sociedad tantas libertades marxistas? Jesucristo vino al mundo para que nos llevásemos mejor, para que fuéramos más bondadosos y para que los pobres no ambicionasen las riquezas. Y también para que la mujer fuera sumisa y se quedara en casa cuidando a los hijos. Esto que venimos predicando desde hace dos mil años, hoy está a punto de echarse a perder por culpa del presidente Zapatero, que en vez de hacer caso de los consejos de la patronal se deja llevar por los de Obama, que es peor que él. ¡Dios mío qué mundo, si el difunto levantase la cabeza…!




P: Hombre, Monse, que Jesucristo vino al mundo para algo más que para éso. Que nos dejó las Bienaventuranzas, que entró en el templo látigo en mano y echó a los mercaderes, que llamó mala gente a los fariseos, que dijo lo de “quién esté libre de pecado que tire la primera piedra”, así como que “el reino de los cielos será de los limpios de corazón”. Que llamó sepulcros blanqueados a los que dicen una cosa y hacen otra, que les dijo a los ricos lo de la aguja del camello, que curó a los enfermos aunque no tuviesen seguro, que murió porque a los mandamases de la iglesia les caía gordo y les quería joder el chiringuito que tenían montado. En una palabra: ¿cree usted que hoy llegaría a vivir 33 años?
Monse: Si hoy volviese a la tierra y cayese en manos de Garzón, no una, sino diecisiete condenas le caían. ¿No ve usted que los rojos son mucho peores? No ha habido sobre la faz de la tierra peor gente que rojos y masones, y si encima tienen un juez que les apoya, luego pasa lo que pasa, que se vuelven igual que Herodes y se dedican a matar niños como hace dos mil años, no te digo…



P: ¡Y dále con el aborto! Es que ustedes protestan por todo, pero cuando gobiernan sus amigos no se mueven del chiringuito.
Monse: Es que éllos lo hacen de otra manera. Pagan diezmos y primicias, se confiesan de los pecados veniales, comulgan, van a misa, se casan por la iglesia, no hacen ostentación de riquezas, no meten mano al cajón como los rojos y separatistas y, sobre todo y ante todo, están unidos para lo bueno y para lo mejor.


P: ¿No cree usted que a las leyes progresistas que hace la izquierda las saca más y mejor el jugo la derecha –a posteriori-, y se aprovecha más de éllas?
Monse: Porque la carne es débil y caen en la tentación. Sobre todo, si el líder de la derecha es un pánfilo como el que tenemos ahora, que no sabe más que templar gaitas. Lo que tiene que hacer es poner los cataplines encima de la mesa como hizo Aznar, que acojonó a la España roja y separatista y a toda Europa. ¿Se acuerdan ustedes cómo defendió Perejil, cómo puso los zapatos encima de la mesa del presidente Bush, que ni Franco se atrevió a tanto? Y no éste inepto de Rajoy, que parece mentira que sea gallego como el difunto y se deje acojonar por cuatro casos de corrupción sabiendo como sabe que los instruye el juez Garzón, al que no hay que dar crédito. Qué pena que Aznar no siguiese de presidente, con lo que valía.


P: No se aflija, Monse. Puede que el próximo presidente sea Rajoy y en vez de poner los pies encima de la mesa ponga los cojines y salve a España de esta horda marxista-separatista y atea.
Monse: Dios os oiga, hijos, pero por el camino que va no creo que encuentre Rolex. Encima se ha rodeado de la Cospedal, la Santamaría y la Pinta, y con ese ganado no se puede ir muy lejos.


P: Pues con éstos del PSOE no está la cosa como para tirar cohetes. Mire usted que la Pajín, el Pepiño, el Montilla y el fino La Ina tienen una empanada que no se lamen.
Monse: Es lo que yo digo: ¿cómo es posible que hombres con carrera, graduados en Oxford y en la Sorbona, no puedan con esos corre-escuelas que sólo tienen el graduado escolar? Si hasta el Marichalar con la parte buena puede con ellos.


P: Hablando de Marichalar, vaya faena separarse ahora que se estaba reponiendo del chute y dejarle ahí tirado, sin título, sin paro y sin papelina. Sólo falta que la Iglesia anule el matrimonio y acaben de hundirlo.
Monse: No supo apreciar lo que tenía. Pudo haber llegado a Rey consorte con sueldo fijo, casa y vacaciones pagadas, y se va quedar sin nada. En cuanto a anular el matrimonio, la iglesia y la Conferencia Episcopal estamos esperando la orden de la Casa Real. Si nos manda anular el matrimonio habrá que hacerlo por el bien de España, aunque saldrá un poco caro, dado que tendrá que dar el visto bueno el Vaticano.


P: ¿Y qué van a alegar?
Monse: Con que aleguen que el Duque era impotente nos vale.


P: Oiga, ¿y a la vecina mía del 4º, que su marido también es impotente, se lo pueden anular?
Monse: Pues no. Según el Código Canónigo las casas reales tienen estatuto preferencial. Aunque si su vecina tiene posibles podríamos agilizarlo previo estudio médico.


P: Ya, ya... ¿Y como se presentan estas navidades, notarán ustedes la crisis?
Monse: Pues cómo se va a presentar, hijos míos. La recaudación en los cepillos ha bajado un 30%, las misas, bodas, bautizos y comuniones un 20%, y por si fuera poco las hostias han subido un 15%. Si estas navidades no llegamos a las cifras del año pasado, el Estado tendrá que aumentar como mínimo un 10% en los presupuestos si no quiere que nos echemos a la calle, con UGT y CCOO apoyando.


P: ¡Jodo, qué duros! ¿Pero están ustedes seguros que UGT y CCOO les apoyarían?
Monse: Ya nos lo han dicho: si se afilian ustedes no hay problemas. Además, pagaríamos cuota reducida igual que parados y minusválidos.


P: Y también se les unirá la FAE, con Aznar, la Botella y los guerrilleros de Cristo Rey a la cabeza, suponemos.
Montse: Parece que esto último lo dice usted con retintín… Pues sepan ustedes que, gracias a esta gente, los rojos marxistas están acojonados. Y que no les importa morir por su fe, por España y por la propiedad privada. Son hombres curtidos en la lucha que no tienen miedo a pregonar los valores patrios. Hombres que, con la cruz en una mano y la espada en la otra, barrerán la basura marxista…


P: Pare, pare, Monseñor, no se excite que le va a dar algo. Para terminar, ¿qué tal van las relaciones con la parroquia de San Carlos Borroneo, del barrio de Entrevías?
Monse: No me hable de esos falsos cristianos que no acatan las normas del Vaticano. Han olvidado el juramento de sumisión, obediencia y respeto a las directrices que vamos marcando aquéllos que, por mandato divino, ocupamos puestos de responsabilidad. Ellos nos culpan de habernos alejado del pueblo que sufre, de abrazar a los ricos y olvidarnos de los pobres, y nada más falso que éso. No se dan cuenta de que en la iglesia cabemos todos, ricos y pobres, sanos y enfermos, guapos y feos. Todos somos iguales a los ojos de Dios. Yo, dado mi cargo y mi inteligencia, tengo más contacto con las altas esferas, pero eso no quiere decir que esté de acuerdo con todo lo que hacen, que bien de broncas les hecho cuando veo que no cumplen con el santo deber del matrimonio y se echan queridas que sólo buscan sus cuartos, como el ex ministro Cascos, que no para de sacar el pino a pacer, dando un mal ejemplo. Dos meses me ha costado atemperar su espíritu revolucionario.


P: Bueno, Monseñor, vamos a dejarlo porque se nos hace tarde para llegar a Burgos. Si quiere dar algún recado para algún amigo de Burgos.
Monse: Allí tengo muy buenos amigos. Ya sabéis que es la ciudad más santa de la España católica. Tiene feligreses que da gusto tratar con éllos, como D. Méndez Pozo, un cristiano de un corazón y una generosidad apabullantes, siempre dispuesto a soltar la mandanga por una causa noble. Le dáis un saludo de mi parte y le decís que las indulgencias las tengo preparadas: en cuanto mande el dinero se las envío. Buen viaje y que Dios y el Perdigón les acompañe en su caminar por la vida.


Esta entrevista se realizó en la sede de la Conferencia Episcopal el día de gracia del Señor, 10 de Diciembre, festividad de San Martino, hijo y nieto de bodegueros. Llegó a santo menor por la visión que tuvo una noche después de beberse dos litros de buen vino, en la que se le apareció un ángel y le dijo: “Ay, San Martino, San Martino, todo mosto es buen vino”. Desde entonces no volvió a echar agua al vino.
FELIZ NAVIDAD, PERDIGONEROS

________________________
ESPAÑA CAÑÍ
No me preguntéis por el título. Ni yo mismo conozco la razón. Es muy tarde, noche cerrada, no puedo dormir y alguna forma de melancolía se apodera de mi mente cansada. Esta tarde noche del 25 de noviembre de 2009 he asistido, junto a un puñado de mujeres y hombres a la enésima manifestación contra la violencia de género. Hemos hecho el recorrido habitual y hemos estado los de siempre, casi puede pasarse lista en estos actos y siempre contestarían las mismas personas, pero es lo que hay, eso creo. Finalizado el acto me encuentro con nuestro común amigo Ángel, y me recuerda que debo escribir algunas líneas para “El Perdigón”. Siempre me da pereza pero siempre lo hago. En fin que soy un sentimental, digo yo. Pero, volviendo al título: “España cañí”, escribo. Así, como si estuviera poseído de un extraño impulso, de una maldición o de un cabreo permanente con esta sociedad que cada día entiendo menos y desprecio más. Cosas mías. El caso es que repaso los acontecimientos recientes y me rearmo de razones. Vivimos en una sociedad violenta, asilvestrada, corrupta, crispada y desahogada. Hoy, mientras oía pronunciar los nombres y las edades de las mujeres asesinadas, miraba las sesenta sillas vacías, las sesenta velas encendidas y en este atardecer lluvioso, triste y amargo crecía la sensación de soledad, de abandono, de desprecio que las víctimas sin duda sintieron durante su maltrato y muerte. Pero, ¡ay con el “pero”!, parece que esa es la sociedad discriminatoria, machista, ignorante, brutal y despreocupada en que educamos o maleducamos a nuestras hijas e hijos. Esos chavalotes grandones, gandules y gañanes que en sus parejas reproducen los peores modelos aprendidos en el seno de la sacrosanta familia española media. No digo de clase media, digo familia media en el peor sentido igualitario de incompleta, sesgada, hipócrita, patriarcal, matriarcal, sexista, injusta y muy, muy conservadora. Los chavales se convierten en fábricas de producción de testosterona y las chavalitas en víctimas propiciatorias de algunas mentes depredadoras y embrutecidas. El resultado es tan desolador como la imagen de esas sesenta sillas vacías, de esas sesenta velas encendidas que representan a sesenta mujeres que ya nunca podrán pasear bajo la dulce lluvia del otoño, respirar el frío vivificador de la niebla, acurrucarse en el cuerpo de su pareja, besar a sus hijos, o llorar lánguidamente la tristeza del amor perdido. En alguna parte de esta habitación que ocupo suena un viejo tema de Barry White, “Loves Theme”. Es el azar, seguro, pero pienso que esa música almibarada y empalagosa es más deseable que nuestro racial pasodoble castizo y matador “España cañí”. Un abrazo solidario.



Carlos de la Sierra


____________________
EL CAUCE

Un día más, sentado junto al viejo cauce molinar, veo como pasa todo el ritmo de la vida, que va, viene y se detiene ante estos ojos míos que anhelantes esperan a las gentes del paseo cotidiano, a las madres que custodian a sus hijos en la vuelta del cole, y a los muchachos que trepan por los juegos del parque con piruetas increíbles.

Escucho atento a los corrillos de ancianos que, apoyados en sus bastones, se afanan por contarse peripecias de su ya lejana juventud que, sin duda, abarcan: la monarquía, las dos repúblicas, la guerra y la posguerra de hambruna, presidio y dictadura, que les hizo ganarse la paz de esta democracia y que ahora les permite hablar con libertad al abrigo de este resol invernal y al ritmo que les marca el sonido del agua del cauce que se precipita por la boca del puentecillo.

Canta el agua amenizando la algarabía incesante del gentío que acude a sus orillas para, casi tocar a los patos que navegan mitad temerosos, mitad intrépidos por su arroyo.

Hoy es domingo y, como de costumbre, se ha instalado junto al puente un labriego avejentado que muestra sus verdulerías para vender a los paseantes. Es curioso este hombre, no pregona la mercancía, tan solo clava un cartón con el precio por kilo, ya sean patatas, cebollas o zanahorias, y espera; espera paciente y confiado porque viene directamente de la huerta, de la huerta al consumidor, sin intermediarios ni “reganchines”. Él sabe que lleva la verdad escrita en su rostro enjuto y repleto de arrugas de mucho sol y en sus manos endurecidas por sus dedos dislocados y gordos.

Todo el ritmo de la vida puedo ver y sentir sentado junto al cauce molinar, que me enseña día a día que hay buena gente alrededor de cada cosa que nos pasa.

Esta noche, cuando todo se enmudezca, una melodía llena de paz y de esperanza, seguirá sonando en el cauce molinar con su concierto inagotable y monótono del agua.

Curro de la O



_____________________________________



Como se ha podido ver en Perdigones anteriores nuestro director en su afán de llegar a ser un buen escritor recurrió a la Escuela de Escritores durante el curso pasado. Mejorar no es que haya mejorado mucho, aunque, cada vez se acerca más al editor del Diario Burgos, al cual admira por la profundidad de sus artículos. En este ejercicio se pedía una carta abierta a un diario y no se le ocurre otra cosa que redactar este escrito:



Diario de Burgos
Cartas al director:
Señor director: Estoy en total desacuerdo con la entrevista que el pasado 13 de abril se realizó al editor y constructor de esta ciudad: D. Antonio Miguel Méndez Pozo.
En ella, manifestaba este señor que los precios tan abusivos que estaba alcanzando la vivienda se debía al alza que había experimentado el suelo, lo cual repercutía en el costo de la misma.
Decir esta media verdad es querer ocultar la parte de culpa que los constructores han tenido durante los últimos veinte años que han dirigido, controlado y especulado con un derecho consagrado en nuestra constitución.
Mire usted: Soy vecino de un pueblo del alfoz donde el ansia especulativa no tenía límites. He visto constructores llegar maletín en mano a casa del labrador que durante generaciones ha estado labrando la buena tierra para el sustento y ponerle veinte millones de pesetas encima de la mesa. Esos señores, trajeados, bien hablados y perfumados, despertaron en el hombre amante de la tierra y las tradiciones la codicia que ellos traían escondida.
Y no solo el maletín compraba la tierra; otro se llevaba al ayuntamiento para que el terreno fuera urbanizable y otro más, para aquella asociación que se oponía por motivos ecológicos y culturales. Y dinero y más dinero fueron haciendo de nuestros campos, de nuestras playas, de nuestros paisajes, lugares llenos de cemento.
Y la corrupción se fue extendiendo. Poceros humildes, albañiles, alcaldes, concejales, ministros, hermanos, amigos y parientes, fueron olvidando aquello que hace grande al ser humano: la honradez, la generosidad, la honestidad, el servicio a la comunidad y a las leyes que hacen posible la convivencia. Todo valía, la codicia fue instalándose en lo más profundo del ser humano y…como se dice por estas tierras: Mamón el último.
Estas formas de actuar fueron las que hicieron de la vivienda una cárcel para la inmensa mayoría de la juventud de nuestro país. No fue el labrador abriendo los surcos el que llevó el maletín, fueron los constructores los que quitaron el arado y dejaron la tierra yerma.
El labrador aprendió algo desconocido en su vida, algo que le trajo la ciudad, los hombres instruidos: recoger sin sembrar.
Tirar la piedra y esconder la mano es propio de personas que intentan hacer de la mentira virtud. No es de caballeros incitar a la usura y después decir: yo, no he sido. A los dueños del terreno les enseñaron las mañas. Ahora no se quejen.


___________________________
AMANTES Y ENEMIGOS
El rey de España ha recibido el Premio Libertad que otorga la FAES, fundación que preside don José María Aznar y que es el laboratorio de los neocon españoles. El nombre del premio es curioso: Libertad. Recuerdo la época en la que estos pensadores gobernaban España. Fue una pesadilla para el medio en el que trabajo. Desaparecieron los programas satíricos y de debate de todas las televisiones. Los informativos de las televisiones públicas eran órganos de propaganda, TVE mereció una condena de la Audiencia Nacional por manipulación.
También rodó alguna cabeza de la dirección de informativos en las “privadas”, por razones ajenas a las profesionales, como ocurrió en Tele 5 con Luis Fernández, ex presidente de la Corporación de RTVE, a los pocos días de que el PP obtuviera mayoría absoluta. Los trabajadores denunciaban la tergiversación que sufrían sus informaciones, y se hicieron purgas de todo tipo de profesionalesante la indiferencia o colaboración de los medios de comunicación afines al Gobierno. También hubo un intento de encarcelar a los principales responsables del grupo PRISA con la cooperación del juez prevaricador Gómez de Liaño, más tarde indultado por el Gobierno del PP por recomendación del Papa, según dijeron, con ese desprecio por la inteligencia ajena que les caracteriza.
En fin, si estos señores de la FAES decidieran dar un giro de 180 grados a sus preclaras mentes e incorporarse al colectivo de ciudadanos que aman la libertad y luchan por ella sería estupendo, pero me temo que se trata, una vez más, de la utilización propagandística de un término cuyo significado les produce náuseas.




Gran Wyoming

______________
2010
EL AÑO DEL CONSUMISMO
Este año según las previsiones,
entraremos en una etapa de gran CONSUMISMO
De ser así, Usted seguirá en el 2010
CON-SU-MISMO COCHE
CON-SU-MISMO PAR DE ZAPATOS
CON-SU-MISMO TRAJE
CON-SU-MISMO SUELDO
CON-SU-MISMO ÁNIMO
CON-SU-MISMO PERDIGÓN
para unos
para unas
para TOD@S
GRACIAS Y...
...FELIZ 2010














No hay comentarios:

Publicar un comentario


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner