lunes, julio 09, 2018

Perdigón 87: ¿Nacionalidad?....¡¡¡HUMANOS!!!!








M, la letra bonita
por Fernando Ortega Barriuso

Y comencemos con una M, la de Van Morrison, que ya en 1974 cantaba el verso “Es demasiado tarde como para ahora detenerse”, o en román paladino, hemos perdido mucho tiempo como para entretenernos con tonterías. La M ha triunfado en la marcha de las mujeres del 8 de marzo, que ha sido un salto cualitativo en la lucha feminista, o simplemente en la lucha. Las mujeres han condicionado, desde entonces, de alguna manera la política general del país y ha sido un claro ejemplo -¡¡ilusionante!!- del poder de la ciudadanía. Mujeres que han tomado la iniciativa –entre otras muchas- en los Viernes Negros de TVE para hacer visible la política sesgada informativa de la televisión pública, como Arantxa Torres, que dimitió como editora de TVE en Valencia por no soportar tanta censura y
que escribió: “Las generaciones futuras nos miran, y no basta con decirles que hay que ser coherente con lo que uno cree que está bien, hay que demostrarlo con hechos”.
Junto a ellas, los mayores, que han tirado por tierra la imagen bucólica del anciano de paseo, jugando la partida de cartas o mirando las obras de la ciudad, para salir a la calle erre que erre a reclamar lo que es suyo, recordando sus años jóvenes del Diguem no y pensando, a su vez, en las generaciones futuras; provocando con ello reacciones fascistas como la de la secretaria de Estado de Comunicación Carmen Martínez que soltó el exabrupto “¡Os jodéis!”. Junto a ellos siempre presente el 15-M (con connotaciones del Mayo del 68) como motor ilusionante y referente de las diversas mareas que han tomado la calle plasmando ese verso de Miguel Hernández, “Vientos del pueblo…”.
Es hora de poner las cosas en su sitio. ¡Tantas! Pero aquí estamos los ciudadanos expectantes y fiscalizando todos los movimientos del Poder, ilusionados y a la vez desconfiados. Muchos ciudadanos seguimos pensando que “No nos representan” pero, mientras la red de base sigue articulándose y avanzando, podemos exigir y pedir cuestiones básicas pero que harán progresar a los ciudadanos, como que se implanten de una vez por todas los Presupuestos participativos municipales, en los que –como su nombre indica- la ciudadanía pueda opinar, debatir y decidir sobre los recursos aportados por ellos mismos. O conseguir que los políticos progresistas se pongan de acuerdo y, a imitación de Pedro Sánchez y su gente, expulsen de los sillones del poder municipal a la eterna derechona burgalesa. La ciudadanía se ha sacudido el sopor que ha estado presente desde hace años y discute y cuestiona cualquier elemento injusto e irregular, desde las sentencias basadas en la ley mordaza a chanchullos varios que sobrevuelan el ambiente nacional y local: léase Artillería.
Todos estos cambios que se han producido en estos últimos tiempos demuestran el poder de las movilizaciones populares y de las presiones de todo tipo. Estar en la calle, estar activos, estar vigilantes ha sido uno de los motivos de avanzar en muchas cuestiones, desde las de libertad sexual a las laborales o a las de igualdad de género o de solidaridad con los migrantes. Ha pasado demasiado tiempo perdido y ahora toca avanzar, afianzar, extender, profundizar…
No se trata de amargar a nadie el lanzamiento de la bota, el cántico de Burgalesa burgalesa los fuegos artificiales o las celebraciones en los triunfos de la Roja (¡por favor, que imiten la toma del Gobierno de Pedro Sánchez y no hagan, en su caso, esas tradicionales visitas a catedrales e iglesias!), o la llegada -¡por fin!- del buen tiempo pero el horizonte se presenta, si se trabaja y se es inteligente, prometedor –y si se sabe superar esas diferencias- quizá a veces visualizado con pequeños gestos, como esa actitud laica de entender el poder, que tantos titulares produjo curiosamente, o el mismo enunciado del Ministerio de Transición Ecológica. El camino es largo pero las necesidades de todo tipo de los ciudadanos no pueden ya esperar más. “Es demasiado tarde como para ahora detenerse”.
Una ciudad como Burgos, sede del Museo de la Evolución Humana, podía ser el paradigma de esa evolución a mayores cotas de libertad, ecología, cooperación y cultura. Mirando al futuro, donde la ciudad siempre se encontró cómoda y avanzada.
Feliz verano.


Un programa económico feminista para el nuevo gobierno
por LA MORADA


María Pazos es licenciada en Matemáticas y trabaja en el Instituto de Estudios Fiscales, coordinando la línea de investigación sobre Fiscalidad y Género del Instituto de Estudios Fiscales. Suya es esta magnífica reflexión que expone ante el panorama político de nuestro país. 
"El nuevo gobierno tiene la oportunidad de demostrarnos a las mujeres españolas que está decidido a dar un golpe de timón para romper con la senda de desigualdad que las políticas públicas han transitado hasta ahora.
Un Ministerio de Igualdad no es mala noticia. Sin embargo, ya en 1995 en el Congreso de Pekín de la ONU se explicitó que no basta con organismos de igualdad que lleven a cabo las llamadas “políticas de igualdad”. Estas políticas siempre suponen menos del 1% del total del presupuesto público (el Ministerio de Igualdad en 2009 tuvo 81 millones de euros, el 0,47%). Por tanto, no se trata de que el Ministerio de Igualdad haga lo que pueda desde la marginalidad, sino de cambiar la corriente principal de las políticas públicas (la mainstream; de ahí el  término mainstreaming de género).
Por eso, el hecho de que la competencia de Igualdad sea asumida por la Vicepresidencia del Gobierno es una fantástica noticia que posibilitaría ese cambio en todas las políticas si hubiera voluntad de hacerlo. El presidente Rodríguez Zapatero dio un enorme paso adelante (considerando de dónde veníamos). Pero se quedó a las puertas de los cambios estructurales, es decir, de esas reformas que terminarían con la actual estructura familiar y del mercado de trabajo basadas en la dominación y en la discriminación de las mujeres.
¿En qué debería cambiar la corriente principal de las políticas económicas? Es muy sencillo: se trata de restaurar y de ampliar derechos, así como de atender necesidades sociales ahora desatendidas; y todo ello dejando de excluir a las mujeres. Un cambio liberador para las mujeres y beneficioso para toda la sociedad.
Por ejemplo, no se puede hablar de ingresos dignos para todas las personas y, a la vez, mantener un sistema de cuidados basado en ofrecer a las mujeres quedarse sin ingresos propios cada vez que surgen necesidades de cuidados en la familia. Hasta ahora las excedencias, las reducciones de jornada o las paguitas para cuidadoras (Art. 18 de la Ley de Dependencia) se llamaban “derechos de las mujeres”. De las mujeres, sí, porque los hombres no se toman esos supuestos derechos, lo que es perfectamente comprensible: te dejan sin el derecho humano fundamental a un ingreso digno. Y, como consecuencia, te dejan sin una pensión digna. Actualmente el 73% de las mujeres mayores de 65 años se encuentran fuera del sistema de pensiones contributivas (frente a un 29% de los hombres mayores de 65 años). Y la pensión no contributiva (esa que te conceden cuando no tienes ningún otro ingreso personal ni familiar) asciende a 369 euros al mes.
Otro ejemplo: no se puede hablar de derechos laborales para todas las personas mientras haya un colectivo entero (las empleadas de hogar) que no llega a los mínimos derechos que garantiza el Estatuto de los Trabajadores. Pero estas trabajadoras no encontrarán empleos dignos mientras  sigan estando empleadas por las familias. Por las familias ricas, hay que añadir: según la Encuesta de Condiciones de Vida de 2016, solo en el 14% de los hogares con personas dependientes existe cuidado remunerado. ¿Y el resto? el 80% de las personas mayores con limitaciones funcionales graves son cuidadas de forma principal por las mujeres de su familia. Mujeres en situación de esclavitud, muchas de ellas cuidando 24 horas al día, 7 días a la semana y 365 días al año; algunas con paguita y otras sin ella. En cualquier caso, ¿quién dijo derecho al descanso diario, semanal, anual? Estos también son derechos humanos que se olvidan cuando se trata de mujeres.
La universalización del derecho a la atención a la dependencia suficiente por los servicios públicos y la educación infantil suficiente, pública y gratuita, desde los 0 años es la única manera de atender las necesidades de las familias y de incluir en el sistema de derechos humanos y laborales a las mujeres que ahora cuidan en condiciones infrahumanas.
Pero no basta con los servicios públicos. Hay que repartir equitativamente el cuidado en casa entre todas las personas, igual que hay que repartir el empleo. Para ello es clave la reforma de los permisos igualitarios que propone la PPIINA. Cuando los hombres se queden al cargo de sus bebés (al cargo, o sea en solitario) durante el mismo tiempo que las mujeres a lo largo del primer año, entenderán lo que es cuidar en igualdad, no ayudar. Y entonces se convertirán en personas de referencia para sus criaturas, y se darán cuenta de lo que se han perdido hasta ahora. Ese es el testimonio de muchos hombres que, por razones diversas, se han encontrado con esa oportunidad. Por otro lado, solo si los hombres se ausentan de sus puestos de trabajo tanto como las mujeres, podrán ellas incorporarse a sus puestos de trabajo en la misma medida que los hombres, dejando de ser para las empresas “mano de obra de alto riesgo”.
Pero tampoco basta con servicios públicos y con reparto del cuidado en casa. Tenemos que revertir las reformas laborales; recuperar la estabilidad en el empleo y extenderla a las mujeres. Para ello, la reducción de la jornada laboral máxima a tiempo completo a 35 horas semanales con cómputo semanal es fundamental. Y también es fundamental eliminar todos los actuales incentivos al empleo a tiempo parcial, tanto por el lado de la oferta (derechos especiales a reducción de jornada por cuidado) como por el lado de la demanda (incentivos a las empresas).
¿De dónde sacar el dinero para cambios tan radicales? En primer lugar, estos cambios no son tan costosos. Aquí algunas estimaciones de los incrementos presupuestarios respecto a la situación actual: 1.200 millones para los permisos igualitarios. Entre 3.000 y 5.000 millones para un sistema de educación infantil desde los 0 años con la calidad de Suecia. Otro tanto para un sistema de atención a la dependencia con la calidad de Suecia. 1.666 millones para la equiparación de las pensiones no contributivas al mínimo de las contributivas.
En segundo lugar, se puede sacar mucho dinero eliminando las partidas que actualmente se gastan en mantener este modelo desigual. Por ejemplo 3.000 millones de euros en la desgravación por tributación conjunta de los matrimonios en el IRPF, o 2.400 millones de euros en las desgravaciones  por cuidados en el entorno familiar a través del IRPF. Y también tendríamos mucho más dinero si no fuera por la pérdida de recaudación que están originando las sucesivas reformas fiscales (4.800 millones cada año solamente por la del IRPF de 2015). Todo esto sin meternos en cifras ajenas a la política social, como lo que no recuperaremos del rescate bancario (60.600 millones de euros según el Banco de España), o los 87.000 millones de euros anuales que nos quitan por la corrupción.
En tercer lugar, no se trata de llegar a la meta el primer año, sino de establecer un calendario, una hoja de ruta. En cuarto lugar, estas partidas son pequeñas comparadas con el aumento de recaudación y los gastos que se eliminarían a largo plazo. Por ejemplo, si las mujeres tuvieran empleos dignos no serían necesarios gran parte de los 28.432 millones de euros que en el Presupuesto de la Seguridad Social de 2017 se destinaron a pensiones no generadas por cotizaciones (de viudedad, complementos por mínimos y pensiones no contributivas).
En resumen, un cambio de orientación urgente que, una vez decidido, puede llevarse a cabo progresivamente según un plan de viabilidad. La sociedad no puede esperar. Y, sobre todo, las mujeres no pararemos hasta conseguirlo".


RELATO

Este comunicado fue leído por la Coordinadora de Pensionistas en una de sus manifestaciones. RELATO:
Hace muchos años, el poeta del pueblo escribió: - ¿Quién levantó los olivos? No los levantó la nada, ni el dinero,  ni el señor, sino la tierra callada el trabajo y el sudor- ¿Quién levantó aquella España mísera,  triste y derrotada? Los llamados niños y niñas de la posguerra, vimos a nuestros padres y a nuestras madres trabajar duro, de sol a sol, con salarios de miseria que apenas llegaban para mal alimentar a la prole. Aquellos años de derrota y luto donde el látigo del dictador golpeaba la espalda del pueblo trabajador. Aquella España en blanco y negro,  donde el amor era pecado y los sueños prohibidos. En esa España, aterrizamos nosotros.
 Los que nacimos en la década de los 40 y de los 50, somos hoy los jubilados. Igual que a nuestros padres, nos tocó trabajar duro. Nos educaron en el Nacional-Catolicismo, nos enseñaron a rezar con los ojos cerrados, pero poco a poco los fuimos abriendo, nos dimos cuenta que la vida tenía que ser algo más que trabajo y sudor, que el derecho a la felicidad no podía ser solo de los señoritos que cantaban el cara al sol, y sacaban la bandera al balcón.
 Y los ojos abiertos se fueron haciendo grito y lágrimas. Lágrimas dolorosas que representan la negación de la dignidad de nuestras luchas y de las pequeñas victorias, que tanta sangre y sudor costaron y cuestan. 
Esta España de hoy, no es fruto del capital, ni de los poceros, ni de los Ulibarri ni de los  Méndez Pozo que pululan  por estas tierras, ni de los bancos, ni de las multinacionales; ha sido y es fruto  del trabajo y del sudor de los hombres y mujeres que dieron y dimos lo mejor de nosotros mismos buscando un mundo mejor para nosotros y para las generaciones futuras.
Y ahora, cuando estamos en el ocaso de nuestras vidas, los herederos del dictador,  nos tiran 2 euros a la cara, de la misma forma que se tira un hueso a un perro vagabundo.   Nos mandan una carta ofensiva,  alabando su buen gobernar, y diciéndonos que la prioridad de esta España es comprar armamento,  rescatar autopistas y bancos, construir obras faraónicas para uso y disfrute de la clase dominante y como no, expropiar y robar la riqueza del común. Todo ello de acuerdo con el estado de derechas.
Una cosa más queremos decir a los herederos del régimen. Somos ya  mayores, no nos queda mucho tiempo, pero el que nos quede lo vamos a emplear en luchar, en gritar hasta desgañitarnos para que las  pequeñas victorias que habéis robado al pueblo trabajador nos sean devueltas. Para que nuestros hijos e hijas, nietos y nietas,  puedan vivir con la dignidad a la que todo ser humano tiene derecho,  sin que haya  látigos y leyes que les impida seguir el camino que ellos decidan.
Y tened presente una última cosa: El Ideal que perseguimos no es una sociedad de la opulencia ni una sociedad de la pobreza sino una sociedad de la justicia, la igualdad y la fraternidad. Algo que los pueblos llevamos buscando desde el principio de los tiempos.
 Vivimos con la esperanza de que habrá una generación en la historia que podrá hacer realidad los sueños y utopías por los que hoy lucha la humanidad.
COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS. NO NOS RINDAMOS, LUCHAR EL PRESENTE ES GANAR EL FUTURO. 


MENDEZILLOS

Lacalle se lía y presenta los avales para ser seleccionador de España
Entregó la solicitud en la sede de su partido. A la salida declaró que él era el más preparado, ya que “mujeres, como Sáenz de Santamaría o Cospedal, no saben nada de fútbol”
Pedro Sánchez propone a Méndez Pozo como ministro de Cultura
De esta forma, el presidente de 256.789 entidades burgalesas podría poner al día sus cuentas con Hacienda, por si se diera el caso, que no creemos, que hubiera alguna irregularidad
Fernández Santos afirma que en Artillería se construirán viviendas para la clase trabajadora
En la misma línea argumental, también sostuvo que Cruzcampo es una cerveza, que Ana Rosa Quintana es una gran novelista y que David de Gea está haciendo un Mundial brillante
Rafael Hernando desayuna fuerte y se presenta a las primarias de Democracia Nacional
Lo que parecía un error, acabó siendo un paso adelante del exdiputado del PP que indicó que “este girito que llevaba tiempo meditando, gracias al sol y sombra, al fin se ha materializado”
Albert Rivera llama a la redacción de El Perdigón para que hagamos chistes sobre ellos
El líder de Ciudadanos señaló que desde el cambio de gobierno nadie les da bola y que echa de menos aquellos maravillosos tiempos en los que copaban todas las portadas de los periódicos



EL PARQUE DE BOMBEROS DE BURGOS 
POR 
Rufino Hernández 

A pesar de la gestión del Ayuntamiento y fruto de la profesionalidad de los trabajadores, Burgos goza de un buen servicio de bomberos.

   Durante la época de niñez mucho hemos soñado con ser bomberos. Son los héroes de carne y hueso, los intrépidos, los que se enfrentan a las catástrofes, los salvadores de náufragos…Son el espíritu del bien con el que el niño y adolescente sueña.
   Todos los alcaldes presumen de tener un parque de bomberos eficaz y bien dotado, el de Burgos no es diferente. Lacalle también se jacta de los servicios que desde estas instalaciones se prestan a la ciudad, pero las instituciones no tienen la candidez del niño, detrás de sus palabras esconden intereses inconfesables.
   Quise saber la situación en que se encuentra nuestro parque de bomberos, para conseguirlo, decidí participar en una reunión con trabajadores del parque. Cogí mi bloc de notas, mis bolígrafos y me introduje en la sala.
   Me han dicho que tenéis un parque repleto de maquinaria, fue mi primera intervención.
   -Mire usted- me respondió uno de los bomberos- se lo comentaré en dos partes: sobre la maquinaria de la que usted se interesa, y sobre el personal, porque una cosa influye en la otra, y si las dos cosas tienen carencias, como es el caso, la situación se complica.
   Tenemos camiones en el parque que debieran estar en algún museo, aquí no sirven para nada, tienen más de cuarenta años y el resto pasa de los quince, no tienen ni cinturones de seguridad. Nos falta al menos un  autobomba y otro camión escalera. Esto se agrava si consideramos que desde la compra del camión, hasta que llega al parque, pasan más de dos años. En otras ciudades se ha conseguido que el fabricante proporcione uno usado mientras dura el proceso de fabricación, aquí ya lo ha planteado Eva de Ara (concejala de Imagina), pero ni en eso el Alcalde escucha.  Esto es lo más grave en cuanto a equipamientos, como ve, no es oro todo lo que reluce.
   En cuanto al personal, la cosa no mejora.  Llevamos siete años sin jefe de parque, en su lugar hay un subjefe que carece de la calificación necesaria para afrontar diferentes cometidos, lo que provoca anomalías y retrasos organizativos. Referente al resto de personal, existen once vacantes y esta cifra tiende a aumentar debido a las cercanas jubilaciones de algunos compañeros. A esta situación hay que sumar y tener en cuenta el periodo de adaptación que necesitan los nuevos compañeros que se incorporen.  Todas estas circunstancias nos obligan a realizar horas extraordinarias, unas setecientas veinte al año, lo que representa treinta días de servicio más.
 ¿Qué actitud tiene el Ayuntamiento en este desconcierto?, -le pregunto-.
   -Seré claro, los trabajos y servicios salen adelante gracias a la profesionalidad de los currantes, o sea, a pesar de la Administración. Lo que aquí ocurre no es diferente a otros sectores, como la sanidad, la enseñanza y demás servicios públicos, somos los trabajadores los que sacamos las castañas del fuego.
   Hay una cosa que no quiero pasar por alto: el consorcio de seguros devuelve todos los años al Ayuntamiento una cantidad más o menos cercana a al millón de euros; esta cantidad debía dedicarse al parque de bomberos, pero no es así, nadie sabe dónde van a parar ni a qué se destina este dinero.
   Terminó la reunión, recogí mis papeles y puse rumbo a mi domicilio. En mi cabeza había quedado revoloteando una idea. “Los servicios públicos funcionan a pesar de la Administración”.
                                                                                                



ENTREVISTA:                        
D. Mariano Rajoy Brey

Ante los últimos acontecimientos acaecidos con la moción de censura que ha dado como resultado el cambio de gobierno. El expresidente D. Mariano Rajoy se ha dirigido a este medio para que informemos del por qué de esta moción de censura. Hemos sido citados en el bar del Congreso que ha pasado a llamarse ‘Cinco  horas con Mariano’. Después de tomar una caña y unos calamares, el camarero nos introduce a un reservado.
Camarero: Un momento, que le aviso. Sr. Rajoy, están aquí dos reporteros de una revista de caza. Dicen que han venido a rematar al pichón.

Rajoy.- ¡Cómo que a rematar al pichón! ¡Ande, salga y entérese bien!
Camarero.- Son de Burgos, Sr. Rajoy, de una revista que se llama El Perdigón. Y lo del pichón, es que me han preguntado si había pichones para comer.
Rajoy.- Mándeles pasar. Y si le piden pichones para comer, póngales de los de criadero, ya sabe que los de caza son para la casta, o sea, para diputados y senadores.
Camarero.- Pueden pasar.

Perd.- Buenas tardes. ¡Que alegría volver a verle! ¡Está usted un poco más viejo y arrugado!
Rajoy.- Pues ¿cómo no voy a estar más viejo y arrugado? ¡Si esos mamonazos de socialistas e independentistas me han mandado a la mierda!  Me han tratado peor a Puigdemont. Pues se van a joder, que yo no me exilio. Sé que la España católica y la banca me necesitan.  Pero volveré. Tiempo al tiempo y se van a enterar de lo que es un gallego, pero gallego y muy gallego.

Perd.- Pero, Sr. Rajoy. ¿No cree usted que los españoles ya estamos hartos de los gallegos, muy gallegos y mucho gallegos? Franco, Fraga, usted y puede que después venga Feijoo. Cambien un poco y que venga alguno del Bloque.
Rajoy.- ¡Cómo! Pero ustedes están tontos, antes mandamos a Fariñas.  Esos del Bloque no son gallegos, muy gallegos y España necesita a ese gallego fino, irónico, calculador amante de la tradición y la familia.  Esos valores patrios son los que España necesita para volver a ser Una, Grande y Gallega.

Perd.- Pero vamos a ver. ¿No se da cuenta usted que  le acaban de echar?  ¿Que usted no va volver a ser presidente?
Rajoy.-  Hip, hip, hip. ¡Me cagüen la madre… como pille al guapo le inflo!

Perd.- Tranquilícese, Sr. Rajoy. La política es eso, usar todas las artimañas para destruir al contrario. Ahora le ha tocado a usted. Esperemos que no le dé por suicidarse.
Rajoy.- ¿Suicidarme yo? ¡Y un huevo! Eso solo lo hacen los débiles y los que no aguantaban las caricias de Billy El Niño.

Perd.- Pero ustedes no han aguantado ni con las caricias de Ciudadanos, que casi les dejan en la estacada. ¿Será este partido el que les suceda?
Rajoy.- Dios no lo quiera. Esos van de corderos pero son hienas. Sus ansias de poder no tienen límites. Además, ¿qué coño han aportado siendo oposición?, nada de nada. Tienen una idea de España y de la democracia trasnochada. Estos en vez de una medalla acabarán poniendo dos a Billy El Niño. Si no, tiempo al tiempo. Que les conozco.

Perd.- Si usted lo dice. Pero cuesta creer que Rivera y la Arrimadas, tan modositos y trajeados, puedan ser tan granujas. ¿No cree, Sr. Rajoy, que los granujas de su partido se puedan ir con él?
Rajoy.- Y los no granujas también. Hasta Aznar puede acabar allí, y juntos crear la nueva derecha, que será una repetición pero a peor de la del tito Franquito. Y si la hija se divorcia y se vuelve a casar hará otro bodorrio para juntar a los nuevos mafiosos.

Perd.-  ¡Qué duro es usted! Pensar así de la persona que le apoyó para que usted llegue a  donde ha llegado.
Rajoy.- Aznar no ha apoyado nunca a nadie. Aparentaba ser amigo,  pero para lucrarse él. Todos en el partido sabíamos que quería crear un imperio al estilo Hitler. Quién no recuerda la invasión de la isla Perejil, de haber triunfado, lo próximo  hubiera sido Venezuela, China y la Conchinchina.

Perd.- Ya sabíamos que era y es un mal bicho, pero no creíamos que fuera tanto.
Rajoy.- Y no cuento más porque puedo acabar mal.

Perd.- Los que hemos acabado mal con sus mandatos hemos sido los currantes. Ha dejado usted España jodida, jodida, parece que ha pasado Atila y toda su caballería. Los pocos derechos sociales que teníamos se los ha comido usted de una sentada.
Rajoy.- Pero ¿qué dicen? Si yo he arreglado el desbarajuste que dejó Zapatero. La distribución de la pobreza ha igualado a pobres y clases medias. Las jubilaciones han subido un 0,25% como antes de la crisis. Los jóvenes hoy trabajan menos y gastan más. Las viudas y viudos van a Benidorm a cuenta de la Seguridad Social y se corren unas juergas de padre y muy señor mío. Que estamos a la cabeza de Europa en exportaciones de tomates y de chuches y de jóvenes emprendedores. Todo esto lo hemos hecho en seis años de gobierno del Partido Popular. Y todas estas conquistas se las va a cargar Pedrito. Que se lo digo yo, cojones.

Perd.- Y la sanidad y la educación, también están mejor, ¿no?
Rajoy.- Eso lo habíamos dejado para después. Que todo a la vez no se puede hacer. Lo primero que haremos cuando ganemos las próximas elecciones es lo que hemos dejado en el cajón y por culpa del guapo no hemos podido llevar a buen puerto. Lo primero es bajar la edad de morirse a los 75 años, y si puede ser antes mejor. Un jubilado tiene que pasar a mejor vida lo antes posible si queremos que las funerarias sigan creando puestos de trabajo y que la prima de riesgo no alcance los niveles que tenía en la época de Zapatero. En cuanto a la educación, lo mismo. ¿Para qué quiere España tanta educación? ¿No tuvimos la edad de oro? ¿Y qué pasó?,  que fue un desastre, no salieron más que brujas y pecadores que quemaban iglesias y fornicaban a lo tonto y a lo loco. Volver a eso sería retroceder 400 años y un gobierno progresista como el nuestro no lo puede hacer… vamos, digo yo.

Perd.- Si le parece, Sr. Rajoy.  Damos un repaso a la corrupción, ya que ha sido la culpable de su derrota. ¿Cuáles fueron las razones para que usted y su partido se empeñaran en mirar para otro lado, cuando todo el mundo sabía  que ustedes habían trincado a manos llenas?
Rajoy.- Miren ustedes. Es cierto que algunos han trincado,  pero decir que ha sido todo el partido es mucho decir. Además ¿quién no trinca, si se lo ponen a huevo? Miren ustedes,  la Casa Real y la que no tiene ni un real si pueden se quedan con algo, pero sin abusar. Es lo que hacemos los políticos, solo que mi partido lo hace por el bien de España y de los empresarios, no como otros que se lo llevan crudo,  sin aportar  nada a la Hacienda Pública.

Perd.- ¡Pero qué coño han aportado ustedes,  si se lo llevaron a los paraísos fiscales!
Rajoy.- ¿Ve  como ustedes no tienen ni puñetera idea? Solo se mandaba a los paraísos lo de la B de Bárcenas. Lo de la A de afligido, se lo dábamos a Montoro para sus cuentas.

Perd.- Y de los sobres que le daba Bárcenas ¿tampoco sabe nada?
Rajoy.- A mi Bárcenas nunca me dio un sobre, me lo mandaba por correo certificado.

Perd.- Y eso de sé fuerte, Bárcenas, estamos contigo. ¿No quería decir: “no hables que la familia está contigo”?
Rajoy.-  Yo lo que dije fue en diferido. Podía ser o no ser que la familia fuese la suya o que fuera la familia política. Esto hace que la cosa sea o no sea. ¿Me he explicado?

Perd.- Pues  la verdad que no,  pero si usted lo dice ¿Cómo cree usted que pueda quedar el partido después de su marcha?
Rajoy.- Como un buque sin capitán. No hay que perder la esperanza.  Cuando lo dejó Aznar parecía que se iba al carajo y ya ven ustedes,  cómo lo levantamos. Hay muchos camaradas que pueden coger el timón. Ahí tienen Soraya Saez de Santamaría, la  Cospedal, o Rafael Hernando, o Albiol y al casi moderado y paisano Sr. Feijoo y tantos otros dispuestos a llevar a España a los más lejanos confines del mundo.

Perd.-  En vez de ir tan lejos mejor nos quedamos por aquí, como muy lejos Galicia,  que se come bien. ¿No cree usted, Sr. Rajoy, que la rivalidad  entre Cospedal y Santamaría,  puede acabar a hostias?
Rajoy.-  A hostias, a tirarse del pelo, a llamarse güarras una a la otra. Todo esto y más puede pasar. Pero la competividad es necesaria. Si esto hace que el PP vuelva a gobernar ¡bendito sea Dios! También puede darse el caso de que gobiernen por turnos seis meses una y seis meses la otra, claro está,  siempre y cuando que la que empiece dé paso a la siguiente.

Perd.- Pero sin sobres,  no se gobierna igual.
Rajoy.- Bueno, pero las aguas volverán a su cauce. Es cuestión de tiempo.

Perd.- Para ir acabando. ¿A qué se va a dedicar? ¿Seguirá en la política?
Rajoy.- En la política estaré y no estaré, como ha hecho Aznar. Ahora bien,  si España y el nacionalcatolicismo me necesitan,  allí estaré. Pero si veo que España y mi partido pueden andar solos, yo me pondré a trabajar. Me iré a Santa Polla,  donde tengo la plaza de Registrador de la Propiedad. Volveré  a esa vida tranquila. Al despuntar el alba saldré a correr y por la noche al llegar a casa fumaré un buen puro acompañado de  whisky Chivas y después cenaré unas almejas al natural, unos percebes y lubina de pincho. Y esa será mi vida. Como la de cualquier español.

Perde.- Hombre, Sr. Rajoy. Como la de cualquier español, no. Que la mayoría cenamos sopas de ajo. ¿Pero después de una vida tan ajetreada, algo echará en falta?
Rajoy.- Notaré la falta de aquellos sobres y no es por el dinero, sino  por las palabras tan cariñosas que me decía.

Perd.- ¿Y qué palabras son esas?
Rajoy.- Sé fuerte, compañero. Coge esto en señal de gratitud, ten la conciencia tranquila, es un dinero ganado honestamente. Haz lo que hacen tus compañeros; si algún billete está un poco sucio, me lo reenvías que yo te lo lavo y te lo plancho, te quedará como nuevo. Un abrazo y no se te olvide quemar el sobre.  No hay que dejar huellas.

Perd.- Bueno, Sr. Rajoy. Dada la hora que es, podemos dar por terminada la entrevista. Usted verá si quiere decir algo más.
Rajoy.- Solo pedirles que den un saludo al Sr. Méndez Pozo, al Sr. Lacalle y al Sr. Fernández Santos, todos buena gente con la que he compartido gratos momentos y aunque no me han mandado sobres, tampoco me los han pedido.

Perd.- Pero, ¿de qué conoce usted a Fernández Santos?
Rajoy.- Coño, de oírle en Radio Arlanzón. Qué pena que este hombre no esté en el Partido Popular, habría llegado lejos, con ese verbo y esa lucidez que tiene para mandar a la mierda a sus adversarios. ¡Una maravilla de hombre! Qué pocos quedan de estos en España, Fernández Santos, Rafael Hernando y para de contar.

Esta entrevista se realizó el día de Gracia del Señor 18 de Junio festividad de los santos CIRIACO Y PAULA, jóvenes cristianos. Por defender su fe, el emperador Diocleciano los ejecutó. Ella, según dicen las crónicas, murió virgen, pero el amigo Ciriaco era un poco pendón ya que se enrollaba más de la cuenta. Según Mila Giménez del programa Sálvame tuvo un desliz con Belén Esteban cuando era muy joven. Pero se confesó con Jesulín y todo quedó olvidado. AMÉN


UNA ILUSION FRENTE AL ORDEN CANIBAL
por  BISCUTER

                En la obra “Hay que cambiar el mundo”, Jean Ziegler, miembro del Comité consultivo del Consejo de Derechos del Hombre de la O.N.U., nos ofrece una lección de obligada lectura y estudio para las jóvenes generaciones. Las oligarquías que pilotan el capitalismo financiero internacional detentan ahora un poder que jamás antes ha tenido ningún imperio, escapándose de cualquier tipo de control político y con un único objetivo en su horizonte: maximizar el beneficio a costa de lo que sea, en el menor tiempo posible y sin apenas resistencia. En lo que llevamos de década, el poder financiero de los 562 individuos más ricos del planeta ha aumentado un 41%, mientras que los bienes de los 3.000 millones de personas más pobres han descendido un  44%. Cada cinco segundos muere un niño a causa del hambre y sus consecuencias. No hay guarismo que pueda explicar mejor la tiránica dictadura de sobreexplotación que está padeciendo la humanidad. En España, entre 1980 y 2016, el 10% de la población concentra el 60% de la riqueza nacional, mientras que los bienes en manos del 50%  de los españoles no llegan al 9% del total. Que el comunismo ensayado en algunos países en el siglo XX fracasara, no quiere decir que el capitalismo no siga siendo el problema. Todos entendemos bien la responsabilidad individual que tiene una persona que mata y roba. Nuestra imaginación moral está conformada a esa escala. Pero no hay manera de explicitar el tipo de responsabilidad que tenemos con las estructuras de un sistema económico y político que roba y mata masivamente, de forma ciega y anónima. Aquí hay una desproporción radical que, como dijo Günther Anders y recoge Carlos Fernández Liria en un reciente artículo, nos ha convertido en analfabetos emocionales e indigentes morales. La responsabilidad moral no puede indagarse mirando a nuestro interior sino mirando al interior de las estructuras que vertebran el sistema de este mundo y preguntando si se puede o no hacer algo para cambiarlas. J. Paul Sartre dijo que la moral no podía resumirse en elegirse así mismo como bueno, sino en elegir un mundo bueno.

Este es el tablero de juego y estas son las normas que rigen el orden caníbal que nos domina y en el que se encuentra también apresada nuestra pequeña aldea, otrora gobernada por un tal M. Rajoy.
La actualidad manda y la nueva situación creada tras la defenestración del registrador de la propiedad anteriormente aludido, invita a hacerse varias preguntas: ¿Cuál es su herencia y qué horizonte se abre a partir de aquí? El alivio que se ha generado tras la caída de este gobierno, muestra la magnitud de los destrozos que han producido estos 7 duros años bajo el mando de ese señor del que hablamos, sin olvidar la amenaza que pendía y pende sobre nuestras cabezas con ese partido replicante llamado Ciudadanos, dispuesto a alimentarse sin complejos y al más puro estilo populista de la bilis que desprenden temas como los de la identidad nacional o la emigración. Todo con el afán de engordar electoralmente y ocultar el conflicto principal que nos afecta, que es el de la desigualdad y su repercusión en la calidad democrática de nuestro sistema político. Las élites que rigen el PP han saqueado durante tres décadas lo que han podido, que ha sido mucho. Han utilizado el aparato del estado para intentar ocultar sus actividades delictivas y para perseguir a sus rivales políticos. Han vaciado la hucha de las pensiones; han precarizado el empleo hasta la extenuación; han amnistiado a sus delincuentes fiscales; se han servido de RTVE y de la brunete mediática para deformar la realidad y construir una posverdad paralela; han asaltado algunas universidades públicas para convertirlas en su cortijo y nos han puesto una mordaza en la boca para penalizar nuestra protesta.
¿Y qué es lo que viene ahora? He leído recientemente dos reflexiones interesantes sobre este momento. Una es de Alba Rico y dice que hay que obligar al PSOE a romper con su pasado y a Podemos a volver al suyo. En cuanto al PSOE, si algo hemos aprendido en estos últimos cuarenta años es la constatación del agotamiento de la socialdemocracia clásica como proyecto capaz de afrontar con éxito los dilemas que plantea este capitalismo caníbal. No valen únicamente reformas en el campo de los derechos civiles o gestos en política internacional, si no se ataca el corazón neoliberal del sistema, aquel donde se aloja la economía y las relaciones laborales que afectan tan directamente a nuestras vidas. Derogar las reformas laborales, afrontar una política de recuperación de derechos laborales a costa de los beneficios empresariales o emprender una reforma tributaria de calado son políticas muy necesarias, pero probablemente quedarán en el tintero. Por lo que respecta a Podemos, efectivamente estamos lejos del espíritu que lo gestó. Más bien pareciera que se está cumpliendo esa brillante reflexión de Andrea Köhler cuando dice que cuanto más rápidamente envejece lo nuevo, antes aparece lo viejo como nuevo. Se está abriendo, sin duda, una ventana de oportunidad para el resurgir del bipartidismo, por mor de algunos importantes errores de aquellos que intentaron conquistar los cielos. El narcisismo de la nueva política y los tics bonapartistas de la dirección no son nada esperanzadores. Para más inri, la organización apuesta por métodos de decisión verticales y uniformadores, tanto en su versión “pablista”, como “errejonista” (Ahora Madrid, Andalucía, Burgos…), empobreciendo el rico mosaico y la red de complicidades que dio impulso a muchas de las candidaturas municipalistas. ¿Cuál debe ser el papel de Podemos en esta coyuntura? Hemos de partir de la constatación de que nadie tiene toda la verdad, que ésta se construye entre todos. A mi juicio, en primer lugar,  hay que favorecer una cooperación exigente y virtuosa que beneficie al campo de la izquierda, en sentido amplio de la palabra, y que ponga pie en pared al avance de la derecha extrema y la extrema derecha en España, en Europa y en el mundo.  ¡Ojo!, sin olvidar la amarga lección de la transición, es decir, teniendo muy claro  la importancia de mantener un fuerte  polo de izquierdas más allá del PSOE. En segundo lugar, soy de los que piensan que el poder no puede abolirse, sino que solo se puede disputar, tomar y repartir o padecer. Para cumplir la tarea que implica la disputa del poder, Podemos debe dejar de afanarse en ser una organización política tradicional, centralizada y personalista y volver en espíritu y acción a lo que políticamente significó el 15 M, apostando por construir una red de redes, un contrapoder, que aspire a crear otra sociedad más justa, libre y fraternal, y también ¡ya lo se! imperfecta.

P.D.: Ilusión: Según el diccionario de la RAE., imagen o representación sin verdadera realidad. También, esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo.

.POEMA:
NI UNA MENOS

por    Itatí Schvartzman 


"La amiga que sueña un marido que la mantenga

el pibe que escribe el reggaetton de moda
la madre que educa machitos y princesas
el jefe que escupe: es que está en día femenino
la compañera que te dice: así no vas a conseguir novio
la boluda que aclara: soy femenina, no feminista
la mamá que la viste sólo de rosa, porque es nena
el papá que compra muñecas y cocinitas
y lavarropas a la nena
y pelotas y aviones y juegos de química al varón
el novio que te revisa el teléfono y el facebook
la mina que dice de otra mina que parece una puta con esa ropa
la mamá que sueña un príncipe azul para yerno
el papá que paga por sexo con nenas de la edad de su hija
el novio que no coge con la novia por respeto
y sale de putas después de acompañarla a casa
los compañeros profesionales que en vez de escucharte
lo que tenés para decir en la reunión,
te piden que sirvas el café o hagas el mate
la marca de detergente que sólo te habla a vos, mujer
el médico que te hace cesárea sin necesidad
o el que te hace la episiotomía de rutina
la enfermera que te grita: bancátela, bien que te gustó hacerlo
o la que te ata a la camilla para parir
el marido que te prohíbe trabajar
o el que te esconde los documentos y la plata
o el que te controla los ingresos y egresos
la caricatura política diaria
el chiste de mierda, las propagandas,
Tinelli, la novela turca, los concursos de belleza
el que te obliga a hacer algo en la cama
que no deseás, el que se fija sólo en su placer
el que te dice: ahora no me podés dejar así
el que te humilla, el que te adjetiva, el que te menosprecia
el que te caga a trompadas
el que te aisla, te controla, te cela, te sigue
el que me dijo el primer piropo grosero
a los doce años, el que me tocó contra mi voluntad
en el boliche de moda, en todos los boliches de moda
el compañero que te manda a barrer el piso del local del partido
el compañero que no cuestiona sus privilegios
el que recibe un cheque más gordo sólo por tener pene
y se calla y se lo guarda en el bolsillo
el pelotudo que pregunta y el día del varón, eh?
la mamá que obliga a la nena a levantar
los platos sucios de sus hermanos varones
la pelotuda que rápido vuelve a aclarar
pero mirá que yo soy femenina, no feminista
la que se burla de que no me pinto
la que se burla de que vos no te depilás
la que se burla de que no calzás tacones
la que se ríe de que compro libros y no carteras
el compañero que me mira las tetas
Todos unidos frente al televisor
preguntándose cómo puede ser
que asesinaron a otra mina."




ETA. El libro. 
Por Andrés Sorel


El 4 de mayo de 2018 ETA anunció su disolución mediante mediadores internacionales. Una campaña de prensa, políticos, y asociaciones de víctimas, se opusieron a los términos en que se manifestó la misma. La noticia no rubricaba sino lo ocurrido en el otoño de 2011, cuando ETA anunció el cese de su actividad armada.

El tema de las violencias siempre ha sido determinante para algunos pensadores y escritores. Porque existen distintas violencias: la de los Estados y el poder de regímenes económicos y políticos sobre pueblos, para su propio beneficio, y la de éstos pueblos sojuzgados que buscan su independencia para terminar con la opresión y, hasta esclavismo, de que son víctimas. Otra cosa es el terrorismo que se individualiza en personas o grupos fanáticos al servicio de catecismos religiosos o ideológicos, y terminan convirtiéndose en grupos armados que, al margen de prácticas de diálogo y acciones globales revolucionarias, terminan cometiendo asesinatos sin sentido alguno.

ETA: de la lucha contra el franquismo fascista pasó a convertirse en sus últimos años en grupos sin análisis ni democracia política que simplemente impulsaban la acción-represión-acción para mantener la excepcionalidad de su ritual político.

Participé, desde la muerte de Franco, con artículos, documentos, conferencias, y tras el asesinato de Pertur en actos públicos y libros colectivos, para buscar el diálogo entre las partes contendientes que terminara con la lucha armada, lo que costó tres décadas en alcanzarse.
Este libro pretende reflejar la historia de ETA, desde sus orígenes en los años 50, en plena dictadura franquista, hasta su deriva final y el presente de quienes solo buscan vencedores y vencidos; y se apoya en conversaciones y textos originales de personajes fundamentales para los inicios y desarrollo de la Organización, consignando documentos públicos o privados, sus Asambleas, el desarrollo de sus continuas crisis internas, las expulsiones e incluso asesinatos de algunos de sus miembros, y la búsqueda, por otra parte, de la acción para conseguir el silencio de las armas.

Y también muestra las otras violencias, estatales o para estatales, ya desde la oposición del franquismo: la prohibición de la lengua del pueblo vasco, la supresión de numerosas libertades, los estados de excepción y los asesinatos de ciudadanos del pueblo de Euskadi en manifestaciones o represiones policiales. Se ofrece un análisis de las torturas ejercidas sobre cientos de sus militantes o simpatizantes y actuaciones de la otra violencia fascista –el GAL, el Batallón Vasco Español, etc. sobre miembros o no de la Organización.

Un largo recorrido por ese más de medio siglo de vida, que como en guerras, contiendas de toda índole y el terrorismo, destruye lo único que tiene razón de existir y ha de respetarse por encima de cualquier consideración religiosa o política: la vida humana.

Una historia terrible no solo para Euskadi, sino para los ciudadanos españoles, que culmina con un pequeño análisis de las otras violencias ejercidas sobre la sociedad por el sistema económico y político imperante.







No hay comentarios:

Publicar un comentario


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner