jueves, octubre 01, 2020

PERDIGON 96 : EMÉRITO A LA FUGA

 


¡El rey está desnudo!

por Fernando Ortega Barriuso

El rey está desnudo, comentó el niño al ver las noticias en la tele y recordar el cuento de Andersen que había escuchado en el colegio. Efectivamente, el reportaje ofrecía una panoplia de las vergüenzas e intimidades de un Borbón (¡otro!) aficionado a la lencería fina… y al dinero fácil. Para subrayar este hecho, y demostrando su inteligencia, no se le ocurrió más que hacer caso a la película de Woody Allen Toma el dinero y corre y volver a la escena del crimen, a la fuente (una de las) de su ri­queza: los tiranos emiratos árabes. Un deshonor, una vergüen­za, una hijoputez… Urdangarín tenía buen maestro de quien aprender.


Ya había dado aviso a los navegantes al tripular un yate nomi­nado como “Bribón”.

Pero, bueno, no hagamos leña del árbol caído porque la rea­lidad viene fina. Esa expresión del chaval también la aplicó al seguir visionando el programa de la tele y ver el comporta­miento del Gobierno, de los políticos, de las instituciones que también han quedado, todos, con el culo al aire al desmontarse esos mitos de la mejor sanidad del mundo, de una educación pública suficiente, de unas infraestructuras maravillosas… ¡Mentira! Las mareas tenían razón, y han demostrado, si no lo habían hecho antes, que veníamos arrastrando desde tiempo inmemorial la carencia de una fuerte inversión pública en sa­nidad, enseñanza, protección social, viviendas dignas, etc. Los españoles, algunos, nos despertamos de la noche a la maña­na creyéndonos ser unos reyes del mambo que comenzaban a planificar vacaciones, cenas, compras, a constatar que nuestro país estaba desnudo, o a lo sumo cogido por alfileres.

La pandemia, el virus ha levantado los velos de la Corona y de las estructuras del país y nos hemos enfrentado con la realidad cruda y dura: estructuras endebles, trabajadores que viven en viviendas hacinados, con grandes carencias materiales, traba­jando por sueldos de miseria, muchos de ellos migrantes a los que -¡encima!- se los culpabiliza y denigra; una sanidad escasa de medios y

de profesionales y una educación que no acaba de salir de pabellones precarios y trabajadores poco estimulados. Comprobar las colas para recoger alimentos, para ser atendi­dos por la sanidad pública, para cobrar un salario de subsisten­cia o para poder dormir o comer… han dado por los suelos a la cacareada Marca España, tan del gusto de los mandamases.

Ese virus ha traído anejos otros: los virus del populismo, de la arenga fácil, del enemigo exterior, de sota, caballo y rey; los virus políticos de contigo o contra mí, de las rotundidades… Al comprobarlo, el que firma recuerda con fervor el verso del poeta, “A separar me paro las voces de los ecos”. Son momen­tos complicados, en los que parece que vale todo y se puede jugar con todo, y en los que incluso se utiliza la palabra “li­bertarios”, especialmente en EEUU, para señalar a los nega­cionistas, equiparando, ¡una vez más!, anarquía y libertario, con desorden y caos, cuando éste ha sido el pensamiento que ha inspirado los más importantes cambios liberadores actuales, aunque no figure su nombre.

Peleas entre gallos, presupuestos de Montoro, en Cataluña un pasito p’adelante y otro p’atrás, banderas arrojadizas, la Cons­titución en los labios de todos, promesas y más promesas, pos­tureos… Y en casa, sigue la falta de un proyecto claro -¿cómo podía serlo con el matrimonio antinatural de Cs y PSOE?-, sin una participación ciudadana clara, con titubeos, tibiezas, pasi­vidad, y con la ambición de Vicente Marañón (¡cinco conce­jales!) que huele –como los perros- el miedo de Daniel de la Rosa.

Y la cultura –véase el folleto editado por el PSOE hace un par de meses- en la última de la fila, siempre como un adorno o un jarrón chino, cuando debiera de alimentar la conciencia de los ciudadanos, ser la fuerza motriz en esta sociedad cambiante.

El único proyecto ilusionante sobre la mesa parece ser que es el centenario de la catedral, dirigido, como tantas cosas por el ínclito MA. Méndez Pozo, acompañado esta vez por el Arzo­bispado quienes dirigen toda esa operación de márketing, con numerosas ramificaciones y beneficios para que, una vez más, la ciudad esté –como se decía en una Guía de turismo anti­gua- “Burgos a sus pies”. Y la ciudad, el Ayuntamiento, como invitado de piedra. Y pagano = de pagar.

Llegó la nueva normalidad que resultó ser tan vieja como la an­terior. Nada ha cambiado. Los pobres sirven copas a los ricos, las migrantes limpian las casas de los pudientes, los “servicios esenciales” continúan trabajando en precario, la cultura ahoga­da, y los líderes de todos los colores exhibiendo cual pavos rea­les su poder y palabrería. Dimes y diretes, mientras aumentan las diferencias sociales, las injusticias y las muertes.

Y a los demás nos queda el racarraca: presionar para que al menos halla una participación ciudadana amplia, mayores li­bertades, incremento de la cultura, respeto por los derechos humanos, menor burocracia y amiguismos, mayores cuotas de libertad, de aire puro, de modernidad, de justicia, de equidad. Y que al final, podamos enterrar a nuestros muertos de una ma­nera digna y que se sepa la verdad de lo ocurrido en aquellos años de ignominia.

Burgos puede ser una ciudad maravillosa si los poderosos no oprimen en demasía el corsé que impide su expansión, su po­tencial, su capacidad creativa… Lo ha demostrado a lo largo de la historia y ahora, en esta nueva normalidad (¿) puede –si la dejan- demostrarlo.

Como dijo el capellán del Centro Penitenciario, Fermín Gonzá­lez, para conmemorar a la patrona de las prisiones (¡otro asun­to!): ¡Salud y libertad!

 

ENTREVISTA: AL  EMÉRITO

Puede que esta entrevista sea una de las más difíciles que hemos hecho. No sólo por tener  que entrevistar a un hombre que ha tenido que salir corriendo de su país (no me refiero a un refugiado sirio), sino por hacérsela fuera de España a nuestro amado Rey D. Juan Carlos I.  Para vergüenza de todos los españoles es el tercer borbónico que sale pitando de España. Intentando saber los motivos que han provocado esta huida, hemos viajado hasta Abu Dabi donde, en una celda de 5 estrellas, con piscina, bañera con chorritos, cama con mosquitera, mini bar con whisky Chivas de 50 años y cinco mayordomos y seis Geishas de las de Japón, se encuentra el Rey más democrático que ha tenido Europa. Ver a D. Juan Carlos en condiciones tan míseras ha llenado de dolor nuestro corazón. A las 10 de la mañana, por el reloj del Jeque de guardia, entramos en el módulo Vip donde somos recibidos por el monarca.


JC.- ¡Qué pasa chavales! ¿Qué tal os va la vida?  ¡Que alegría volver a veros, joder!

Perd.- Nosotros también nos alegramos de verle. Le vemos mejor que cuando arreó usted de España.

Jc.- Estoy feliz. Daos cuenta que los 100 Jeques que hay en Abu Dabi son hermanos míos. Tenemos un pacto de sangre que nos obliga a ayudarnos y si fuese necesario dar la vida yo por ellos y ellos por mí.

Perd.- ¡Qué bonito, Majestad! Pero vamos al grano. ¿Está usted aquí de vacaciones invitado por sus hermanos? ¿Ha venido a cobrar alguna factura pendiente o a qué coño ha venido usted?
JC.- En España me invitaron a marcharme una temporada para ver si las cuentas cuadraban, y yo acepté. Entendí que dos reyes eran demasiado para una nación tan pequeña. Aunque más pequeño es el Vaticano y tiene dos Papas. Pero que conste que de momento no he cobrado la indemnización. Queda pendiente, esperando a ver qué pasa.

Perd.- Pero vamos a ver, Juanito. ¿La cosa “bragueteril”  no ha tenido nada que ver?
JC.- Hombre, algo, algo puede ser. Pero eso no ha sido el móvil. Es sabido que todas las realezas hemos tenido nuestros amoríos. Nosotros somos como cualquier ciudadano y si encima te las ponen a huevo, pues cataplún que te vi. El problema gordo vino cuando me saqué la foto con el elefante. Vieron qué cacho trompa tenía, la pobre Corinna se pasó la noche recordando la trompa del elefante y me decía: Juanito, ¿viste qué cacho trompa? Hombre, Corinna, que era un elefante, que yo para hombre…

Perd.- ¿Pero eso qué quiere decir?  ¿Que Corinna cambió de trompa y pidió la indemnización?
JC.- No, hombre, no. El problema es que el Partido Animalista empezó una campaña de desprestigio contra mí y contra Corinna. Y para colmo de males me caigo del árbol y me rompo la cadera.

Perd.- ¿Pero qué coño hacía usted subido en un árbol?
JC.- Vigilando, hijo, vigilando.

Perd.- ¿Pero vigilando a quién?

JC.- ¿ A quién va ser? A Doña Sofía, coño. Que no me deja ni a sol ni a sombra

Perd.- Pero hombre, Majestad. Si en esos años la Reina ya le había dejado a usted por imposible. Antes de Corinna había tenido usted un montón de amigas especiales. Total, una más no  debería importarla mucho.
JC.- Ya, ya. Ella se dio cuenta que con Corinna yo había pasado de amiga especial a amiga intimísima con derecho a manejar las cuentas. Eso Sofía, que es muy ladina, vio que podía  peligrar el condumio y ser menos que las otras reinas. Daos cuenta que los griegos son más dados a la filosofía que a las cosas amatorias, por eso son tan fríos, en cambio los borbones como yo somos más ardorosos, más apasionados, dispuestos siempre a cumplir con el deber sagrado de dejar a España a la altura de las monarquías más avanzadas. Este ha sido el papel que me asignó la Historia y que con honor patrio he venido desarrollando…

Perd.- Jodo, Juanito. Pues vaya papelón que has hecho. ¡Nos ha salido caro de cojones a los españoles!
JC.- Pero, ¿qué coño decís? Lo mío ha sido un regalo comparado con las otras monarquías europeas. Les voy a decir más, a Francia les sale más caro la república que a nosotros la monarquía.

Perd.- Mire, vamos a dejar esto. Empecemos a hablar de la cuestión política. Está claro que usted se ha ido por la cantidad de chanchullos, tanto amatorios, como monetarios, que durante casi 40 años ha venido cometiendo.
JC.- Anda la leche. Si lo que he hecho ha sido por mandato constitucional, cojones, que todos lo sabían y nadie me dijo: No hagas eso, Juanito, que la puedes cagar. Al contrario, todos me reían las gracias. Me buscaban dónde esconder los regalos, que muchos de los que ahora se ponen furiosos también chupaban de lo lindo. Esos eran peor que yo. Me chupaban el culo y me dejaban, como en la película El Apartamento, el pisito para desahogarme. Todos esos chorizos y lameculos ahí siguen tratando de que Felipín siga mis pasos. No quiero hablar más del asunto porque me enciendo y…

Perd.- Tranquilícese, Majestad. Que el tiempo todo lo cura. ¿Qué le dijo su hijo cuando se despidieron?
JC.- Poca cosa. Mi hijo es más sobrio que yo. De momento está como eventual con contrato de dos años renovables por otros cinco. Esperemos que los lameculos no le envenenen y se vaya todo al carajo. Fíjense lo que les digo,  me fío más de Podemos que de todos los canallas que tuve yo alrededor. Mucho me temo que Felipe acabe viniendo conmigo.

Perd.- Hombre, Juanito. Hay que tener fe. Parece que su hijo lo está haciendo moderadamente bien.
JC.- Es verdad. La asturiana le ha atado en corto y de momento van tirando. España es un país muy difícil. Todos los borbones y borbonas han fracaso. Esperemos que Felipe dure un poco más. Yo ya le dije al despedirnos, la casa de tu padre siempre la tendrás abierta para ti, pero a la asturiana no la traigas, que no la trago.

Perd.- Ay, ay, Emérito. Con lo maja que es Letizia. Si Sofía le hubiese atado a usted, otro gallo cantaría. Hoy estaría usted en casita  y no andando descarriado por el mundo.
JC.- ¡Qué descarriado, ni qué cojones! Lo mío con Sofía no podía ser, a ella no le iba la juerga y yo ante Dios y la Historia soy un Borbón.

Perd.- ¿Cómo le iba gustar el jolgorio que usted se ha traído, con lo católica que es Sofía?
JC.- Católica no, catoliquísima. No les digo más que los primeros años de casados me hacía rezar el Rosario todos los días y a la hora de acostarnos había que decir una jaculatoria que decía: Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, con la Virgen María y el Espíritu  Santo. Pero ¿no ves, Sofía, que no cabemos todos en la cama? Y ella dale que dale, así todos los días.

Perd.- Pues usted no aprendió nada de aquellos rezos, no hizo más que liarla. Una cosa más, aparte de la última amiga especial Corinna, ¿cuántas más han sido?
JC.- No crea que tantas. Antes estuvo Marta Gayá a la que llamaban “La Serenísima”.

Perd.- ¿De dónde le viene el apodo?
JC.- Nunca se enfada, trasmitía serenidad, nunca gritaba, ni roncaba, ni hacía espabismos. Todo lo contrario que la Bárbara. Esta era toda pasión, en vez de gritar aullaba.

Perd.- Es que en el circo siempre estuvo tratando con leones. ¿Y sólo han sido esas tres?
JC.- Hombre, algunas más sí que hubo,  pero de menor importancia.

Perd.- Vamos a dejar este tema. Ya ha demostrado usted que es Borbón y mucho Borbón. Hablemos un poco de política. ¿Qué opinión le merecieron los diferentes jefes de Gobierno que ha tenido España durante estos casi 40 años?
JC.- El mejor de todos, Adolfo Suárez. Era obediente, disciplinado, simpático de trato y con unas ansias de poder moderadas. Fue la figura que empleamos para detener las ansias renovadoras antifranquistas que querían ir más allá de lo políticamente correcto. Cosa esta que conseguimos.

Perd.- ¿De Felipe González y de Aznar qué nos dice?
JC.- Uy, Felipe hizo un buen trabajo. Tanto los monárquicos, como la banca, el ejército, la iglesia, así como jueces y magistrados y todos los franquistas renovados le tienen que estar muy agradecidos por el trato que les dispensó. No pasó factura a nadie, fue generoso con todos, nos introdujo en Europa, en la OTAN, renunció a la República, al marxismo, al socialismo y acabó divorciado. Eso sí, todo hay que decirlo, le gustaba más el poder que a un niño la teta. Terminó siendo un hombre renovado, hizo grandes amigos en el ámbito financiero e industrial, en una palabra, fue un hombre de Estado. De los demás…

Perd.- Falta Aznar. Díganos algo.
JC.- Este fue el peor bicho que me podía encontrar. Era malo como él solo. Si llega a seguir cuatro más me quedo sin corona. No creía en nada. Se endiosó de tal manera que llegó a proponerme la compra de la corona. Menos mal que sólo duró dos mandatos. Fueron los peores años que pasé, peor que los de ahora.

Perd.- ¿Pero de verdad que intentó lo de la corona?
JC.- Lo jodido es que la quería a precio de saldo. No te jode, el muy mamón.

Perd.- ¿Qué le parece como está ahora la política en España?
JC.- Terrible. Con mi marcha se acabaron los líderes y sin liderazgo una nación se va al carajo. Nunca la política estuvo en manos de gente más mediocre, menos generosa y con menos  escrúpulos que los de ahora. Cada vez tengo más empatía  con los de Podemos, por lo menos esos no me lamen el culo y todavía no han cambiado de chaqueta. Bueno, algo sí, pero poco. Hay que reconocer que los socialistas están como siempre, hoy te quiero más que ayer, pero menos que mañana y los de del PP, CS, VOX son una pandilla que acabarán como siempre, es decir: Mentira y mentira, odio y odio hasta la victoria final. Es lo suyo, por culpa de gente como ellos los borbones tuvimos que dejar España. ¿Tengo o no tengo razón?


Perd.- Hombre, Juanito. Que los borbones no dejaron España, les echaron los españoles, que no es lo mismo
.
JC.- Sí, pero al final hemos tenido que venir para poner orden.

Perd.- Si usted se lo cree, pues vale. Para ir acabando, ¿háblenos de sus yernos Urdangarín y Marichalar?
JC.- Salieron un poco ranas. Sobre todo Urdangarín. Qué necesidad tenía de andar con trapicheos fiándose de gente de mal vivir. No entiendo cómo no acudió a mí que le podría -con el apoyo de Corinna- haber aconsejado en inversiones extranjeras. De Marichalar, poco puedo decir.Era un santo, no tenía malicia ninguna, todo lo cocinaba con harina, hasta que se empachó.

Perd.- Bien, Majestad Serenísima.
JC.- ¡No me jodan, no me llamen Serenísima! Eso es la Gayá. Yo soy ardiente, vigoroso, entregado en los lances amorosos. Siempre dispuesto a complacer con amor patrio a las bellas mujeres que por el lecho real pasaron. VIVA ESPAÑA, VIVAN MIS COJONES.

Perd.- Sí, señor. VIVAN LOS BORBONES Y VIVAN SUS COJONES.
Jc.- Por favor, esto último no lo publiquen.

Perd.- Majestad, ya sabe el dicho. EL QUE NO QUIERA BUFONES, QUE NO SE META A REY.

Esta chorrada se acabó de parir el Día de Gracia del Señor 18 de septiembre festividad de San José de Cupertino. Nació en la aldea napolitana de Cupertino. Nació en un establo, ya que a su madre Francisca la desahuciaron por no poder pagar la vivienda. Tan triste y mísera fue su vida que no pudo aprender a leer y escribir. Viéndole tan abatido, el Obispo de Valencia, un tal Cañizares, le hizo socio del Valencia C.F. y le afilió al Partido Popular donde prosperó, destacando en oratoria y en espionaje.

 

DAVID GRAEBER 1961-2020 POR El Abuelo Libertario


DAVID GRAEBER, antropólogo, ácrata, teórico y activista, estadounidense falleció el 2 de septiembre a los 59 años. Fue un destacado militante del movimiento “Occupy Wall Street” en el que vaso su libro Somos el 99%. “Una historia, una crisis, un movimiento”. Fue miembro del sindicato revolucionario Industrial Workers of the World (IWW) también conocido como los wobblies).

“Estoy seguro de que nuestros hijos y, definitivamente nuestros nietos no vivirán toda su vida bajo el sistema capitalista”. Esta frase que se está haciendo realidad y que muchos otros analistas están previniendo nos lleva a preguntarnos, ¿será mejor o peor? Esto dependerá de cada uno de nosotros. Lo que para muchos está claro, yo incluido, es que el capitalismo, el mercado voraz, como ente regulador de la sociedad empieza a tener unas grietas cada vez más profundas que imposibilitan seguir un desarrollo y un consumismo desaforados. Para poder construir sociedades distintas tenemos que volver a leer, repensar  y dar vida a hombres como David y tantos otros que fueron construyendo un camino sabiendo que ellos no lo verían terminado, quizás tampoco nosotros lo veamos, pero nuestra pasión es seguir en el camino.

Amigo DAVID GRAEBER, gracias. Que la tierra te sea leve




¿QUÉ NOS PASA? Por BISCUTER.

¡Qué difícil resulta saber lo que nos pasa! Estamos inmersos en lo que Guy Debord llamó “sociedad del espectáculo”, en la que los medios de comunicación juegan un papel clave, construyendo una apariencia que simula la realidad. Esta realidad manipulada nos impide captar lo importante, lo irrelevante, lo complementario, porque en ella no hay lógica, diálogo ni comunicación, solo monólogos. El pensamiento apenas roza los grandes medios de comunicación, sometidos como nunca al poder económico, el mayor de los poderes. La mayoría de la prensa en papel, por ejemplo, es deficitaria (El País perdió en el último año 182 millones), pero se edita todos los días, gracias a la financiación generosa que recibe del Banco Santander, BBVA, la Caixa, HSBC, Iberdrola, fondos de inversión, etc. Les cuesta dinero a estas compañías, pero es un negocio rentable, porque les sirve para ocultar lo que no conviene que sepamos. ¡El espectáculo debe continuar!


Antes del desastre actual, ya estábamos sumergidos en una crisis mundial profunda, una crisis multiforme, tipo matrioska. Pero la del COVID-19 ha supuesto una vuelta de tuerca, insoportable para una gran mayoría. Nos hallábamos atomizados, cada uno en su pequeña tribu, en un entorno regido por la competencia extrema y la ley de la selva. La epidemia ha agravado la enfermedad, imponiéndonos un aislamiento y una distancia social que amenaza con destruir nuestra comunidad política y los territorios comunes donde necesariamente debemos socializarnos. Habrá que estar atentos porque estos son males donde arraigan los fenómenos totalitarios típicamente modernos. 

El espectáculo ofrecido en nuestras pantallas este verano me ha hecho oír voces, como si hubiera tomado algún alcaloide. Les contaré alguno de los episodios más alucinantes. Corinna Larsen y Pablo Iglesias convencieron a Juan Carlos I para que se dedicara, en los últimos cuarenta años, a promocionar la marca España, recaudando jugosas mordidas de los primos del Golfo y del tocomocho nacional. Su alteza todo lo hizo por amor y son la malvada serpiente y el del moño rojo los que no tienen perdón, que esto es un sindiós y antes mueran todos los filisteos que criticar a un inocente que huye, ¡presunto, por supuesto!

Durante el estío hemos sufrido también la fiebre del okupa. No podías bajar a por el pan, porque invadían tu casa una horda de bárbaros. Estabas plácidamente dormido en tu lecho conyugal y sin darte cuenta no estaba al lado tu pareja o el perro, sino un okupa puercoespín, con la cadenita al cuello. El problema de la vivienda se había convertido de repente en el problema de la okupación. Entramos en la fobocracia, el dominio del miedo. Nada se decía que el sector inmobiliario en España es la viva imagen de un capitalismo salvaje. El coste de construir un m2 es de 700 €, pero el m2 se vende a 5.000 €. Nada se decía que hay 160 desahucios al día en España y 3,5 millones de viviendas vacías.  Ni que la Ley anti-ocupación aprobada por el gobierno Rajoy en 2018, contempla el desalojo inmediato, por allanamiento de morada, si alguien ocupa tu domicilio habitual y en el caso de una segunda vivienda de un particular, habitada ocasionalmente, el desalojo se puede efectuar en el plazo de una semana. Son las viviendas vacías, propiedad de los bancos y fondos de inversión, donde el desalojo requiere de trámites más largos y garantistas. Cabe preguntarse ¿Cui prodest? ¿A quién beneficia esta campaña del miedo? En primer lugar a las empresas de seguridad, un negocio muy boyante, que encuentran eco en los medios de comunicación porque invierten millones de euros en publicidad, una publicidad de la que están tan necesitados. En segundo lugar, a los bancos y fondos de inversión, los mayores caseros de España, que desean asegurar sus propiedades sin fisura alguna. Y en tercer lugar, a la derecha y a la extrema derecha, porque la okupación está identificada en su origen con movimientos sociales contestatarios, que consiguieron en toda Europa poner en la agenda pública el gran problema de la vivienda, y que en España se adscriben, de manera simplificada, a la órbita de Podemos, la bestia negra de moda.

Según el FMI la corrupción en España ha tenido un coste de 60.000 millones de euros. Según Eurostat, desde que comenzó la crisis de 2008, se han trasvasado en España 40.000 millones de euros de las rentas del trabajo al excedente bruto de explotación de las empresas. Las empresas del IBEX 35 tienen 311 sociedades en paraísos fiscales. Estos son hechos que podríamos editorializar, diciendo que no falta dinero sino sobran ladrones, pero no son noticias relevantes para esa máquina de picar carne en que se ha convertido la “gran prensa” nacional. En este fin de verano lo que sí que ha estado en las portadas ha sido lo de Messi; la pantera negra de Granada; la linda fusión de Bankia y Caixa Bank; las sospechosas sospechas contra Podemos, convertidas en pena de telediario, y el zarangollo murciano.

La fórmula para dar un vuelco al mundo no la encontraremos en los libros, decía Guy Debord, sino errando. Por la derecha no hay camino que permita errar, solo el que lleva al palacio del Rey y los desiguales.

 

LAS RESIDENCIAS HAN DE SER ESPACIOS DE DIGNIDAD

por Rufino Hernández

Parecía que nos habíamos librado de este covid19, de las pesadillas que han crecido en el confinamiento, de los sermones y aleluyas de los negacionistas, de los que han estado utilizando el virus y nuestros silencios para robar nuestros derechos que, apoyándose en las distancias y aislamientos que nos imponía el bicho, han estado negociando a nuestras espaldas, a escondidas, el nuevo Pacto de Toledo, el sí o el no de la mochila austriaca, o si el modelo inglés de nuestras pensiones. Han aprovechado la ocasión para unir esta crisis sanitaria y económica, para tapar la crisis sistemática y medioambiental en la que estábamos sumidos antes de la llegada de este maldito virus.


Estábamos en esta tesitura, cuando aparece de nuevo este virus que renace, que se extiende, que nos sigue amenazando con nuevos confinamientos en nuestras casas, mientras que los poderes económicos y políticos siguen maquinando cómo aumentar sus carteras y sus estatus.

En esta nueva etapa vírica nos siguen hablando de muertos, pero ya no especifican la edad de los finados, de cuántos proceden de las residencias de mayores. De estas ocultaciones nacen las sospechas de un posible pacto entre dueños y gestores de residencias, con los poderes políticos, con el fin de ocultar estos datos. A nosotros tampoco nos llegan estas informaciones y, ante estos silencios, nacen las dudas. Dudas basadas en los múltiples intereses de las empresas multinacionales, del gran capital nacional y de la Iglesia, que se lucran de este sector.

Como hemos dicho muchas veces, estas residencias necesitan una profunda remodelación de sus estructuras. Es necesario que sus habitaciones sean individuales o de pareja de convivencia; que el espacio de las habitaciones, ahora de ocho metros cuadrados, se multipliquen por tres y las de parejas por cinco; que tengan diferentes salas de multiusos para que realicen las diferentes actividades que demanden y les ayuden a fomentar la sociabilidad; tienen que tener espaciosas zonas de recreo.

Con estructuras similares a esta propuesta, se hubiera evitado la sensación de encarcelamiento y soledad que han tenido que padecer nuestros mayores en el pasado confinamiento y, sobre todo, se podrían haber salvado muchas vidas.

Con esta nueva estructura de residencias, el usuario podría sentirse como en su propia casa, disfrutaría de la sensación de haberse cambiado de domicilio. Para que todo esto sea posible, es necesario que, desde las diferentes administraciones, se plasme un nuevo concepto de residencias, dotadas con nuevas normas gerenciales, desde las que se potencie al morador, para que éste siga siendo y sintiéndose útil y un miembro activo de la sociedad. Siga desarrollando sus saberes y potencialidades humanas, siga siendo el artífice de su propia vida hasta sus últimos días. 

Todo esto exige que estas residencias no pueden ser un negocio privado. Han de ser una parte más de los Servicios Públicos competenciales del Estado que, con su descentralización autonómica, son éstas las que tienen que gestionar al cien por cien estos establecimientos.

Las actuales residencias públicas, las gestionadas por la administración, también tienen que evolucionar, tienen que reconvertirse, tienen que salir de su penosa situación, dejar de ser víctimas de los recortes económicos, dotarse del personal suficiente y formado, librarse de tanta burocracia asfixiante, y de los reyezuelos de turno. 

Es necesario que se promulgue una ley de mínimos y de obligado cumplimiento que abarque a todo el Estado, que unifique las diferentes normas autonómicas.

También debe ser obligado por ley, que todas las poblaciones de más de veinte mil habitantes, a la hora de confeccionar sus planes urbanísticos, deben preservar suficientes terrenos para estos inmuebles. Los mayores tienen que seguir viviendo en su original entorno, no pueden vivir aislados, ni se pueden crear guetos con ellos. Es necesario que las residencias permitan mantener el arraigo y vida social activa de los mayores. 

Las personas que decidan cambiar de casa y vivir en una residencia, conservarán todos sus derechos, como la sanidad pública, los beneficios que le otorgue la ley de la dependencia, así como todos los demás derechos y deberes a los que, como ciudadano, les corresponden.

Al dignificar a nuestros mayores, nos estamos dignificando a nosotros mismos y a toda nuestra sociedad.

 

INICIO DE CURSO por LA MORADA

Este año sufrimos, aparte de la pandemia mundial por el COVID-19 otra igual de importante y que pretende ni más ni menos, que el borrado de las mujeres del espacio público. Tomo de referente a Teresa Mollá que siempre ha dicho que el patriarcado se reinventa y se camufla para mantener el orden de privilegios que les otorga a los hombres dicho sistema jerárquico de dominación-opresión. Pues bien, en estos momentos existe una gran ofensiva patriarcal a la que el movimiento feminista va a tener que seguir haciendo frente.

Hay grandes frentes abiertos. A saber, mejor dicho, a recordar:

-. La abolición de la prostitución y de la pornografía como formas de violencias extremas contra las mujeres y las niñas. Y por tanto de la trata de personas con fines de explotación sexual

-. La prohibición expresa de la explotación reproductiva de las mujeres en forma de vientres de alquiler.

-. La actividad permanente en la denuncia del borrado de las mujeres que algunos partidos posmodernos y de la pseudo izquierda quieren legalizar al menos en el Estado Español.

-. La mejora en la lucha contra las violencias machistas que, como acabamos de ver en la macroencuesta sobre el tema, constatamos que son unas violencias que no solo no cesan, sino que aumentan. Es necesaria y urgente una reforma de la actual legislación en esa materia, para reforzar la prevención, la educación afectivo sexual en las aulas y la coeducación como sistema que refuerza relaciones humanas simétricas y horizontales además de, por supuesto, no jerarquizadas entre las mujeres y los hombres.


-. La mejora en la investigación sobre la salud específica de las mujeres más allá de los períodos específicos del embarazo y la lactancia. Y también y por supuesto, adecuar la investigación farmacológica a las características específicas de los cuerpos de las mujeres y sus propias fisiologías y metabolismos específicos.

-. Mantener la denuncia sobre la hipersexualización de las niñas desde su más tierna infancia, con fines comerciales o de otra índole, como el soporte a la pedofilia o a los abusos de estas niñas.

-. Por supuesto mantener una actitud absolutamente beligerante con la mutilación genital femenina, no solo en el Estado Español, sino en todo el mundo y combatirla con información, sensibilización y formación en origen.

-. No podemos dejar de mantener las luchas contra las segregaciones laborales horizontales y verticales que sufrimos las mujeres. Así como las brechas salariales e incluso digitales que nos afectan por ser mujeres. Hemos de combatirlas con uñas y dientes cada día.

Seguro que se me “olvidan” ahora y aquí muchos temas. Convencida estoy de ello. Temas como los problemas de las mujeres inmigrantes, las refugiadas, las que tienen diversidad funcional o intelectual, las mujeres negras o las indígenas, y así un largo etc. Pero todas, absolutamente todas, tenemos algo en común: la opresión patriarcal.

Una opresión que, en mayor o menos grado, nos intenta someter incluso antes de nuestro nacimiento y de diferentes maneras. Así como a lo largo de nuestras vidas, imponiéndonos cómo hemos de ser y qué se espera de nosotras, y de lo contrario seremos tachadas (y en mi caso a mucha honra) de feministas radicales. Y digo que en mi caso a mucha honra porque la expresión “radical” viene de “raíz” y por eso sigo luchando cada día, para erradicar las desigualdades de sexo y de clase, cada día. Por eso me siento orgullosa de ser una feminista radical.

Como vemos en este resumen del arranque de curso, las feministas radicales, tenemos trabajo por delante. Pero somos muchas, cada día más, las que hemos descubierto en el feminismo y en la lucha de clases un compromiso vital con la justicia social y con la solidaridad y la sororidad.

Por eso, y después de un descanso, vuelvo a escribir para poder aportar, de esta manera también, mi granito de arena al activismo feminista y social. Ya no sé vivir sin las gafas violetas y rojas. Es el precio que hay que pagar por seguir creyendo que las ahora utopías, mañana serán realidades.

 

 

MENDEZILLOS NEWS

Díaz Ayuso nombra como responsable científico contra la COVID-19 a Arévalo

La presidenta barajó otros nombres como los de Bertín o Miguel Bosé, pero se decantó por el cómico porque “Madrid es España, Don Benito es Éibar, Levante-Las Palmas equis…”

 ---------------

Pablo Casado disuelve el PP y entrega las carpas y las narices de payaso

Tras descubrirse que el supuesto partido político sólo era una tapadera para montar el circo, ha decido dar un paso adelante y legalizarlo con el nombre de “Circo Bigotazos”

 --------------

El rey Felipe VI lleva su currículum al “Circo Bigotazos”

Se lo recogió Rafita Hernando, figura destacada del espectáculo, quien le afirmó que había sitio para toda la familia y que incluso “El Emérito” podía ejercer de jefe de pista

 --------------

Vox propone que en las siguientes elecciones sólo voten los jueces

La formación ultra lo ha propuesto como una medida de “responsabilidad y ahorro, aunque si la dictadura progre pone pegas, estamos dispuestos a abrir esta opción a policías y militares”, indicaron

 --------------------

De la Rosa se compromete a hacer algo de izquierdas antes del fin de la legislatura

El alcalde ha declarado, tras la promoción de viviendas privadas en Artillería y la propuesta de otro bulevar, que algo se le ocurrirá “de aquí a 2023”, pero que tampoco agobiemos “con las prisas”


 POESIA:

 

CANCION DE LA HOZ Y EL HAZ

En memoria de Pedro Casaldáliga.

Con un callo por anillo

monseñor cortaba arroz

¿Monseñor “martillo

y hoz”?

Me llamarán subversivo

Y yo les diré lo soy

Por mi pueblo en lucha vivo

Con mi pueblo en marcha voy

Tengo fe de guerrillero

y amor de revolución

Y entre evangelio y canción

sufro y digo lo que quiero

Si escandalizo primero

quemé el propio corazón

al fuego de esta Pasión

cruz de Su mismo Madero

Incito a la subversión

contra el poder y el dinero.

 

El 8 de agosto falleció en Sao Félix do Araguaia, Brasil el obispo Pedro Casaldáliga. Fueron 92 años de una vida llena de generosidad y lucha por los olvidados. Su vida, su coherencia y su compromiso resultó incomoda tanto para la iglesia acomo­dada, como para el gobierno de Brasil. Su arma fue la palabra. Consiguió extender esa palabra de denuncia a través tanto de la poesía como de artículos, conferencias y obras literarias. “Des­pués de la sangre, la palabra es el poder mayor que existe”

Desde este pequeño panfleto te decimos. Amigo, gracias por la vida que regalaste a la humanidad. Que la tierra te sea leve.


Jeremy Rifkin: «Nos enfrentamos a la sexta extinción 
y la gente ni siquiera lo sabe»

reflexiones de una entrevista

https://www.climatica.lamarea.com/jeremy-rifkin-entrevista/

 

El sociólogo Jeremy Rifkin (Denver, 1945), que se define como acti­vista en favor de una transformación radical del sistema basado en el petróleo y en otros combustibles fósiles, lleva décadas reclamando un cambio de la sociedad industrial hacia modelos más sostenibles. Asesor de gobiernos y corporaciones de todo el mundo, ha escrito más de veinte libros dedicados a proponer fórmulas que garanticen nuestra pervivencia en el planeta, en equilibrio con el medio am­biente y también con nuestra propia especie

No podemos decir que esto nos haya cogido por sorpresa. Todo lo que nos está ocurriendo se deriva del cambio climático, del que han venido advirtiendo los investigadores y yo mismo desde hace tiempo. Hemos tenido otras pandemias en los últimos años y se han lanzado advertencias de que algo muy grave podría ocurrir. La acti­vidad humana ha generado estas pandemias porque hemos alterado el ciclo del agua y el ecosistema que mantiene el equilibrio en el planeta. Los desastres naturales –pandemias, incendios, huracanes, inundaciones…– van a continuar porque la temperatura en la Tierra sigue subiendo y porque hemos arruinado el suelo. Hay dos factores que no podemos dejar de considerar: el cambio climático provoca movimientos de población humana y de otras especies; el segundo es que la vida animal y la humana se acercan cada día más como consecuencia de la emergencia climática y, por ello, sus virus viajan juntos.

Ya nada volverá a ser normal. Esta es una llamada de alarma en todo el planeta. Lo que toca ahora es construir las infraestructuras que nos permitan vivir de una manera distinta. Debemos asumir que estamos en una nueva era. Si no lo hacemos, habrá más pandemias y desas­tres naturales. Estamos ante la amenaza de una extinción.

Lo primero que debemos hacer es tener una relación distinta con el planeta. Cada comunidad debe responsabilizarse de cómo establecer esa relación en su ámbito más cercano. Y sí, tenemos que emprender la revolución hacia el Green New Deal global, un modelo digital de cero emisiones; tenemos que desarrollar nuevas actividades, crear nuevos empleos, para reducir el riesgo de nuevos desastres. La glo­balización se ha terminado, debemos pensar en términos de gloca­lización. Esta es la crisis de nuestra civilización, pero no podemos seguir pensando en la globalización como hasta ahora, se necesitan soluciones glocales para desarrollar las infraestructuras de energía, comunicaciones, transportes, logísticas, …

Tenemos que empezar con la manera en la que organizamos nuestra economía, nuestra sociedad, nuestros gobiernos; por cambiar la for­ma de ser en este planeta. La nuestra es la civilización de los combus­tibles fósiles. Se ha cimentado durante los últimos 200 años en la ex­plotación de la Tierra. El suelo se había mantenido intacto hasta que empezamos a excavar los cimientos de la tierra para transformarlo en gas, petróleo y carbón. Y pensábamos que la Tierra permanecería allí siempre, intacta. Hemos creado una civilización entera basada en el uso de los fósiles. Hemos utilizado tantos recursos que ahora estamos recurriendo al capital de la tierra en vez de obtener benefi­cios de ella. Estamos usando una tierra y media cuando solo tenemos una. Hemos perdido el 60% de la superficie del suelo del planeta; ha desaparecido y se tardará miles de años en recuperarlo.

Tenemos que empezar con la manera en la que organizamos nuestra economía, nuestra sociedad, nuestros gobiernos; por cambiar la for­ma de ser en este planeta. La nuestra es la civilización de los combus­tibles fósiles. Se ha cimentado durante los últimos 200 años en la ex­plotación de la Tierra. El suelo se había mantenido intacto hasta que empezamos a excavar los cimientos de la tierra para transformarlo

en gas, petróleo y carbón. Y pensábamos que la Tierra permanecería allí siempre, intacta. Hemos creado una civilización entera basada en el uso de los fósiles. Hemos utilizado tantos recursos que ahora esta­mos recurriendo al capital de la tierra en vez de obtener beneficios de ella. Estamos usando una tierra y media cuando solo tenemos una. Hemos perdido el 60% de la superficie del suelo del planeta; ha desa­parecido y se tardará miles de años en recuperarlo.

Nos enfrentamos a la sexta extinción y la gente ni siquiera lo sabe. Dicen los científicos que van a desaparecer la mitad de todos los hábi­tats y animales de la tierra en ocho décadas. Ese es el marco en el que estamos, nos encontramos cara a cara con una extinción en potencia de la naturaleza para la que no estamos preparados.

He sido parte de este movimiento en favor del cambio desde los años 70 y creo que se nos ha pasado el tiempo que necesitábamos. Nun­ca volveremos dónde estábamos, a la buena temperatura, a un clima adecuado… El cambio climático va a estar con nosotros por miles y miles de años; la pregunta es: ¿podemos nosotros, como especie, ser resilientes y adaptarnos a ambientes totalmente distintos y que nues­tros compañeros en la tierra puedan tener también la oportunidad de adaptarse?


Si me preguntan cuánto tiempo nos llevará cambiar a una economía no contaminante, nuestros científicos en la cumbre europea del cam­bio climático en 2018 dijeron que nos quedaban 12 años; ya es menos lo que nos queda para transformar completamente la civilización y empezar este cambio. La Segunda Revolución Industrial, que provocó el cambio climático, está muriendo. Y es gracias al bajo coste de la energía solar, que es más rentable que el carbón, el petróleo, el gas y la energía nuclear. Nos estamos moviendo hacia una Tercera Revolución Industrial.

La nueva Revolución Industrial trae consigo nuevos medios de co­municación, energía, medios de transporte y logística. La revolución comunicativa es Internet, como lo fueron la imprenta y el telégrafo en la Primera Revolución Industrial en el siglo XIX en Reino Unido o el teléfono, la radio y la televisión en la segunda revolución en el siglo XX en Estados Unidos. Hoy tenemos más de 4 000 millones de personas conectadas y pronto tendremos a todos los seres humanos comunica­dos a través de Internet; todo el mundo ahora está conectado. En un periodo como el que vivimos, las tecnologías nos permiten integrar a un gran número de personas en un nuevo marco de relaciones econó­micas. El Internet del conocimiento se combina con el Internet de la energía y con el Internet de la movilidad. Estos tres Internet crean la infraestructura de la Tercera Revolución Industrial. Estos tres Internet convergerán y se desarrollarán sobre una infraestructura de Internet de las cosas que reconfigurará la forma en que se gestiona toda la acti­vidad en el siglo XXI.[...]

 

COMO SIEMPRE MANDAN
LOS DE SIEMPRE

camino natural Santander-Mediterráneo,tramo Castellanos de Bureba / Cidad-Dosante.

por Ecologistas en Acción

El CEDER MERINDADES, con financiación europea a tra­vés de la dirección general de desarrollo rural innovación y formación agroalimentaria del ministerio de agricultura pesca y alimentación está llevando a cabo la construcción del camino natural Santander-Mediterráneo, tramo Castellanos de Bureba / Cidad-Dosante, se trata de sobre la antigua plataforma del tren Santander Mediterráneo, hacer una via natural para uso y disfrute de todos.

Esto no tendría más interés. Salvo el de felicitar a sus promotores, sin embargo, en el desarrollo del proyecto ha apa­recido un propietario de una finca, LA SANTE en OÑA, co­lindante con el nuevo camino rural, a quien al parecer no le gustan paseantes y caminares cercanos a su finca y tampoco sería noticia si nuestras autoridades no tuvieran en cuenta sus quejas.

Pero claro el dueño de la finca es alguien con influen­cias, grupo Antolin, no solo en Burgos, sino suponemos que también en alturas superiores y al parecer, a diferencia del res­to de loros ciudadano, solo tiene que expresar su oposición a que el camino se haga al lado de su finca para que los respon­sables, en primer lugar, paralicen la construcción y se planteen de modo inmediato la modificación del proyecto.

Así ahora nos encontramos con las obras paradas a la puerta de la finca de la Sante y con lo que el ministerio denomina proble­mas que pueden obligar a modificar el proyecto.


Ya hace unos años que los propietarios pretendieron construir, en plena burbuja inmobiliaria, un centro de vacacio­nes- complejo turístico, que la crisis evitó, ahora, sus propie­tarios, solicitan la modificación del trazado de la vía verde, de forma que se rodee para no atravesar el terreno de la finca, debiendo dejar claro que los terrenos de la plataforma son de dominio público de ADIF, no del grupo Antolín y que la mo­dificación, de llevarse a cabo, supondría construir dos pasare­las sobre el río Oca, en zona inundable, generando problemas de seguridad y en un espacio reconocido como zona LIC por su riqueza natural tan­to en habitats como en especies.

Además, este cambio, al no estar incluido en el proyecto inicial, no ha sido evaluado ambientalmente, lo que es un requisito pre­vio y necesario para que se pueda realizar.

La modificación del trazado carece de fundamento alguno, más allá de la voluntad y el deseo de los propietarios de una finca LA SANTE y por lo tanto es impensable que en un estado de derecho y democrático puedan ocurrir estas cosas, esperamos, que por una vez se respete el estado de derecho y no la arbitrariedad, que no ocurra algo tan democrático como es que manden los de siempre, las influencias. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner